Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Contagio: un libro que vale la pena leer

Dado nuestro especial interés por el estudio histórico de las enfermedades, en esta época de pandemia hemos desempolvado algunos textos clásicos como los estupendos libros Plagas y pueblos, de William McNeill, y La conquista biológica, de Noble David Cook, y encontramos otros más recientes y de gran interés, como Eradication, de Nancy Stepan, y Big Farms Make Big Flu,de Rob Wallace2.


Entre estos nuevos hallazgos –que analizan históricamente las epidemias– resalta el libro del escritor y periodista norteamericano David Quammen, titulado originalmente Spillover: animal infections and the next human pandemic (2012) pero difundido ampliamente en América Latina como Contagio: La evolución de las pandemias (2020). Un libro sencillamente soberbio.


El término en inglés spillover es llamativo, y si bien su traducción literal es “derrame”, por lo que se dice en el libro tal vez sería mejor entenderlo como “transferencia”, pues hace referencia a la transferencia de microorganismos entre especies animales. En últimas, el libro se interesa por las enfermedades zoonóticas (aquellas que se transmiten de los animales a los humanos) que en los últimos años se han convertido en una amenaza para la humanidad.


En una prosa directa, detallada, y en un estilo ameno, el autor elabora su relato frente a las peripecias en el desarrollo de la investigación en cada una de las enfermedades que trata. Es una crónica fascinante que involucra al lector en las intimidades (y en las ambigüedades) de la indagación epidemiológica y nos muestra la importancia de conocer información de primera mano.


El libro inicia haciendo referencia a la amenaza que surgió a comienzos de la década de 1990 con la enfermedad causada por el virus Hendra; luego detalla el caso del Ébola y el temor que vivió la humanidad entre 2014 y 2016, y más adelante analiza lo ocurrido con otras enfermedades como el SARS, el sida, la fiebre Q, la psitacosis, la enfermedad de Lyme y la enfermedad por virus B, entre otras. Por ello el concepto de contagio entre especies es fundamental.


Cada parte del libro es embriagadora y muestra la destreza del autor no solo como escritor sino como periodista científico. Quammen se documenta sobre los temas de una manera profunda, viaja a los más diversos y exóticos lugares y busca a los protagonistas de la investigación científica para conocer los detalles de los estudios y contrastar las opiniones en pugna. Y, con todo ello, elabora un texto con las características de un relato de intriga y con ciertos toques de novela policíaca.


No creo que en este espacio valga la pena resumir las casi 600 páginas de historias emocionantes, conmovedoras, inspiradoras y aleccionadoras frente a lo que ocurre en el presente. Ni tampoco hacer grandes paralelos entre lo que vivimos hoy en día y los ejemplos del pasado. Incluso, la edición en español incluye un apéndice donde se habla acerca de la actual pandemia y su relación con lo dicho en el libro. Y el propio autor ha reiterado su opinión en algunas entrevistas3. Lo que tal vez sea más importante, por ahora, es motivar la lectura del libro dando realce a dos asuntos tratados a lo largo del texto.


El primero de ellos tiene que ver con lo que yo llamo las causas socioambientales de las pandemias4, pero que en nuestro grupo de investigación se suele llamar –más audazmente– la perspectiva histórico-territorial y crítica de las mismas. Aquí lo que entra en juego es el reconocimiento de la complejidad del fenómeno pandémico y el estrecho vínculo que en él se establece entre las dinámicas ecológicas entre especies y las dinámicas socioeconómicas, políticas y culturales propias de los seres humanos.


Tanto la pandemia del COVID-19 como la epidemia del Ébola de hace unos años, muestran que las políticas de desarrollo que presionan las economías locales en beneficio de multinacionales han tenido un drástico impacto en todos los ecosistemas con enormes consecuencias en cuanto al comportamiento de las enfermedades infecciosas. Pero esto también aplica en otras epidemias. Como lo atestiguan los casos relatados por Quanmen, el contexto ambiental es más que un simple escenario en el que interactúan patógenos y sistemas inmunológicos.


Los impactos que los agronegocios tienen a lo largo del planeta pueden sentirse en todos los niveles de la organización biológica, y afectan desde el ámbito sociocultural hasta la escala en que interactúan los viriones con las células del cuerpo5. El capítulo 5 ilustra muy bien cómo las formas productivas de los seres humanos afectan profundamente los ecosistemas y generan ambientes proclives al surgimiento y la expansión de patógenos. La exploración de estas conexiones, por cierto, se torna en una cuestión decisiva para el siglo XXI.


Por su parte, el segundo asunto se refiere a lo tortuoso que puede llegar a ser el proceso investigativo y las tensiones a las cuales está sometido. Los ejemplos de cómo los investigadores avanzan a tientas, se enfrentan a variados obstáculos, se ven sometidos a diversas presiones, algunas veces se exponen a grandes riesgos y sufren la falta de recursos son abundantes en el libro, y tienen efectos dramáticos muy elocuentes.


Por ejemplo, la angustia y valentía con la que la investigadora estadounidense Warfield tuvo que enfrentar la posibilidad de contagio con Ébola; la osadía del joven investigador Chmura para estudiar los murciélagos; la herejía de Ostfeld frente al papel de los ciervos en la transmisión del agente causal de la enfermedad de Lyme; las restricciones que tiene que pasar la antropóloga Jones-Engels, en su cacería de monos en un templo de Bali, por su condición de género y el forcejeo político que tuvo que afrontar el intrépido microbiólogo Guang para la prohibición de la venta de civetas, en China, son evidencias reveladoras de lo que significa la práctica real de la investigación científica.


Todo esto lo aborda el autor con elegancia, profundidad y fino humor. Por ello, considero que el libro de Quanmen es una lectura muy recomendable que nos ayuda a reflexionar, nos enseña y nos permite afrontar con mayor lucidez los retos actuales y los que nos esperan. Porque como se señala en el texto, “la próxima pandemia está por venir”.
 


1 https://www.elmundo.es/cultura/literatura/2020/05/08/5eb438b0fc6c836a3d8b45fb.html ; https://www.lanoticia.com/coronavirus-ocho-libros-sobre-covid-19-que-tienes-que-leer/

2 https://monthlyreview.org/product/big_farms_make_big_flu/

3 https://www.bbc.com/mundo/noticias-55451052?at_custom1=%5Bpost+type%5D&at_medium=custom7&at_custom4=CB68E52A-5038-11EB-BE18-A38996E8478F&at_campaign=64&at_custom2=facebook_page&at_custom3=BBC+News+Mundo

4 https://doi.org/10.17533/udea.rfnsp.e342049

5 https://www.laizquierdadiario.com/Agronegocio-capitalista-y-Covid-19-una-combinacion-mortal

Relacionados

3657,3047,3048,2393,3097

Desde que llegó el primer caso a Colombia, el 11 de marzo de 2020, la pandemia de COVID-19 no solo ha afectado a los colombianos sino también a las...

Pese a que Bogotá cuenta con 37 comisarías de familia, prestas a atender y garantizar el acceso a la justicia y protección de las víctimas de...

La discusión sobre la vacuna como bien global o protegido por propiedad intelectual no es nueva: hace 20 se vivió con la epidemia del VIH. La...

El reciclaje depende de la separación en la fuente de los diferentes componentes que constituyen el residuo urbano. Para facilitar la gestión de los...

Así lo expresó el profesor Jairo Villabona, de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), en...

Consejo Editorial
"