Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
¿Congelar el impuesto predial o revisar la consistencia del avalúo?

En materia inmobiliaria existen dos tipos de avalúos: el catastral y el comercial; el primero tiene efectos fiscales y se usa como base gravable del impuesto predial y como el menor valor legal para las transacciones comerciales ante notaría; el segundo es determinado por las fuerzas del mercado y representa el valor al que se transa o se espera transar un predio inmobiliario.
 

Puedes leer: Tres días sin IVA, una medida excluyente.
 

La relación entre el avalúo catastral y el impuesto predial es indisoluble; el avalúo constituye la base gravable del predial y su determinación es independiente de la del impuesto. Este además depende de la diligencia y certeza de las autoridades catastrales, tanto para identificar un predio y sus características de tamaño y uso, como para asignarle un valor económico confiable.
 

La determinación del impuesto es potestad de los cuerpos legislativos del orden territorial, desde el Congreso –que asigna normas y límites– hasta los Concejos Municipales que las reglamentan, pero son las Secretarías de Hacienda las encargadas de recaudarlo.
 

Para efectos normativos se espera que el avalúo catastral corresponda al menos al 60 % del avalúo comercial como límite inferior, aunque no hay nada que lo limite hacia arriba, de tal manera que puede suceder que el avalúo catastral supere al comercial, lo cual debería ser excepcional.
 

Según el nivel de consolidación que tengan en reconocimiento y avalúo, los predios inmobiliarios, terrenos o construcciones se clasifican de tres maneras:

  1. aquellos por formar catastralmente, es decir que aún no tienen reconocimiento ni avalúo; a enero de 2019 estos eran 101.803, es decir el 0,6 % de los predios del país;
  2. los formados pero cuyo avalúo está desactualizado, que suman 11.987.430 o el 69,6 % de los predios del país; y
  3. los formados y con avalúo actualizado, que son 5.145.680, el 29,9 % de los predios identificados en el país. En el país existen 17,3 millones de predios.

Estar actualizado en avalúo catastral significa que en los últimos siete años la Autoridad Catastral correspondiente según la ciudad ya realizó el proceso de identificar y valorar; en Colombia dichas autoridades son:
 

  1. el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), a cargo de 11 millones de predios,
  2. la de Bogotá, a cargo de 2,6 millones,
  3. la de Medellín, a cargo de 1 millón,
  4. la de Cali, a cargo de 0,73 millones,
  5. la de Barranquilla, a cargo de 0,37 millones, y
  6. la de Antioquia sin Medellín, a cargo 1,6 millones.
     

La única autoridad que actualiza todos los años es la de Bogotá, desde hace 12 años, mientras Medellín y Cali lo hicieron en los últimos tres años y Barranquilla va por la mitad. Los más desactualizados son Antioquia y el IGAC, con el 84 y 86 % de sus predios, respectivamente.
 

Puedes ver: Holding financiero, ¿privatización a la vista?.
 

Según el Conpes 3980, aprobado el 20 de diciembre de 2019, en la vigencia del mismo año se actualizaron catastralmente 4,1 millones de predios, de los cuales 3,8 millones corresponden a la reiteración del ejercicio en Bogotá, Medellín y la tercera parte de Barranquilla, es decir solo 247.000 nuevos en el IGAC y 43.000 en Antioquia, mientras Cali había actualizado en 2018. Los mayores impactos de esta asimetría en el tratamiento catastral se presentan en el consolidado del avalúo nacional y el recaudo del impuesto predial.
 

La asimetría del impuesto


La asimetría de base se da en el avalúo catastral consolidado, en el cual el de Bogotá es de 623,8 billones de pesos –según la Unidad Administrativa Especial de Catastro Distrital (UAECD)– sobre 2,6 millones de predios, mientras que el del IGAC es de 520,7 billones de pesos sobre los 11 millones de predios bajo su responsabilidad; y de 192 billones de pesos sobre los 4,4 millones de predios rurales –de responsabilidad mayor en IGAC y Antioquia–. El avalúo catastral consolidado del país es de 1.439 billones de pesos, de los cuales Bogotá representa el 43 %, con solo el 15 % de los predios registrados catastralmente.
 

La segunda asimetría se refleja en el recaudo del impuesto predial, que para 2020 se prevé en 8,7 billones de pesos (b) en todo el país. La Secretaría Distrital de Hacienda ha manifestado que aspira a recaudar 3,7b, mientras en el documento Conpes se estima en 3b el recaudo en el área de influencia del IGAC, 0,7b en Medellín, 0,6b en Cali, 0,6b en Antioquia y 0,36b en Barranquilla. Nuevamente la mayor asimetría es Bogotá frente al resto del país, que recauda el 42,5 % de este impuesto.
 

Ya que el predial tiene como base gravable el avalúo catastral, las dos asimetrías se interrelacionan: en las zonas donde el avalúo está desactualizado, el pago del impuesto predial es bajo y simbólico, mientras que en las zonas donde hay actualización catastral el pago del impuesto es real.
 

Así, el riesgo de excederse existe y se origina en una de tres posibles situaciones:

  1. que por actualizarse todos los años, el avalúo catastral termine superando el comercial,
  2. que por razones de cambios en la dinámica del mercado, el avalúo comercial disminuya y no se vea reflejado en el catastral, y
  3. que las tarifas aplicadas en momentos de desactualización no se reconsideren después de la actualización.
     

Puedes escuchar: Cambios en el RUT, ¿reducirán informalidad laboral?.

Cualquiera que sea la razón, la inquietud sobre cómo moderar los ajustes en la liquidación del impuesto predial condujeron a iniciativas para limitarlo normativamente.


Propuesta de congelamiento


La última iniciativa fue aprobada en el Congreso de la República el 20 de agosto de 2019, mediante la Ley 1995, con vigencia de cinco años; esta limita el incremento del impuesto al IPC + 8 puntos para predios actualizados catastralmente, y hasta del 50 % para predios desactualizados.


Para aplicar en la capital colombiana, el 20 de diciembre el Concejo Distrital firmó el Acuerdo 756 de 2019, que pone topes, pero no congela. Es justo este Acuerdo el que va a aplicar la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.
 

Aquí el recaudo de este impuesto pasó de 2b a 3,5b en los últimos cuatro años; es evidente que hay excesos por corregir como los avalúos catastrales superiores al comercial en diversas zonas de la ciudad y aquellos que no se ajustaron a la baja y mayor impuesto por cambio tarifario.
 

El Acuerdo permite seis acciones específicas, pero no dice nada sobre revisar los excesos de avalúo, que debe ser la prioridad. Las acciones permitidas son:
 

  1. Incrementos de IPC + 8 puntos para predios actualizados y con pago al día, es decir del 11,84 %.
  2. Incrementos de IPC + 5 puntos para predios residenciales no urbanizables y de áreas protegidas, es decir del 8,94 %.
  3. Incrementos hasta del 50 % para predios desactualizados, que en la ciudad son escasos.
  4. Incrementos por IPC para predios en los que el avalúo catastral disminuya, es decir del 3,84 %.
  5. Incrementos por IPC para predios residenciales de estratos 1 y 2 con avalúo hasta de 135 smmlv, es decir del 3,84 %.
  6. Para predios con modificaciones físicas o de uso, incrementos hasta del 100 % para estratos 4, 5 y 6 y predios no residenciales, e incrementos hasta del 25 % para estratos 1, 2 y 3 y predios rurales.

Relacionados

3079,3080,3081,2

Un recorrido por sectores vulnerables de Bogotá, como los barrios San Bernardo, Santa Fé y 7 de Agosto, muestra el impacto de la pandemia por...

Bogotá is a city with more than 8 million people, 12.4% in monetary poverty and 2.4% in extreme poverty. Is there a city with differentiated access to...

Bogotá es una ciudad de más de 8 millones de habitantes, el 12,4 % en situación de pobreza monetaria y el 2,4 % en pobreza extrema. ¿Existe en la...

During the first half of the twentieth century, some women were considered insane if they did not comply with their house duties, taking care of...

Durante la primera mitad del siglo XX algunas mujeres eran consideradas como “locas” si no cumplían con los deberes del hogar, la crianza de sus hijos...

Consejo Editorial