Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
    Crecimiento económico: ¿recuperación de largo plazo?

El último informe del DANE sobre el crecimiento económico durante el primer trimestre de 2018 muestra un crecimiento de la economía del 2,2 %, y en general registra un sector financiero empoderado y sectores clave estancados. Vale la pena aclarar que además utiliza una nueva metodología.

En los nuevos cálculos se ajustó el año base (año de referencia) a 2015 y se introdujeron nuevos sectores, como las actividades artísticas, de entretenimiento y recreación, con lo cual se pasa de 9 a 12 sectores analizados. Esta nueva canasta, junto con la disminución en los tiempos de entrega de la información, corresponden a temas de estandarización dentro del sistema estadístico de Naciones Unidas.La incorporación de una nueva metodología y de una nueva canasta requiere un periodo de estudio y adaptación al nuevo cálculo, y por ello las cifras se deben mirar de forma prudente. Sin embargo el DANE ha ajustado las series desde 2005 a la nueva metodología para poder hacer un análisis juicioso de los datos.

Si se comparara el 2,2 % del primer trimestre de 2018 con el 1,3 % (ajustado) del primer trimestre de 2017, la cifra es alentadora, y en general los analistas del mercado coinciden en que es el inicio de una fase de recuperación de la economía colombiana. Sin embargo es una cifra que aún se encuentra distante de los optimistas pronósticos de las agencias multilaterales que, a comienzo de año, vaticinaban un crecimiento del 2,8 % para la economía nacional. De hecho la cifra ha sido ajustada a la baja alrededor del 2,5 %.

Mas allá de los vientos generalizados de recuperación, vale la pena resaltar que algunos de los sectores que más siguen creciendo y jalonando la economía son los menos intensivos en empleo y los que tienen mayor grado de concentración. Este es el caso del sector financiero, que en esta medición creció un 6,1 % y que a pesar de las cifras crecientes de cartera vencida en 2017 se ha visto muy beneficiado en este nuevo ciclo de bajas tasas de interés, donde claramente se favorece su margen de ganancia.

En la lista siguen sectores que tradicionalmente no salían desagregados en la canasta del PIB, como:

  • Administración pública y defensa, que creció un 5,9 %.
  • Actividades profesionales, científicas y técnicas, con un 5,6 %.
  • Actividades artísticas, de entretenimiento y recreación, con un 4,0 %.

El nivel de crecimiento de estos tres sectores –que según la nueva metodología se consideran de forma independiente– no debe sorprender, pues, pese al posconflicto, no se ha reasignado dramáticamente el gasto militar para administración pública y defensa, por lo que sigue siendo alto.

Mas allá de los vientos generalizados de recuperación, vale la pena resaltar que algunos de los sectores que más siguen creciendo y jalonando la economía son los menos intensivos en empleo y los que tienen mayor grado de concentración.

En cuanto al sector de actividades profesionales, científicas y técnicas el nivel de crecimiento es más una etiqueta nominal del estándar, ya que las contribuciones científicas al PIB en Colombia son nulas y las asignaciones a investigación y desarrollo (I + D) desde la política pública son irrisorias y resultan una ironía. Entonces, en este rubro, entran a sumar de forma importante solo las actividades profesionales y técnicas, cuyo comportamiento se deberá analizar en detalle con la evolución de futuras mediciones.

Respecto al sector de actividades artísticas y de entretenimiento, este se ha vuelto muy fuerte en un mundo globalizado, máxime cuando el país recibe espectáculos de talla mundial. Infortunadamente una parte importante de los empleos que genera son temporales e informales.

Sectores como la agricultura, que en el primer trimestre de 2017 crecieron a ritmos superiores al 7 % después de su crisis en 2016, empiezan a retornar a su estado natural. Y a pesar de que fue un sector que creció un 2 %, presenta un ritmo menor al promedio, lo que preocupa porque es sumamente clave para tiempos de posacuerdo

Cifras en rojo

La locomotora minero-energética sigue estacionada y el sector presentó una variación negativa de 3,6 %. A pesar del importante crecimiento del precio en el barril de petróleo en los últimos meses, es un sector que sigue decreciendo y que se vio afectado por los cierres del oleoducto Caño Limón en los primeros meses del año

La gran sorpresa y la cifra más alarmante de todas fue la variación negativa del sector de la construcción, que registró una caída del 8,2 %, y, en particular el indicador de edificaciones residenciales y no residenciales, cuyo descenso fue del 9,2 %.

Por los lados de la industria manufacturera se ha vuelto costumbre ver esta cifra en terreno negativo, y para este primer trimestre del año no fue la excepción, con un decrecimiento del 1,2 %. Las consecuencias de cuatro gobiernos que se han desentendido completamente de la industria, y que profesan la idea de que “la mejor política industrial es aquella que no se hace”, muestran el fracaso de las ideas del libre mercado en este sector, que por naturaleza es de los más intensivos en empleo

La gran sorpresa y la cifra más alarmante de todas fue la variación negativa del sector de la construcción, que registró una caída del 8,2 %, y, en particular el indicador de edificaciones residenciales y no residenciales, cuyo descenso fue del 9,2 %. Para algunos expertos del sector la incertidumbre de la época electoral afecta la decisión de compra de vivienda por parte de las familias, y las decisiones de inversión. Esto es paradójico pues la política de bajas tasas de interés parece no estar impactando el sector inmobiliario, y el fantasma de la burbuja inmobiliaria aparece en algunos círculos.

La locomotora minero-energética sigue estacionada y el sector presentó una variación negativa de 3,6 %.

Este sector se ha visto golpeado además en el ítem de obras públicas, por el retraso en las autopistas 4G y por los fallos tanto técnicos como de corrupción en el sector

En conclusión, es claro que los datos muestran un repunte importante, pero aquellos sectores en los que se genera empleo y dinamismo aún no despegan, y lo que evidencia el PIB es que se continúa en una economía que trabaja para el sector financiero y no al contrario, como debería ser, en un modelo de desarrollo más equilibrado en el que las finanzas trabajen para la economía.

Relacionados

256,257,38,1056,1057,1058,1059,421,1060

Los datos muestran una problemática parecida en municipios de Nariño, Córdoba, Antioquia, caracterizada por la gran destrucción el espacio con serios...

En Colombia no hay una manera de matricularlos en los colegios porque se les exige visa y requisitos burocráticos que no tienen en cuenta su situación...

Las regiones más afectadas coinciden con aquellas que votaron por el Sí en el plebiscito por la paz de 2016 y donde la presencia del Estado es casi...

El futuro del proyecto Hidroituango sigue en vilo a causa de la emergencia que registró desde el pasado 11 de mayo y que ya completa ocho días. Pero...

El aumento de expectativa de vida implica mayor riesgo de padecer enfermedades como la demencia. Según la Organización Mundial de la Salud,...

Consejo Editorial