Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Conversatorio: Frontera y migración venezolana en el Caribe

Considerando que en los últimos años esta región es una de las que más ha recibido migrantes venezolanos y binacionales retornados, el análisis se realizó desde dos orillas: la atención realizada por la sociedad civil y la Pastoral Social de la Iglesia Católica, y la academia de la región que ha seguido el fenómeno.
 

Por la sociedad participaron en el conversatorio el sacerdote Miguel Ávila Díaz, de la Diócesis de Valledupar y párroco de La Paz, Cesar y Luis Eduardo Meneses, de Fuvadis.Por la comunidad académica estuvieron: la profesora Socorro Ramírez, de la UNAL y Puentes Ciudadanos Colombia Venezuela (PCCV), el profesor Héctor José Galeano David, de la Universidad del Norte de Barranquilla e integrante del Instituto de Estudios Políticos de América Latina y el Caribe, y la profesora de Karen Inés Almanza Vides por la Universidad de La Guajira, Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas e integrante de la Red colombo-Venezolana de Movilidad Humana (RedColVen).
 

Los invitados propusieron, entre otros, los siguientes elementos de análisis para comprender el tema:
 

  • los eventos históricos con las distintas oleadas de migración de ida y regreso,
  • la consolidación de familias binacionales en condiciones de alta vulnerabilidad,
  • los ecosistemas estratégicos presentes en la frontera,
  • la diversidad étnica especialmente relacionada con los pueblos indígenas Wayúu y Yukpa presentes en el territorio fronterizo,
  • los aspectos políticos relacionados con los acuerdos binacionales, y
  • las relaciones económicas marcadas por la informalidad.
     

Socorro Ramírez, profesora emérita de la UNAL e integrante de Puentes Ciudadanos Colombia-Venezuela (PCCV), señaló que “se debe partir del hecho de que los dos países están viviendo uno de los peores momentos de su historia entre los Gobiernos centrales, el cual repercute enormemente en este momento de flujo poblacional que tiene a Colombia como principal destino”.
 

Agregó que “en los años noventa, gran parte de la población del Caribe se fue al Zulia (Venezuela) en busca de dinámicas y oportunidades, sin embargo, ese retorno ha doblado en varias poblaciones en el Caribe colombiano, sin que se tengan dinámicas claras de inserción y búsqueda, tanto para los colombianos que vuelven como para los migrantes venezolanos”.
 

Puedes escuchar: Por dónde empezar la transición, tema que divide a la oposición venezolana.
 

Además destacó que aunque el Permiso Especial de Permanencia (PEP) les da ciertos derechos a los migrantes de dicho país, no existe una dinámica legal clara para brindarles una vida segura y un trabajo legal, sobre todo en momentos fuertes como una pandemia.


Para la profesora Ramírez, gran parte de la población de la frontera ve la informalidad en la que vive como “normal”, y no ve la importancia de generar procesos regulatorios para las economías ilegales. Ejemplo de esto es lo que sucede con el retorno de la población en la frontera colombo-venezolana: con la pandemia, al menos 74.000 venezolanos han intentado regresar a su país –una cifra menor si se compara con los casi 2 millones que ingresaron al país y que fueron reportados por Migración Colombia– por medio de corredores humanitarios con transporte desde Bogotá, Cali y Bucaramanga, entre otras ciudades.


Sin embargo, desde Venezuela se dio la orden de permitir el paso por el Puente Simón Bolívar solo los lunes, miércoles y viernes; así, mientras antes ingresaban en promedios unas 800 personas al día, ahora solo lo podrán hacer unas 300.
 

Así, si en Colombia hay 1.000 buses con personas que quieren retornar a Venezuela y suspenden los ingresos, habrá un represamiento que pone a esta población, ya vulnerable, en una situación peor, pues “hay grupos criminales que están en el camino y los llevan por corredores regulares, se aprovechan de ellos, realizan trata de personas y reclutamiento de niños. Es un momento en el que colombianos y venezolanos deberían presionar por condiciones justas para esta población en vulnerabilidad”, señala la profesora Ramírez.
 

En los últimos tres años la migración hacia Colombia se ha acelerado, obligando al país a pensar nuevas acciones de atención. Para el caso del Cesar, el sacerdote diocesano Miguel Ávila Díaz, de la Diócesis de Valledupar y párroco de La Paz, señaló que estas acciones de atención se han realizado por medio de comedores comunitarios liderados por la Pastoral Social apoyada por organismos internacionales.
 

Por su parte, Luis Meneses, presidente de Fundación Venezolana de Atención Directa, Inclusiva y Social (Fuvadis), con sede en Barranquilla, destacó que esta ha sido clave para brindar atención a migrantes en Barranquilla, una de las ciudades con mayor cantidad de personas venezolanas que reclaman información y acceso a servicios de salud.
 

Como una visión analítica de la situación compleja de la migración que vive el país en este momento, y que según los invitados se ha profundizado con la pandemia de la COVID-19, el conversatorio, está disponible aquí:

Relacionados

9,2057,3527,3528,1371,3529

Los agujeros negros son los restos fríos de antiguas estrellas que están en un espacio tan pequeño que ninguna partícula material puede salir de allí,...

A mediados de junio la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) le entregó al Ministerio de Justicia el primer borrador de un nuevo Código Civil para...

Germán Bula Hoyos fue un costeño nacido en San Juan de Sahagún, Córdoba, hijo de la universidad pública con costumbres paisas porque estudió Derecho...

Mediante la colaboración con organizaciones locales, regionales, nacionales e internacionales, comunidades víctimas de distintos conflictos en Guapi...

Así lo expresó el profesor Luis Ignacio Aguilar, de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), en el programa U...

Consejo Editorial