Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Efectos ambientales positivos de la pandemia por Coronavirus

Pareciera que este virus finalmente nos infectará a todos, dejando a algunos con una resistencia inmune adquirida y a otros con condiciones delicadas de salud o algo peor. Sin embargo, las condiciones -buenas o malas- dejan lecciones de vida: esta pandemia que ha obligado a cerrar temporalmente algunas industrias, a parar algunas actividades económicas y a permanecer en casa por un tiempo, ha dejado algunas lecciones importantes en lo relacionado con el ambiente en que vivimos. Que vale la pena analizar a la luz de nuestro efecto en la salud del ambiente.
 

Ya que el SARS-Cov 2, más popularmente llamado coronavirus, se reportó primero en China, éste fue el primer país en tomar medidas de confinamiento de las personas en sus casas y en detener temporalmente algunas de sus industrias. Dichas medidas llevaron a que ese país, el mayor contaminante a nivel mundial, redujera dicho nivel, según lo mostró la NASA en fotografías de satélite tomadas a finales de enero de 2020.
 

En esas imágenes, se muestra una disminución del dióxido de carbono (CO2)entre un 25 y un 50 % en varias ciudades, en comparación con el mismo mes, en 2019. Esto implica que China emitió 150 millones de toneladas métricas de CO2 menos que en el mismo período el año pasado. Para contextualizar, esa cantidad, eso es más o menos todo el dióxido de carbono que la ciudad de Nueva York emite durante un año.
 

También se disminuyó el dióxido de nitrógeno, NO2, producido principalmente por los vehículos. Además, los chinos consumen menos carbón, petróleo y acero, dejando un impacto positivo al reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).
 

Pero esto es solo en China. A medida que otros países han decretado la cuarentena en sus territorios, la mejora de algunos parámetros ambientales, ha sido notoria como se sugiere en este artículo de The Guardian.
 

Con respecto al consumo energético de las industrias, este disminuyó en varios países, pero aumentó en el consumo doméstico de energía. Primero en China pararon las fábricas, y luego en otros países, con lo que el consumo bajó a niveles que no se tenían hace décadas. También ha parado o al menos disminuido el transporte por cualquier medio. El mercado del petróleo, está en su nivel más bajo desde hace 18 años. Y todo esto ha contribuido a la mejora de la calidad del aire y del agua en algunos lugares.
 

Y posiblemente uno de los efectos ambientales que genera más esperanza, es que la fauna se ha dado algunas libertades y ha empezado a visitar lugares que hace años no exploraban. Se han visto por primera vez en años: zorros caminando por barrios del norte de Bogotá, delfines nadando en la Bahía de Cartagena gracias a la restricción náutica, una cría de zorro cangrejero en Bucaramanga, zarigüeyas con sus crías en Neiva, ciervos en Nara, Japón, pumas en Santiago de Chile, jabalíes en Barcelona, jaguares en Cancún, México, peces en los canales de Venecia, ardillas en la ciudad de Granada, pavos reales en Madrid, y otros animales en ciudades de otros países, aprovechando las urbes solitarias por el confinamiento de la cuarentena.
 

Otro efecto positivo de esta pandemia es que se prohibió el comercio con animales salvajes, lo cual aliviará la presión sobre las poblaciones de algunos animales, que ya estaban entrando en riesgo de extinción. Por ejemplo, el pangolín, el animal más traficado del planeta, dado que su carne tiene un alto precio y algunas de sus partes se comercializan con la idea absurda de poseer propiedades medicinales. Dicha prohibición permitirá que las poblaciones de pangolín se reproduzcan lo suficiente para salvar a las poblaciones.
 

Estos efectos nos llevan a pensar un poco en los efectos positivos en el ambiente cuando el ser humano no está destruyendo, invadiendo o contaminando los ambientes de tantas partes del mundo.
 

Esta situación pandémica nos lleve a reconsiderar nuestra forma de relacionarnos con el planeta y nos lleve a una nueva forma de vivir nuestro entorno. Tal vez es más urgente de lo pensado, que nuestra vida sea más sostenible.


Tal vez debamos alinearnos más con la naturaleza, y menos con nuestro propio aberrante estilo de vida. Tal vez debamos dejar de darle un valor exótico a comer algunos animales. Tal vez esto es un llamado a cambiar nuestra forma de interactuar con el planeta. Tal vez hay que cambiar los paradigmas con los que vivimos. Y tal vez, solo tal vez, de no respetar apropiadamente al ambiente, lleguemos a vivir consecuencias aún más nefastas para todos.

Relacionados

3308,3048,3047,3309,3187

El virus Nipah se descubrió hace 21 años en el sudeste de Asia en pacientes asintomáticos y con una alta mortalidad. El virólogo Manuel Vargas,...

In the world, the nutritional status of children is an indicator of socioeconomic welfare; however, to define it, they must isolate malnutrition...

Desde que se dio a conocer la aparición del nuevo coronavirus, diversos grupos comenzaron a estudiar la información y adelantaron ensayos clínicos sin...

La telemedicina es un conjunto actividades relacionadas con la salud, los servicios y métodos que han permitido que procesos complejos en la medicina...

Así lo expresó el profesor español José María Ezquiaga Domínguez, de la Universidad Politécnica de Madrid, en el programa Punto Crítico de UN...

Consejo Editorial