Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Deuda externa, cuesta arriba

Los altos niveles de endeudamiento obligan al país a destinar el 15,33 % del Presupuesto General de la Nación (PGN) al pago de la deuda, sacrificando rubros esenciales para salud y educación. La situación implica, también para este Gobierno, plantear reformas económicas que mantengan las buenas notas crediticias de las calificadoras de riesgo, pero que muchas veces van en detrimento del gasto social.

Según datos del Banco de la República, en Colombia en la última década la proporción de deuda externa –pública y privada– total, como porcentaje del pib del país, se duplicó; esta pasó del 19,2 % en 2008 al 39,6 % en 2017 (ver gráfico). Tal situación evidencia una significativa dependencia del financiamiento externo y una mayor vulnerabilidad de la economía colombiana.

Con respecto a la deuda contraída por el Estado, los  datos  de  la  autoridad  monetaria  del  país  muestran  que  en  2008  la  deuda  pública  en  relación  con  el pib  era  del  12,2  %,  y  hasta  2013  el  promedio  fue  del  13,5  %.  Entre  las  razones  del  incremento  se  encuentra  la  devaluación,  resultado  de  la  caída del precio del petróleo, ya que para 2016 la deuda se  ubicó  en  un  15,7  %,  en  2017  la  cifra  ascendió  al  25,1 %, y en marzo del presente año su participación en el pib ha llegado al 21,2 %.

Desde la caída de los precios de petróleo en 2014, el Gobierno inmediatamente anterior se vio obligado a incrementar su financiación vía endeudamiento con el fin de buscar ingresos que permitieran balancear el presupuesto público dentro de los parámetros de la regla fiscal.

El informe de junio de 2016 de la Contraloría General de la Nación indicaba que más del 15 % de los ingresos del Estado dependió de las rentas petroleras hasta el final del Boom de este sector económico, es decir que una parte significativa del gasto público se financió con flujos de rentas petroleras, y ahora obedece a los flujos de la deuda.

De esta manera se constata cómo los shocks externos de los precios de las commodities (materias primas), entre otros movimientos económicos internacionales, afectan la situación fiscal de países como Colombia, y la hacen vulnerable.

Por ejemplo el choque petrolero impactó el crecimiento económico y depreció la tasa de cambio, con lo que se generó un aumento en el valor de la deuda pública. Además el Banco de la República elevó la tasa de interés, incrementando el costo del endeudamiento.

Entre 2013 y 2017 estos movimientos subieron el valor de la deuda pública en un 15,99 % promedio anual; en el mismo periodo, el crecimiento promedio fue de 2,24 %, según cálculos propios con base en datos del Banco de la República.

Sector financiero muy endeudado

En relación con la deuda contraída por empresas y particulares el panorama no es muy diferente: su valor como proporción del pib para 2008 fue del 7 %, mientras que para marzo de 2018 se ubicó en el 15,4 %.

Vale la pena subrayar que cerca del 30 % de la deuda externa privada corresponde al sector financiero, el cual tomó entre 2013 y 2017 recursos del exterior que luego se colocaron en el interior; las instituciones financieras ganaron con el diferencial de tasa de interés, operación conocida como “Carry Trade”.

De esta manera, aunque con un 6,1 % el sector financiero es el que más crece en el pib de Colombia, según se apreció durante el primer trimestre de 2018, también está muy endeudado con el resto del mundo, por lo que su desempeño no es del todo funcional en la realidad interna del país.

Camisa de fuerza

Por otra parte, el endeudamiento público no se puede analizar solo a la luz de la deuda externa, sino que también es importante estudiar el comportamiento de la deuda pública interna. De hecho, en la actualidad el 27 % de los bonos de deuda los tienen los fondos de pensiones mientras que el 25 % está en poder de fondos de capital extranjero.

En el marco actual, los altos niveles de endeudamiento obligan al país a dedicar una buena parte de su presupuesto para el sagrado pago de la deuda, es decir que se sacrifican rubros para los derechos sociales como salud y educación. Cálculos propios realizados con bases de datos del Ministerio de Hacienda del presente año, muestran que entre 2013 y 2017 el crecimiento promedio anual del Presupuesto General de la Nación para educación fue de 7,09 %, salud 6,20 % y deuda externa 15,33 %.

De igual manera, el 21,67 % del Presupuesto corresponde al servicio de la deuda, mientras que el 16,94 % es para educación. Tal servicio se refiere a la partida asignada para cumplir con las obligaciones de deuda interna y externa, por concepto de capital, intereses y comisiones, junto con su ejecución acumulada.

El crecimiento del rubro asignado para el pago de la deuda externa se convierte en una “camisa de fuerza” que obliga a hacer sacrificios en términos de gasto público. Precisamente  las  reformas  anunciadas  por  este Gobierno, como la reforma tributaria y la reforma  pensional,  junto  con  una  nueva  ola  de  privatizaciones,  buscan  mantener  las  notas  crediticias dentro del grado de inversión por parte de las agencias calificadoras de riesgo.

Lo anterior les brinda tranquilidad a los inversionistas en títulos de deuda colombianos, con lo que se esperarían unos intereses moderados y garantía de flujos de efectivo exterior que den margen de maniobra a la economía local.

Por otra parte, en el campo de la deuda privada, las  políticas  de  ajuste  también  permiten  que  los  grandes  grupos  económicos  vinculados  al  sector financiero  tengan garantizado  el  apalancamiento internacional  ante  sus  altos  niveles  de  endeudamiento y sigan disfrutando de sus concentradas y elevadas ganancias.

Relacionados

419,1459,1460,215,1461,1691,1692,613,1693,1694,420,1695

Un impuesto sobre el patrimonio más progresivo sería una verdadera muestra de la voluntad política del Gobierno nacional para resolver el problema...

El Congreso de la República aprobó el Presupuesto General de la Nación para 2019. El Gobierno destacó su incremento y la oposición se quejó del poco...

Se necesita una nueva regla de reparto del presupuesto que garantice el funcionamiento y recupere fuentes de recursos que los gobiernos han desviado...

Los altos niveles de endeudamiento obligan al país a destinar el 15,33 % del Presupuesto General de la Nación al pago de la deuda. Para el nuevo...

Por vencimiento de términos, el Congreso de la República archivó iniciativas que buscaban regular la explotación y exploración minera y petrolera en...

Consejo Editorial