Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Confinamiento y economía: la profundización de la pobreza y la inequidad

En el segundo trimestre de 2020 el PIB real para los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) cayó a -9,8 %, cifra superior a la registrada en el primer trimestre de 2019, que fue de -2.3 %. Entre las caídas en el mundo cabe destacar las del Reino Unido (-20,4 %), Francia (-13,8 %), Italia (-12,4 %), Canadá (-12,0 %), Alemania (-9,7 %), Estados Unidos (-9,5 %) y Japón (-7,8 %). En dicha organización, el PIB interanual se redujo en -10,9 %, mientras que Estados Unidos registró un crecimiento anual de -9,5,%, y para el Reino Unido la caída anual fue de -21,7 % (gráfico 1).

Continúa la incertidumbre sobre el crecimiento económico, el empleo y la política, y cuanto mayor sea esta, mayor serán los riesgos de micronegocios quebrados o cerrados y más alto el número de personas desempleadas; de ahí que la profundización del apoyo fiscal directo a los hogares, a las empresas y a los micronegocios sea un factor clave para la reactivación.


Puedes leer: Una pandemia temporal con efectos permanentes en la economía colombiana.
 

En un escenario optimista, para 2021 se espera un retorno a los niveles de ingreso similar al final de 2019. Sin embargo, muchos ven más probable una profundización tanto de la pobreza como de los niveles de desigualdad, los cuales, para el caso colombiano, ya es bastante inequitativa.


Según la Encuesta Nacional de Presupuesto de los Hogares (ENPH) de 2018, la cual permite obtener la información sobre el ingreso total de los hogares (monetario y no monetario) para el “Total nacional”, “Cabeceras” y “Centros poblados y rural disperso”, el decil más alto concentra una proporción importante del ingreso total (39 %), y conjuntamente con el decil 9, alcanzan el 55 %.


A su vez, la relación de ingresos del decil 10 con respecto a los del decil 1 llega a 34 (Cuadro 1). El Ingreso corriente monetario, conformado por la Remuneración monetaria por trabajo en condición de asalariado; el Ingreso monetario por trabajo independiente; entre otros, representa el 85 % del Ingreso Total, y presenta altos niveles de concentración. Por ejemplo, los ingresos por trabajo principal de los asalariados del decil 10 es 361 veces superior a los del decil 1 a nivel nacional, de 147 en el caso de las cabeceras y de 246 en el de los centros poblados y rural disperso. El índice Gini de concentración de ingresos corrientes monetarios de hogares es claramente mayor que el de Ingresos Totales de hogares, al ser de 0.5789 para el promedio nacional, 0.5520 para cabeceras municipales y 0.5064 para centros poblados y rurales aislados, reiterando así el patrón diferencial a nivel territorial.


Con la característica adicional que en el caso de los ingresos por trabajo de asalariados, como el principal componente de los ingresos corrientes (de un 48.0 %, en promedio), el índice Gini es significativamente mayor hasta en niveles de 0.6240, 0,5732 y 0.6181, respectivamente, consecuente con un agravamiento de la inequidad en cuanto ingresos salariales de hogares.

Muy probablemente esta línea base de la distribución del ingreso en Colombia –presente antes de la pandemia– va a empeorar y se profundizará por varios años. Es poco probable que esta Administración entregue una economía en la cual los ingresos familiares de los pobres, de los vulnerables, de la clase media, e incluso de los subdeciles bajos de la clase alta, alcancen los niveles de finales de 2019; todo lo contrario: el deterioro será mucho más profundo.
 

Te puede interesar: Medidas y proyecciones fiscales en medio del COVID-19 en Colombia.
 

Pobres, vulnerables, clase media y alta


Con base en la propuesta de López-Calva y Ortiz-Juárez, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) clasifica las clases sociales en cuatro grupos, según el ingreso per cápita:

  • i) Pobres: hogares con un ingreso per cápita por debajo de la línea de pobreza (4,06 dólares PPA diarios);
  • ii) Vulnerables: hogares con un ingreso per cápita entre la línea de pobreza (LP) y 10 dólares PPA;
  • iii) Clase media: hogares con un ingreso per cápita entre 10 y 50 dólares PPA; y,
  • iv) Clase alta: hogares con un ingreso mayor a 50 dólares PPA.


En su “Boletín técnico sobre pobreza monetaria” de 2018, el DANE señala que si el ingreso per cápita de la unidad de gasto es inferior a 117.605 pesos colombianos, se cataloga en condición de pobreza extrema, y si es inferior a 257.433 pesos se clasifica como pobre.


“Si un hogar está compuesto por 4 personas, será clasificado como pobre si el ingreso total del hogar está por debajo de 1.029.732 pesos”1. Esto teniendo en cuenta que se considera “pobreza extrema” si el ingreso total del hogar es inferior a 470.420 pesos colombianos.


Si estos valores se utilizan para clasificar a los hogares colombianos con base en la ENPH de 2018, encontramos lo siguiente:

  • El 49 % de las personas se clasifican en situación de pobreza extrema, pobreza y vulnerabilidad.
  • Las personas en vulnerabilidad son cerca de 9.500.000 y tienen un ingreso mensual que oscila entre 0,33 y 0,51 smlv.
  • La clase media suma cerca de 22.100.000 personas, mientras que en la clase alta se concentran 2.435.000 personas.
  • La clase alta concentra cerca del 30 % de los ingresos totales, el cual oscila entre 3 y 186 smlv, mientras que la clase media concentra cerca del 55 % del ingreso total y su ingreso se encuentra entre 0,51 y 2,55 smlv.
  • La clase media es una clase con un ingreso relativamente bajo y altamente concentrado en remuneraciones no salariales y laborales informales, lo cual muy probablemente hará que la pandemia la lleve a una situación de vulnerabilidad o de pobreza.
  • En la clase media cerca del 63 % de las personas tiene un ingreso mensual per cápita inferior a un smlv, y solo el 5 % un ingreso superior a 2 smlv.


Estos hechos marcados antes de la pandemia deben llevar tanto al Congreso de la República como al ejecutivo y a la sociedad civil a considerar en toda su extensión la implementación de reformas fiscales como la profundización del IVA a toda la canasta familiar y la reducción de la base gravable del impuesto sobre la renta y complementarios, y más bien concentrar sus esfuerzos y capital político en reducir la brecha entre la tarifa nominal y la efectiva en los deciles 9 y 10 tanto de la clase alta como de los grandes conglomerados empresariales.


El Gobierno nacional no debe olvidar que las declaraciones de renta y complementarios presentadas en 2019 por las personas jurídicas reflejan que los beneficios fiscales de las empresas alcanzaron un valor de 16 billones de pesos, de los cuales 11 billones corresponden a los Ingresos No Constitutivos de Renta, y de los cuales los principales beneficiarios son el sistema financiero (23 %), seguido por el comercio (13 %) y el transporte (10 %).


En suma, es posible que el Estado colombiano dure varios años luchando contra los efectos de la pandemia, pues su capacidad fiscal –medida como el recaudo tributario como proporción del PIB– para proveer apoyo tanto a las pequeñas y medianas empresas como a las familias en pobreza extrema y vulnerables, es muy inferior al de economías de los países de la OCDE. Sin embargo, la reforma fiscal que necesita no se encuentra en la profundización del IVA a la canasta familiar ni la ampliación de la base gravable del impuesto sobre la renta de las personas naturales, sino reduciendo la brecha entre las tarifa nominal y la efectiva, y gravando el patrimonio a los más ricos.

 


1 https://www.portafolio.co/economia/que-es-ser-pobre-para-el-dane-en-colombia-529203

Relacionados

442,3975,3187,3048,3976,3193

En Colombia se consideran como residuos peligrosos los elementos de bioseguridad que se usan durante una pandemia, como tapabocas de un solo uso,...

Las políticas públicas median entre valores que existen en una sociedad, pues si bien se apoyan en conceptos de expertos, finalmente son productos...

Al comienzo de la pandemia surgieron reportes internacionales que señalaban que los niños no eran un alto foco de contagio de COVID-19; aun así, los...

A esta conclusión llegaron algunos de los invitados al programa UN Análisis, de UN Radio (98.5 FM), en el cual se debatió sobre la cultura ciudadana y...

Resultado de diversos procesos históricos iniciados con el equivocado “descubrimiento de América”, seguido de enfermedades, cambios culturales...

Consejo Editorial