Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
¿Cómo se propaga el miedo al crimen? Las matemáticas podrían tener una respuesta

Los bogotanos se sienten inseguros. La “Encuesta de percepción y victimización” de la Cámara de Comercio de Bogotá reveló que en el segundo semestre de 2018 solo una de cada cinco personas encuestada consideró que su barrio es seguro; un 63 % de los participantes manifestó que se siente inseguro en el transporte público, concretamente en Transmilenio, y del 17 % de los ciudadanos que han sido víctima directa de algún delito, la mayoría indicó que lo fue del hurto mediante la modalidad de atraco.

Sin embargo la capital del país afronta una paradoja, ya que aunque en la última década la ciudad ha experimentado reducciones significativas en su tasa de homicidios (ver gráfico) y un descenso más reciente en los niveles de victimización, la sensación de inseguridad no mengua. (Lea también: La película del miedo, otro instrumento de gobierno urbano).

¿Es el miedo al crimen algo contagioso? Entender cómo ocurre el fenómeno de propagación de este sentimiento entre las personas se convirtió en la tarea de Cristian Alejandro Pulido Quintero, estudiante de la Maestría en Ciencias - Matemáticas Aplicadas de la UNAL, quien desarrolló un modelo matemático que simula cómo se propaga el miedo en una ciudad tan segregada como Bogotá.

Al respecto, el profesor Francisco Gómez, del Departamento de Matemáticas de la UNAL y director de la investigación del estudiante Pulido, afirma que “las matemáticas ayudan a explicar y a comprender estos fenómenos sociales tan complejos; por eso son excelentes aliadas para los planificadores de la ciudad y de la seguridad”.

Apoyado en modelo mexicano

Para su investigación, el estudiante Pulido partió del modelo matemático desarrollado en México por Rafael Prieto Curiel –Ph. D. en Matemáticas Aplicadas y Seguridad y Crimen de la University College of London–, quien a partir del análisis estadístico de la Encuesta de Victimización y Percepción Ciudadana (Envipe) en Ciudad de México representó, entre otros datos, cómo se produce la difusión de la información relacionada con el miedo a la delincuencia entre las personas.

El investigador mexicano ha explicado en varias entrevistas que en su propuesta considera características relevantes vinculadas a la propagación del miedo –como la tasa de ocurrencia de los delitos, los mecanismos de memoria y las formas como se comparte el miedo entre las personas, entre otras–, para las cuales aprovechó otros modelos desarrollados para epidemiología y difusión de opiniones. Uno de los resultados más relevantes de su trabajo es evidenciar que el miedo no está relacionado necesariamente con el crimen ni con la incidencia delictiva.

Bastan pocas interacciones con personas que hayan sido víctimas para crear una preocupación crónica con respecto al crimen en ciertos grupos poblacionales. Lo preocupante, señalan los expertos, es que las autoridades siguen centradas en reducir el número de delitos, mientras la percepción del crimen entre los ciudadanos del común va en aumento tanto en Ciudad de México como en Bogotá.

En el caso bogotano, el investigador Pulido detectó que el modelo de su colega Prieto capturaba el efecto que la comunicación tenía entre las personas al considerar sus interacciones aleatorias, es decir como si en cualquier momento dos personas  al azar entran en contacto, algo que no se adapta al contexto de una ciudad tan desarticulada como Bogotá, ya sea por condiciones económicas, estratos sociales y raza, entre otros factores.

Adaptado a las particularidades de Bogotá

Para diseñar su propuesta, una de las primeras acciones del magíster fue poner un grafo por debajo en el que cada nodo (amigo) de la red representara a las personas y las conexiones cuando dos sujetos con atributos similares se están comunicando. “Dichos atributos pueden referirse a elementos como el barrio, el tipo de vivienda, la media de victimizaciones, la edad o el nivel de estudio”, amplía.

Los grafos son la estructura matemática que les permitió a los investigadores representar en elementos de un conjunto la interacción entre varias entidades para explicar cómo sucede esta. El ejemplo típico de un grafo es la red de amigos. “A la vez que yo hablo con mi conjunto de amigos, ellos también lo hacen con otras personas; de esta manera, si quiero abordar algún tema lo hago primero con mis amigos y ellos quizá lo hacen con sus contactos. La forma en que la información viaja está condicionada por los nodos –en este caso los amigos– en esos grafos”, explica el profesor Gómez.

La topología o forma de esta red que se establece entre las personas puede cambiar las opiniones de los miembros de la comunidad, por eso en el trabajo se estudió cómo variaba el miedo a la delincuencia cuando la interacción entre personas se apoya en una red compleja que exhibe una estructura comunitaria como la bogotana.

Al respecto el docente subraya que “no es lo mismo que en un grupo de personas todos sean amigos de todos a que uno solo tenga, por ejemplo, a un par de amigos. Uno lógicamente alcanza a visualizar que la información se propaga mucho más rápido si todos estamos conectados, si yo solo tengo un par de amigos la información incluso podría no llegar a propagarse si alguna de esas conexiones falla”.

En ese sentido, la hipótesis era que incluso si estas estructuras de apoyo permitían una comunicación eficiente, en el caso de la propagación del miedo también pueden promover un efecto de aislamiento de este temor para algunas comunidades.

Gracias al modelo diseñado se comprobó que cuando existe un alto grado de segregación las personas que más sufren los efectos del miedo al crimen son los pobres, lo que pone de manifiesto la desigualdad y “llama la atención sobre cómo los mecanismos para la mitigación del miedo tienen que cambiar para adaptarse a la forma como nos comunicamos”, destacan los investigadores de la UNAL, y agregan que en muchos casos los planificadores de seguridad pertenecen al grupo con poca susceptibilidad al delito, lo que puede resultar en una subestimación de las poblaciones más vulnerables.

La explicación está en los números

El modelo diseñado por el magíster Pulido también ofrece un promedio del histórico que permite tener una media de los delitos sufridos por una persona en un periodo concreto, y además incluye el factor de “pérdida de memoria e incremento de la seguridad”, que se relaciona con el efecto que se produce cuando una persona no es víctima de crímenes, aumentando su percepción de seguridad.

También “comparamos la opinión de un individuo con las personas con las que se comunica; de ahí surge otra hipótesis en la que creemos que el miedo es contagioso y una persona miedosa puede influir más en otra que no lo es para cambiar”, manifiesta.

En el modelo de simulación cuando se tienen personas con una media cero de victimizaciones, es decir, que no han sufrido ningún crimen pero sobre los que aún existe la posibilidad de que les suceda, son ellos los que se ven más afectados cuando reciben información relacionada con el miedo. En ese sentido, un aspecto relevante a tener en cuenta es el desarrollo de estrategias de comunicación que permitan reducir la percepción sobre el miedo al crimen.

En los próximos meses, la propuesta del magíster Pulido será validada con datos reales gracias a un proyecto de seguridad predictiva para Bogotá que adelantarán de manera conjunta la UNAL, la Secretaría Distrital de Seguridad, Convivencia y Justicia y la empresa de matemática aplicada Quantil. De esta manera, se podrán construir modelos que describan cuatro problemáticas relacionadas con el crimen, la seguridad y la convivencia en Bogotá.

Relacionados

407,516,1681,1682,2312

El “22N” (22 de noviembre) en la noche nos encerraron en el corral de nuestro propio miedo y de nuestro propio odio, cuando a partir de montajes...

La paradoja que el miedo genera es la de construir sociedades con individuos aislados, con proyectos de vida centrados en el desarrollo personal, el...

Obligatorios desde 1997 para todos los municipios, los Planes de Ordenamiento Territorial han generado amplias luchas políticas, al tiempo que han...

Reducir la proliferación en el uso de este tipo de elementos requiere de una permanente de control policivo en la calle, sobre todo en los sitios...

Un mayor control de las enfermedades tropicales, el mejoramiento de los servicios públicos y la modernización de la infraestructura vial –por ejemplo...

Consejo Editorial