Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
“Disminuir la desigualdad social es el reto más urgente de nuestras sociedades”

Una de las frases más empleadas para definir lo que hacen es la de “profesionales que buscan reducir el sufrimiento humano en todas sus expresiones”. Son, en cualquier caso, los que a menudo descubren en primera instancia las grietas por las cuales las sociedades pueden estar en riesgo de desintegrarse en un momento dado.

Hace una semana se reunieron cerca de 400 en la Universidad Nacional de Colombia (UN), con ocasión del “XXII Seminario latinoamericano y del Caribe de escuelas de trabajo social”, organizado por el Consejo Nacional para la Educación en Trabajo Social y la Asociación Latinoamericana de Enseñanza e Investigación en Trabajo Social.

¿Cuál es la visión que tienen hoy de América Latina los trabajadores sociales, que tanto en su labor transversal en la intervención directa, como en la docencia, la supervisión, la mediación o la prevención perciben los cambios que van viviendo las sociedades en el día a día? UN Periódico Digital habló con una de las participantes en el evento, la argentina Silvana Martínez, doctora en Ciencias Sociales y magíster en Trabajo Social de la Universidad Nacional de Entre Ríos, docente Investigadora de la Universidad Nacional de Misiones (Argentina) y presidenta de la FITS.

UN Periódico Digital (UNPD): desde la perspectiva del trabajo social, ¿cuál es el mayor cambio que ha vivido América Latina recientemente?

Silvana Martínez (S.M.): la privatización de ciertos servicios públicos que hemos padecido en las últimas décadas en América Latina ha sido una transformación muy importante porque ha significado un cambio en la concepción que se tiene de los derechos.

Así, esas formas de sufrimiento que encontramos con frecuencia en nuestras sociedades (pobreza, desamor, ignorancia, por ejemplo) no tienen una respuesta adecuada pues las empresas que prestan ahora muchos de los servicios públicos tienen prevalentemente una visión mercantilista y el Estado no asegura a la población más vulnerable el acceso a derechos fundamentales (salud, educación, vivienda).

La noción predominante y normalizada es que solo quienes tienen los recursos económicos pueden “consumir” determinados servicios. Resulta, entonces, que no hay derechos sino privilegios.

Concentración, exclusión y desigualdad

UNPD: ¿Cuáles son los problemas más agobiantes de nuestra región?

S.M.: las desigualdades sociales, en primer lugar, que son muchas y se van entrecruzando con otro gran problema, la exclusión social. Esta ya no viene solo como consecuencia de la pobreza sino también por cuestiones de género y de posiciones políticas.

Junto a la concentración de la riqueza y al aumento de las brechas entre ricos y pobres, hay que mencionar la violencia de género, que nos sigue caracterizando como sociedades patriarcales.
Los trabajadores sociales también encontramos las violencias que aparecen ahora con más frecuencia en zonas urbanas degradadas y las violencias que surgen en el mundo del trabajo.

UNPD:¿Qué aporta el trabajo social en la solución de esos problemas?

S.M.: nuestra contribución tiene que ver, en primer lugar, con la visibilización de esas situaciones, que en nuestras sociedades muchas veces se ignoran, no se muestran, con lo cual no se las toma como un problema social susceptible de una respuesta por parte de las políticas públicas.

Por eso el carácter de denuncia que tienen nuestras investigaciones y nuestro trabajo práctico muchas veces es la base para que otros actores comiencen a actuar. Nosotros a menudo podemos iniciar a explicar las causas y consecuencias de esos problemas que hemos venido identificando. La visibilización y la explicación son fundamentales para tomar conciencia de los derechos y construir y organizar el trabajo necesario para exigir que sean cumplidos.

Para que se cumplan esos derechos se requieren políticas sociales activas. Sin embargo en nuestra región se dedica un porcentaje muy pequeño a ello, en torno al 15 % del producto interno bruto, un 20 % menos de lo que dedica la Unión Europea y un 10 % menos que lo que destina Estados Unidos para las políticas sociales.

UNPD:¿Qué retos plantea para la convivencia social el proceso acelerado de urbanización de nuestros países y el cambio demográfico que se evidencia en un envejecimiento acelerado de la población?

S.M.: un desafío importante es el de la democratización de los procesos de urbanización y de crecimiento de las ciudades, pues más allá de lo físico, de las edificaciones, están los seres humanos. Por eso urgen relaciones más fluidas de las comunidades con los gobiernos, para evitar situaciones de crisis sociales que son producto de las relocalizaciones compulsivas, que generan crisis de identidad, pues hay una ruptura de las redes sociales y de los lazos de vecindad.

Sobre todo cuando se saca a los pobladores de ciertas zonas en las que el crecimiento urbano es desordenado y se los lleva a lugares completamente ajenos al que fue su entorno habitual.

Si no hay programas para su integración, los adultos mayores serán un grave problema pues en la región solo el 30 % de los mayores de 65 años tiene jubilaciones. Y esta proporción es más grave en las mujeres, ya que solo el 21 % de ellas tiene algún tipo de jubilación.

Pero ese es un asunto que no nos puede hacer olvidar la situación que vive otro grupo muy vulnerable y que aún constituye una parte importante de nuestra población: los niños y los jóvenes. Según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), un 63 % y un 45 % de ellos, respectivamente, son pobres.

La violencia como fruto de la desigualdad

UNPD:¿Por qué América Latina es tan violenta? ¿Qué respuesta hay a esto desde el trabajo social?

S.M.: la explicación más contundente es porque estamos en la región más desigual del planeta. La que tiene mayor concentración de la riqueza. No hay una distribución equitativa de los bienes producidos socialmente por nuestros pueblos.

Faltan oportunidades para el grueso de la población. Por eso vemos que las cárceles están llenas de pobres. Sin embargo lo que genera violencia no es la pobreza sino la desigualdad.

UNPD: Además de la violencia intrafamiliar y social, ¿a qué otros problemas debe prestarse atención en América Latina con mayor urgencia?

S.M.: la democratización y la distribución de la riqueza para disminuir la desigualdad social es el reto más urgente de nuestras sociedades, al que debemos poner el mayor foco. Ninguna sociedad se puede sustentar con semejante concentración de la riqueza.

En segundo lugar, al impacto ambiental que está dejando un modelo económico de desarrollo depredador, que afecta a las poblaciones más vulnerables y más pobres.

Un tercer asunto, que impulsamos desde posiciones críticas, es la descolonización de la subjetividad. Esto es, en esencia, la búsqueda de una respuesta a esta cuestión: ¿por qué muchos ciudadanos votan contra sus propios intereses y terminan eligiendo Gobiernos que profundizan su situación de carencia?

UNPD: A propósito, las posiciones críticas son contundentes en sus juicios negativos contra los Gobiernos liberales, pero ¿qué dicen de los proyectos alternativos y populares que han generado grandes crisis sociales en la región?

S.M.: claro que tiene que haber mucha autocrítica, como corresponde a todo proyecto político perfectible. Sin embargo no quiero generalizar a partir de lo que está sucediendo, porque pueden estar llegando noticias de medios manipuladores. Nos ha faltado autocrítica, es cierto, pero se debe hacer una lectura que permita entender que si a veces hay funcionarios corruptos que deslegitiman los Gobiernos, eso no significa que esos proyectos políticos puedan definirse por generar procesos de corrupción. Debemos recordar de dónde se viene y los trabajadores sociales también tenemos la misión de construir esa memoria social.

Relacionados

1127,1671,237,238,1143,1672,125,1532,89,1673

La nueva manera como el Dane estima la línea de pobreza y de indigencia en Colombia presenta problemas metodológicos, al subestimar su magnitud....

Muchos temas abordados en manifestaciones de estudiantes, docentes y directivos de universidades públicas y privadas de Colombia son comunes a otros...

Tres cuestiones explicarían los casos de xenofobia en América Latina: la aparición de relaciones que no existían, la ausencia de una identidad...

El neologismo aporofobia, escogido en 2017 como una de las palabras del año por la Fundación del Español Urgente, alude a una realidad antigua: el...

El líder de extrema derecha Jair Bolsonaro y la cabeza actual del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad, se perfilan como los dos candidatos...

Consejo Editorial