Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Dólar: ¿alguien quiere pensar en la devaluación?

La economía colombiana no termina de recuperarse de la caída internacional de los precios de las materias primas ocurrida entre 2014 y 2016, y los principales indicadores macroeconómicos no vislumbra un mejor escenario. El desempleo sigue en ascenso y de vuelta a los dos dígitos, pues en lo que va del año la tasa de desocupación se ubica en promedio en 10,9 %, por encima del 10 % de 2018 y del 9,8 % de 2017.

La inflación también vuelve a entrar al ruedo, pues en julio rozaba el límite superior del rango meta establecido por el Banco de la República, con un 3,78 %. La confianza de los consumidores tampoco repunta, manteniéndose en promedio negativo durante el último año. Todo esto se suma al pesimismo de los hogares sobre las condiciones económicas del país. 

¿Qué pasó? Al cierre de 2018 el porcentaje de pobreza monetaria que se mantuvo en 27 %, sin ninguna variación, mientras que la pobreza multidimensional llegó al 19% con un aumento de dos puntos porcentuales. 

Ahora, la economía crece por debajo de su potencial y la demanda agregada no despega. Las principales entidades multilaterales mantienen sus proyecciones de crecimiento para cierre de año por debajo del PIB potencial, que según la última actualización del Ministerio de Hacienda es del 3,6 %.

Tanto el Banco Mundial como el Fondo Monetario Internacional esperan un 3,5 % manteniéndose optimistas frente a los resultados de la producción nacional, mientras la Cepal es un poco más cauta y espera un 3,1 %. En cualquier caso las multilaterales tienen la expectativa de que Colombia crezca por encima del promedio de América Latina. 

Ante esto, analistas nacionales e internacionales han incorporado a sus previsiones sobre los últimos resultados de la producción, un ajuste general que dirige sus pronósticos a la baja. 

En promedio, los analistas nacionales esperan que al cierre de 2019 el crecimiento sea del 3,1 %, mientras los externos esperan un 3,0 %.

A esto se suma la fuerte desaceleración del sector de la construcción, el fenómeno migratorio que demanda recursos y tiene efectos sobre el mercado laboral colombiano, y la estrechez fiscal del Gobierno con una ley de financiamiento que no logró cubrir el déficit del presupuesto para el año en curso y que no se deja ver en los datos de inversión del primer trimestre.

Con todo esto, el mercado nacional recibe la semana con una devaluación del peso que llevó al dólar a un máximo histórico de 3.459 pesos. Superior al promedio en lo corrido del año de 3.191 pesos y al promedio de 2018 de 2.956 pesos. 

Esta es una devaluación cercana al 20 % en un año, solo superada en América Latina por Argentina. 

¿Qué hay detrás de la pérdida de valor en las monedas de las economías emergentes?

Las explicaciones en general están atadas a la crisis nerviosa que en estos últimos meses ha vivido la economía global por cuenta de la disputa entre EE. UU. y China.

Aunque desde 1999 el país ha logrado reducir tanto los efectos que las crisis externas tienen sobre economía nacional como las consecuencias de los desajustes en los precios externos de los commodities y las decisiones de política monetaria y cambiaria de Estado Unidos o China y sus rencillas, las alertas sobre la percepción de riesgo de países emergentes parecidos a Colombia siguen teniendo impacto en la economía nacional. 

Este fenómeno, es decir que las dinámicas macroeconómicas de corto plazo estén determinadas en mayor medida por los choques externos (negativos o positivos) es lo que José Antonio Ocampo ha llamado “dominancia de la balanza de pagos”, que describe bastante bien lo que le ocurre a la economía Colombia. 

Las razones del alza del dólar

Es probable que el colombiano “de a pie” no sepa bien qué ocurrió, pero seguramente sí espera que los tiquetes de avión, los bienes de tecnología –como celulares, computadores, consolas de videojuegos, entre otros– o los insumos que debe comprar fuera del país –como partes de máquinas y demás– sean más costosos.

Aunque la subida en el tipo de cambio no es del todo una sorpresa, pues está en línea con la tendencia de los últimos tres años, lo que el mercado no esperaba era la magnitud del alza. Las previsiones del marco fiscal de mediano plazo sobre la tasa de cambio contemplan un valor de 3.171 pesos para 2019 con un límite superior de 3.242 pesos asumiendo que el barril de petróleo no baje de los 60 dólares/barril.

Pero al menos, tres factores de procedencia externa terminaron por afectar el turbulento panorama colombiano limitando el ya estrecho margen de maniobra del Gobierno nacional. 

El primer factor –ampliamente abordado en la prensa– está relacionado con el más reciente episodio de la disputa comercial entre Estados Unidos y China, que terminó con una devaluación del yuan (7 yuanes por dólar) por parte del Gobierno chino como respuesta al anuncio estadounidense de imponer un arancel del 10 % a los productos chinos a partir del primero de septiembre. Esto desató la percepción de riesgo en los mercados internacionales. 

La inestabilidad generada se reflejó en el aumento de los indicadores de riesgo país como el EMBI (Indicador de Bonos de Mercados Emergentes), que para Colombia pasó de 188 puntos básicos el viernes, a 196 el lunes. Los inversionistas trasladaron sus posiciones hacia activos refugio, como el dólar estadounidense, el yen japonés y el oro, lo que provocó la devaluación de las monedas de los mercados emergentes. 

El segundo es el ajuste a la baja de 0,25 % de la tasa de interés estadounidense por parte de la Reserva Federal. Se esperaría que la baja en la tasa de interés genera mayor liquidez en los mercados internacionales y por tanto mayor cantidad de dólares disponibles en las economías emergentes fortaleciendo sus monedas. Pero lo que puede haber ocurrido es que las expectativas favorables sobre la expansión de la economía estadounidense hayan primado y hayan fortalecido el dólar como moneda de reserva generando un efecto devaluador en las economías emergentes. 

El tercer factor puede estar relacionado con la baja registrada en los precios del petróleo que viene presentándose desde abril, luego de alcanzar los 74 dólares/barril. El Brent, que es la referencia para Colombia, no bajaba de los 60 dólares/barril desde enero de este año y se vendió el lunes 12 de agosto en 54,50 dólares/barril. Aunque desde hace ya un tiempo la relación entre precio del petróleo y devaluación parece haberse reducido, pudo haber algún efecto sobre la moneda local. 

¿Qué viene con el dólar en esta situación?

Se supone que las devaluaciones son positivas para quienes exportan, que abaratan nuestros bienes en relación con los bienes extranjeros haciéndolos más atractivos y competitivos, lo que implicaría una mayor demanda y con ello un mayor ingreso agregado. Pero, en un escenario como el actual, con los precios del petróleo cayendo, las previsiones sobre el crecimiento mundial a la baja y las inestabilidades externas afectando los mercados emergentes, es posible que el saldo no sea del todo positivo. 

La parte negativa de la devaluación tiene al menos dos frentes: el primero es que se pueden reforzar las presiones inflacionarias ya en aumento, pues los bienes importados que son parte fundamental de la canasta de consumo y de la estructura productiva del país se encarecen y terminan presionando al alza los precios. El segundo es que la deuda pública denominada en dólares se encarece, lo que implica un mayor pago de intereses y restricciones presupuestales para el Gobierno. 

Este es un llamado de atención: la discusión del Presupuesto General de la Nación que tomará mayor protagonismo en los meses que se aproximan está sujeta a gastos inflexibles e ingresos insuficientes. Ante esto, ¿alguien quiere pensar en la devaluación?

Relacionados

2297,201,1472,2454,21,505,258

La devaluación del peso sigue en aumento y es un fenómeno que tiene que ver directamente con el aumento del dólar. ¿Cuál es el impacto de esta deuda...

China, la segunda potencia del mundo después de Estados Unidos, cumple 70 años de nacimiento como República Popular China, inmersa en un proceso de...

A esta conclusión llegaron dos expertos de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) en el programa Punto Crítico, de UN Televisión. Más allá de un...

Así lo aseguraron expertos en UN Análisis de UN Radio (98.5 FM), al hablar sobre las protestas que se viven en Hong Kong, una de las dos regiones...

A esta conclusión llegaron expertos en UN Análisis, de UN Radio (98.5 FM), al discutir sobre las causas del aumento del desempleo en Colombia. La...

Consejo Editorial