Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
El poder del comercio internacional en la recuperación económica

A la fecha el mundo cuenta con 14 millones de contagiados con COVID-19 y el PIB mundial espera contraerse 4,9 % en 2020 según los cálculos del Fondo Monetario Internacional. Al mismo tiempo, los incrementos en la pobreza, el desempleo y la desigualdad parecen inexorables ante una crisis generada por la reacción de política frente al coronavirus. Después de la fase de contención vendrá la de recuperación económica, y en ella el comercio internacional jugará un papel como nunca.
 

El éxito de la reactivación dependerá de no permitir un continuo deterioro del comercio internacional; por el contrario, el desarrollo de mediano plazo irá más allá de establecer relaciones benéficas con el sector externo.
 

Desde las vísperas de la Primera Revolución Industrial hasta hoy, la historia ha mostrado que el comercio entre países es uno de los motores de generación de riqueza y bienestar. Los retos impuestos por el nuevo coronavirus han planteado nuevos desafíos para el desarrollo, en particular para el comercio y los procesos de integración económica. Dichos frentes ya venían con heridas abiertas y esta crisis solo profundizó problemas del pasado; incluso el conflicto de comercio entre Estados Unidos y China era uno de los principales determinantes de los sentimientos de optimismo o pesimismo en los mercados financieros mundiales.
 

Cuando las guerras comerciales se empiezan a divisar en el horizonte, casi siempre se generan tensiones que terminan en crisis económicas peores; un periodo entre guerras del siglo XX es un buen ejemplo de ello.
 

Puedes leer: Un Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFLP) lejano de la reactivación económica.
 

Por esto, gran parte de los esfuerzos de los organismos multilaterales durante la crisis actual se han enfocado en garantizar el flujo del comercio y que este no se vea afectado por el pánico económico. La reacción de los países ante la pandemia del COVID-19 cuenta con tres matices comunes: restricciones a las exportaciones, medidas de provisión de materias primas y bienes esenciales, y modificación de los procesos de importación.


A pesar de que el objetivo de todos los países es mantener las cadenas de oferta de bienes esenciales y médicos, a nivel global el riesgo identificado por la Organización Mundial del Comercio (OMC) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es un fallo de coordinación que puede colapsar el sistema de comercio internacional.
 

A continuación se explicarán algunos mecanismos que soportan este temor de diversos analistas económicos que confiamos –basados en evidencia– en los beneficios del comercio internacional.

La cancelación de viajes internacionales ha reducido la oferta de envío de carga internacional. Este hecho, junto con el aumento en la demanda por bienes y servicios esenciales, ha incrementado el precio de dichos envíos, entre 30 y 60 % en China y en algunas rutas entre Estados Unidos y Europa respectivamente1. El cierre de los viajes internacionales también ha generado un incremento de los tiempos de despacho del comercio internacional, ralentizando así la entrega de bienes esenciales como alimentos, medicinas y equipos médicos, entre otros.
 

Por otra parte, las medidas individuales de los países han estado enfocadas en incrementar las tarifas arancelarias a insumos médicos, lo cual, en el agregado solo genera una disrupción de incentivos para la producción y comercialización de estos, dado que los mercados internos –sobre todo de los países de renta media y baja– no pueden responder la demanda de la crisis con el paso requerido.
 

Te puede interesar: Hipoteca inversa, una decisión voluntaria que requiere de conocimiento financiero.


Según un análisis de la OCDE, de la OMC y del International Trade Center, con corte a abril, unos 60 países habrían establecido restricciones a exportaciones de bienes esenciales, en particular alimentos y medicamentos. El economista Simon Evenettt2 también plantea que muchos países mantienen tarifas alrededor de 10 % en los test de COVID-19.
 

En insumos médicos se ha identificado la necesidad de incrementar la oferta global, especialmente de ventiladores y mascarillas; distintas medidas se han implementado, mediante la asociación con el sector privado e incentivos a la producción local. Sin embargo, la mayoría de las medidas han estado enfocadas en la restricción a su exportación, generando un problema para otros países que no tienen suficiente producción interna o capacidades logísticas de importación y negociación internacional, según señala la OCDE en su informe 2020.
 

Este fenómeno es un escenario desfavorable en la pandemia, sobre todo para los países de bajos y medianos ingresos que no tienen la base manufacturera y dependen del comercio internacional para suplir la demanda de insumos médicos.


Más dificultades


La OCDE y la OMC han identificado dificultades significativas en mantener las cadenas globales de suministro de alimentos. Las demoras producto de la baja en el tráfico global aéreo y marítimo, y la caída en la demanda de la industria hotelera y de restaurantes han generado una pérdida general en la oferta de alimentos en un ambiente global de incremento del hambre, según las cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en este año.


En este sentido, serán necesarios nuevos protocolos fitosanitarios tanto para garantizar la oferta en los países afectados como para no erosionar aún más los niveles de comercio internacional y evitar a toda costa hambrunas en los segmentos más vulnerables de la población mundial, que han sido los más afectados por la crisis3.


Además: La última oportunidad para repensar la sociedad del crecimiento.
 

De este modo, a nivel macroeconómico, parte de salvaguardar el comercio como estrategia de combate a la pandemia es remover tales tarifas en insumo médico y evitar las restricciones a las exportaciones de bienes básicos, equipamiento médico y productos alimenticios. Pero evitar incrementar más las tensiones comerciales será complejo dada la situación actual de la OMC. La institución multilateral tiene deshabilitado el mecanismo de resolución de conflictos comerciales, una de las pocas instancias en las que ha funcionado la resolución de conflictos multilaterales.


Al mismo tiempo, la institución no contaba con la renuncia de su director general Roberto Azevedo, de modo que continúa acéfala y sin la posibilidad de realizar una ronda de negociaciones para aliviar las tensiones producto de la crisis.


No estancar el comercio requiere de acciones de cooperación y confianza en mínimo tres frentes: la provisión de materias primas y bienes y servicios esenciales, la no promulgación de restricciones a las exportaciones de países, y la minimización de riesgos de salud en los procesos de importación.


La recuperación económica no va más allá de volver a políticas proteccionistas –como algunos gobernantes y colegas han planteado–, sino de establecer relaciones estratégicas con el sector externo fomentando el libre comercio justo, y al mismo tiempo evitar a la discrecionalidad y evolucionar a un sistema de comercio internacional basado en reglas. A los países que deben diversificar sus estructuras productivas y de exportación, como los latinoamericanos, es el único camino que nos serviría.

 


1 https://www.eastasiaforum.org/2020/06/21/new-contagion-afflicts-us-china-relations/

2 http://pubdocs.worldbank.org/en/756611587587532919/Evenett-WB-April-2020.pdf

3 Kharas & Hammel, 2020.

Relacionados

3778,3779,3047

En Colombia se consideran como residuos peligrosos los elementos de bioseguridad que se usan durante una pandemia, como tapabocas de un solo uso,...

Las políticas públicas median entre valores que existen en una sociedad, pues si bien se apoyan en conceptos de expertos, finalmente son productos...

Al comienzo de la pandemia surgieron reportes internacionales que señalaban que los niños no eran un alto foco de contagio de COVID-19; aun así, los...

Las comunidades indígenas ocupan el 60 % del territorio colombiano, el cual posee un cúmulo de recursos biológicos y áreas geográficas diversas como...

The world crisis of 1928 destroyed the sources of work in Colombia and also reduced employment to unsuspected levels, creating massive and...

Consejo Editorial