Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Periódico UNAL

Resultados de Búsqueda:

Periódico UNAL
Colombia y Venezuela: retos fronterizos y binacionales

“Cierre” o reapertura de fronteras


El recuento de decisiones unilaterales encadenadas muestra hitos del agravamiento de la tensión entre los centros políticos nacionales con graves efectos para las poblaciones que habitan a ambos lados.
 

En agosto de 2015 Nicolás Maduro ordenó “cierre total de frontera, expulsión de colombianos y marcación de sus casas para demolerlas”, y en 2016 accedió a abrir algunos pasos peatonales en horario restringido.
 

En octubre 2018 Iván Duque anunció que como asumía que Maduro es dictador no tendría embajador sino cónsul y encargado de negocios en Venezuela. Con su partido, el Centro Democrático, secundó la estrategia de Donald Trump de usar todas las opciones posibles frente a Maduro y se unió al sector opositor que privilegiaba la presión externa para buscar una salida.
 

Ante la reelección irregular de Maduro, en enero de 2019 Duque apoyó el nombramiento que hizo la Asamblea Nacional de Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, lo acompañó en el concierto fronterizo para presionar la entrada de donaciones humanitarias y provocar levantamiento militar mientras anunciaba que Maduro caería en cuestión de horas.
 

Puedes ver: Estatuto Temporal de Protección para Migrantes Venezolanos, ¿una solución real?


En febrero de 2019 Maduro rompió relaciones interestatales, expulsó al personal diplomático y de atención consular colombiano, ordenó cierre y bloqueo de puentes binacionales. Con la pandemia, en marzo de 2020 Duque ordenó el “cierre de fronteras”, y el 1 de junio de 2021 su “reapertura”, mientras Maduro puso en Táchira a Fredy Bernal como “protector” (figura que usa donde la autoridad local elegida es de oposición) a retirar bloqueos de algunos puentes, labor que Bernal, como candidato a gobernador, ha ido usando en su campaña.
 

El “cierre de fronteras” solo obstruye los siete pasos formales existentes en los 2.219 kilómetros de línea limítrofe, obligando a personas y mercancías a atravesar por trochas informales en las que grupos armados irregulares se disputan el control, les imponen abusivas regulaciones y los someten a extorsión, trabajo forzado y explotación sexual. Si los anuncios unilaterales de “reapertura” no coordinan ni horarios, menos aún la revisión/reparación de las infraestructuras de los puentes para evitar riesgos.
 

Fuertes interacciones fronterizas perturbadas


Colombia y Venezuela están articulados por la más larga, abigarrada y compleja frontera de cada país. Ante todo, comparten poblaciones indígenas. Además, cada uno es el principal destino migratorio o refugio del otro: en los años 70 y 80 miles de colombianos buscaron empleo e ingresos en Venezuela, y en los 90 se refugiaron huyendo de la violencia; en 2015 empezó el éxodo desde Venezuela con la expulsión de colombianos y su familia binacional, luego más de la mitad de los venezolanos forzados a salir de su país han pasado o se han quedado en Colombia, y otros miles entran de manera permanente a abastecerse, buscar ingresos y servicios de salud o a recuperar remesas enviadas por sus familiares migrantes.


Aunque los dos países comparten ecosistemas estratégicos, cada lado ha generado sus propios “parques nacionales” sin coordinar la protección ambiental. Y el entrecruzamiento de las dos economías fue mutuamente ventajoso porque generó empleos, ingresos, comercio, infraestructuras y oportunidades para ambos lados, hasta cuando Venezuela salió de la Comunidad Andina. Todas las intensas articulaciones se ven perturbadas con la tensión entre los centros políticos nacionales.


Durante el periodo en que coincidieron los gobiernos de Hugo Chávez y Álvaro Uribe sus divergencias paralizaron la institucionalidad para procesar esa compleja vecindad: la Comisión Negociadora (Coneg), dedicada a asuntos como la delimitación marítima y la densificación de hitos terrestres; la Comisión Binacional Fronteriza (Combifron) de diálogo entre las fuerzas institucionales de seguridad; la Comisión Presidencial de Integración y Asuntos Fronterizos (Copiaf), conocida como Comisión de Vecindad; así como diversos mecanismos entre autoridades locales de ambos lados de la frontera. Maduro y Duque han aumentado la tensión interestatal, reemplazado la diplomacia profesional por acusaciones mutuas y militarización de territorios fronterizos.


Por ejemplo, en septiembre de 2017 Maduro anunció la militarización del Táchira, en 2019 declaró alerta ante una eventual agresión de Colombia, ordenó realizar ejercicios militares y desplegar un sistema de misiles para defensa. En julio de 2020 aumentó la tensión con la llegada de 53 militares estadounidenses a 5 unidades militares cerca a Venezuela, según el ministro de Defensa colombiano “para asesoramiento y entrenamiento en la lucha contra el narcotráfico”. En marzo de 2021 Maduro anunció el envío a Apure de 1.000 milicianos en refuerzo a la unión cívico-militar-policial en defensa de la soberanía.


Los centros políticos están en mora de asumir que sus estrategias y el cierre de pasos fronterizos formales y de canales de comunicación interestatal han generado serios daños, en particular a las poblaciones más vulnerables de las zonas fronterizas, y agudizan los problemas compartidos en vez de procesar de forma cooperativa todas las interacciones binacionales.

Iniciativas proactivas


Para revertir los efectos de la tensión actual, tan perjudicial para zonas fronterizas y asuntos compartidos, han surgido muchas iniciativas conjuntas de diversos sectores de ambos lados que han fortalecido nexos positivos.
 

Las gobernaciones de Táchira y Norte de Santander pusieron en marcha mesas de trabajo para procesar y hacer avanzar temas cruciales con la participación de alcaldes, gremios económicos y cámaras de comercio, buscando reabrir pasos fronterizos formales y sentar bases de recuperación económica, entendimiento y cooperación para enfrentar la crisis humanitaria, socioeconómica y de seguridad. En ocasiones han participado obispos, el Servicio Jesuita a Refugiados y organizaciones de la sociedad civil de cada país.
 

Esas mesas de trabajo atendieron una emergencia ambiental que afectó a las dos naciones, han tratado de mejorar las condiciones de circulación de migrantes y retornados con un corredor humanitario para que las personas que tienen que abastecerse, buscar servicios o estudiar en Cúcuta puedan pasar por los puentes.
 

Así mismo han tomado iniciativas que aún no han logrado coordinación binacional en la reapertura de los pasos fronterizos legales: desbloqueo y fortalecimiento de todos los puentes, acción biosanitaria conjunta en medio de la pandemia y controles aduaneros para el transporte terrestre de mercancías que estimulen la reactivación económica.
 

Puedes escuchar: Migración en América Latina, un fenómeno con diferentes rostros.
 

En 2019 comenzó un esfuerzo para revivir las iniciativas ciudadanas binacionales impulsadas desde los años 90 por las Universidades Nacional de Colombia y Central de Venezuela, dando así origen a Puentes Ciudadanos Colombia-Venezuela, red binacional que estimula una diplomacia social en favor de solución pacífica de las crisis en Venezuela y de la construcción de paz en Colombia, derechos para migrantes y retornados, atención de problemas de la frontera y reconstrucción la relación binacional.
 

El 19 de octubre de 2021 el Congreso de Colombia aprobó conformar una comisión entre legisladores de los dos países para ayudar a normalizar las relaciones diplomáticas y comerciales binacionales; el presidente del Senado colombiano envió invitación a la Asamblea Nacional venezolana, elegida en diciembre pasado, para dialogar al respecto, y se planea un amplio diálogo plural.
 

Es clave que todas esas iniciativas fronterizas, gremiales, ciudadanas y legislativas se aproximen a la complejidad de la situación en Venezuela, fortalezcan nexos positivos entre las dos naciones y logren concretar de forma inmediata una reapertura de pasos fronterizos que requiere diálogo, concertación y cooperación binacional así sea vía un tercer país.

Relacionados

5466,226,3527,1990,1997,1083,3929

La reconstrucción de la relación, siete años después de graves tensiones y rupturas, debe fortalecer todos los nexos positivos. También requiere poner...

En conversación con el Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (Iepri), de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), la...

El 21 de noviembre de 2021 se realizaron en Venezuela las elecciones regionales, en las cuales hubo un éxito rotundo del chavismo, al conservar la...

Una de las transformaciones más importantes de la política internacional actual se dio a raíz de la terminación del periodo de Gobierno de la...

Históricamente Estados Unidos ha tenido estrechas relaciones bilaterales con Colombia, las cuales se han movido entre la cooperación y la injerencia...

Consejo Editorial