Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
    De coche de bebé a carro del rebusque

William Cavendish, III Duque de Devonshire, en Devon (Inglaterra), fue el primero en tener un coche de bebé. En 1733 el arquitecto William Kent diseñó el artilugio a solicitud de este ancestro de Carlos, príncipe de Gales, para entretener a los niños y para llevarlos a las reuniones de la burguesía. Desde entonces las innovaciones se han ido sucediendo hasta convertirse no solo en un objeto de uso cotidiano, sino en algo necesario para las familias.

En Colombia el cochecito de bebé ha sido tan versátil que incluso es considerado como uno de los símbolos del “rebusque”, pues sirve como vehículo de ventas ambulantes.

Los vendedores informales de plazas, avenidas y semáforos de las ciudades del país han establecido una particular relación con este objeto, relación que durante diez años ha sido observada y documentada por la artista plástica Ana Claudia Múnera Palacio, profesora de la Escuela de Artes de la Facultad de Arquitectura de la UN Sede Medellín. El resultado de su trabajo exploratorio son tres propuestas: Dulces sueños, Video Coche y Box Populi.

Box Populi* es el nombre de la muestra que reúne fotografías, videos, textos e intervenciones en coches de bebé, y es el resultado del diálogo de la artista Múnera con 31 vendedores ambulantes de algunos parques de Bogotá, Manizales, Palmira y Medellín, entre estos últimos el de Bolívar y Berrío, la Plazuela San Ignacio, la Plaza Minorista y la Calle Junín.

Propuestas plásticas

Dulces sueños, la primera intervención, consiste en un coche blanco con dulces y otros productos hechos en tela del mismo color que evocan la infancia, el contexto del origen del coche, que además va acompañado por una silla pequeña. La obra pretende aludir a la tranquilidad que desean los vendedores ambulantes de brindarles estabilidad a sus familias y hogares, o para alejar la zozobra que provoca la presencia de la Policía y de otras autoridades de control del espacio público.

Por ejemplo es el caso de María García, oriunda de El Tambo (Cauca), quien desde hace seis años vende dulces y cigarrillos en el Parque Berrío y ha tenido que afrontar las dificultades de trabajar en la calle, igual que otros vendedores informales que toman esta alternativa como modo de subsistencia.

Según el Informe Especial de Mercado Laboral del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), la proporción de ocupados informales durante el trimestre de julio a septiembre de 2017 para 23 ciudades del país fue del 48,7 %, y en 2016 fue del 48,8 %.

Observar a los “invisibles”

Video Coche, una video-escultura que incluye un circuito cerrado con tres cámaras de seguridad y tres monitores a blanco y negro, un reproductor DVD y un televisor LCD de 15 pulgadas en el que se proyectan recorridos de los vendedores ambulantes. La profesora Múnera señala que el mecanismo sirve para mostrar cómo se percibe la ciudad desde un coche de bebé.

Al respecto menciona que la cámara se vuelve “invisible” y las personas pueden realizar sus actividades cotidianas casi sin percatarse de ella. Durante este ejercicio se percibe claramente el impacto de la aplicación de la fuerza agresiva del “orden” con personas inofensivas o débiles: “es contradictorio porque son personas a las que deberían llegar las acciones de las políticas públicas de empleo, pero que son casi invisibles para la sociedad”, afirma.

En el diálogo realizado con los vendedores, la mayoría relató que en el comercio informal halló una alternativa de supervivencia ante la falta de oportunidades para encontrar empleo por su edad, por situaciones de desplazamiento o por alguna situación de discapacidad.

Es el caso de María, la vendedora del Parque Berrío, quien amenazada por la guerrilla huyó en 2011 con solo una maleta de ropa y dejando a sus hijos con una amiga mientras encontraba algo más seguro; y el de Carlos Arturo González, quien por 14 años ha empujado un coche de bebé desde su silla de ruedas.

Realidades tras los objetos

La tercera y más reciente propuesta plástica de la profesora Múnera es Box Populi, una caja de madera que le compró a un vendedor ambulante y que transformó para contener el registro visual de toda la investigación, las obras realizadas sobre el fenómeno social y un reproductor de DVD con los videos de los recorridos en el centro de Medellín y de Cartagena.

Los objetos que incluye la caja evidencian la diversidad en las ventas informales, la prisa de los transeúntes, la presencia de grupos religiosos y de otros personajes típicos de las plazas de las ciudades colombianas.

Así mismo la investigación incluye la obra Coche de Luz, que contiene un cubo de cristal con líquido naranja iluminado y una sombrilla con tela de tul para relacionar las ventas de jugos y el toldillo de las cunas de bebés; también dos performance, el primero titulado A la rueda rueda, un recorrido del parque San Antonio a la Plaza Botero, en Medellín, en el que participaron un centenar de vendedores ambulantes; y el segundo, Andares, una grabación en la que la reconocida cantaora Etelvina Maldonado interpreta arrullos en las calles de Cartagena y cuya proyección se hizo en la Iglesia de Santo Domingo.

Para la profesora Múnera, Box Populi es una invitación a reflexionar acerca de cómo a partir de la exploración estética se puede mostrar un trasfondo social muy fuerte. En este caso, detrás de un coche de bebé –que puede parecer inocente y tierno– existen vidas tocadas por las profundas desigualdades sociales del país.

 

* La tercera y última propuesta de la artista Ana Claudia Múnera, Box Populi, se expondrá hasta el viernes 15 de diciembre en la Sala U de la UN Sede Medellín.

Temas relacionados

Box Populi

El día que los vendedores ambulantes no fueron invisibles

Sala U

 

Relacionados

236,237,238,239,240
No hay noticias disponibles.