Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Cascarillas de arroz y bacterias lumínicas, materiales para VIS ecológicas

“Es necesario emplear materiales que no solo resulten menos costosos, sino que también sean más amigables con el medioambiente”, fue una de las ideas expuestas por la experta en la “I Conferencia internacional de construcciones con materiales no convencionales” realizada en la Universidad Nacional de Colombia (UN) Sede Manizales.

En su conferencia “Tecnologías para la construcción de viviendas de bajo costo, con materiales renovables, investigación y aplicación experimental de materiales”, la investigadora detalló la importancia de esa apuesta en las ciudades de los países en vías de desarrollo económico, donde cerca de 800 millones de personas viven en asentamientos precarios.

Durante el evento, en el que estudiantes de Arquitectura y profesores invitados construyeron durante tres días una bóveda, una cúpula y una escalera catalana a partir de guadua y tierra cruda, Barrionuevo destacó la forma como se han venido empleando materiales tradicionales en la construcción de las viviendas que conforman el Paisaje Cultural Cafetero. “Conservar el uso de materiales como la guadua y el bahareque significa reconocer el patrimonio histórico de la región”.

Según Barrionuevo, Colombia no debería abandonar la costumbre de edificar con este tipo de materiales, porque son económicos y ecológicos y pueden aportar mucho  en la construcción de VIS. Esta es la entrevista que concedió a UN Periódico Digital.

UN Periódico Digital (UNPD): ¿En qué consiste la tecnología que se utiliza para las construcciones de vivienda de bajo costo en Perú?

Raquel Barrionuevo (RB): es bastante diversa, teniendo en cuenta las características diferentes de un extremo a otro del país, por razones geográficas, de costumbres, culturas y de los materiales que existen a disposición para efectuar las obras. Nuestra tecnología debe responder a esa variada realidad peruana. En la actualidad se trabaja mucho con el concreto armado y las albañilerías. Y nuestro empeño es por racionalizar esos trabajos de modo que podamos hacer construcciones mucho más seguras, eficientes y con buenas respuestas ante sismos o incendios.

De otra parte, utilizamos tecnologías no convencionales para atender los grandes problemas que tenemos de déficit de vivienda y de contribución al cambio climático por el uso de formas poco respetuosas con nuestro entorno. Para ello usamos materiales renovables como la madera, el bambú, las bacterias lumínicas y en general aquellas que no agredan el medio ambiente.

También estamos acudiendo al empleo de materiales que surjan de los residuos industriales, como tubos de cartón, botellas plásticas y cascarilla de arroz, para mezclarlas con el cemento y así formar estructuras de concreto reforzado, logrando mejor resistencia mecánica para contrarrestar la sismicidad.

UNPD: ¿Cuáles son sus beneficios e importancia en las VIS?

RB: En la Universidad estamos muy interesados en difundir y estudiar este tipo de tecnologías, para contribuir a mejorar el déficit de vivienda. Necesitamos construir muchas unidades lo más pronto posible. Desgraciadamente en nuestros países ha ido aumentando esta necesidad y ni siquiera se tiene la capacidad de atender el crecimiento anual que se produce.

Nuestro segundo objetivo se enfoca en los desastres, especialmente el problema de sismorresistencia, que sean tecnologías que tengan buen comportamiento frente a los sismos, además de incentivar la construcción sostenible que ayude a contrarrestar los efectos del cambio climático. El otro problema es despertar la vocación para tener profesionales comprometidos con estas tareas.

UNPD:  ¿Qué las diferencia de las tecnologías que utilizan materiales como el hierro, concreto, ladrillo o aluminio?

RB: Los materiales que utilizamos en la construcción de viviendas de bajo costo dan como resultado precios muy favorables para la población, que en su gran mayoría no tiene capacidad de pago para estas tecnologías.

El uso de materiales como acero, concreto o ladrillo contaminan el ambiente. Fabricar una tonelada de cemento es enviar a la atmósfera una tonelada de dióxido de carbono, lo que contribuye a reducir la capa de ozono. Sin embargo a estos materiales no los podemos dejar de lado por todo lo que se puede hacer con ellos, pero se requieren de otros que no causen tanto daño al medioambiente sin que se reduzca la calidad de las construcciones.

La cascarilla de arroz, por ejemplo, puede sustituir casi una quinta parte del cemento empleado para darle resistencia al concreto, al tiempo que robustece también la acción de las aguas sulfatadas en la preparación de este material.

Las bacterias lumínicas, ayudan a que se pueda elaborar cemento sin tener que acudir a temperaturas elevadas con las que hoy se fabrica. De ese modo hay una importante contribución a disminuir el calentamiento global, pues se calcula que la industria del cemento provoca un 5 % de las emisiones de carbono en el mundo.

UNPD:  ¿Cómo se ha beneficiado la población peruana con estas construcciones?

RB: Estamos trabajando en el tema. Es bastante difícil porque en su implementación hay muchos factores que inciden y que tenemos que resolver. Por otra parte, es una tarea titánica que no se puede hacer en poco tiempo. Tenemos que lograr que profesionales comprometidos empujen esta tarea cada vez más, tratando de aprovechar la capacidad autoconstructora de la población.

En Perú hace muchísimo tiempo estamos trabajando en este tema. Yo llevo laborando más de 20 años en esta área. Alguna vez me preguntaron en cuántos años se podría tener un reglamento de construcciones completo y bueno, a lo que respondí que en 20 años estaremos listos para comenzar de nuevo.

UNPD:  ¿Cómo está el déficit de vivienda en Perú?

RB: El país tiene un déficit de casi dos millones de viviendas. Además tenemos un crecimiento anual de 90.000 viviendas. Alcanzar niveles óptimos para suplir las necesidades es muy difícil.

UNPD:  ¿Cómo está resolviendo el Gobierno peruano esta situación, tanto en lo urbano, como en lo rural?

RB: El Gobierno peruano está empeñado en hacer programas de vivienda para la población en situación de pobreza, sobre todo con materiales convencionales en las zonas urbanas, que se entregan mediante un bono inicial para que puedan adquirirse, y a partir de créditos a largo plazo (20 años). En la zona rural el Estado construye directamente, pero con dificultades porque son zonas muy alejadas.

UNPD:  ¿Cuál es el modelo de gestión que tiene el Gobierno nacional para la oferta y entrega de VIS, ya que en Colombia un habitante de bajos recursos debe hacer un ahorro programado?

RB: Para `plantear un proyecto de este tipo yo recorrí los cinco países andinos. Todos estos tenían un programa similar que se resumía en un ABC: A, de ahorro, B, de bono, y C, de crédito, con un pequeño tinte de diferencia entre uno y otro. También lo aplicamos en nuestro país. 

En el país existe mucha construcción, especialmente aquella que puede significar construcción masiva de vivienda, es difícil pero estamos tratando de socializar una política de calidad.

UNPD:  ¿Qué recomendaciones entrega para consolidar una política integral que fortalezca la construcción y entrega de viviendas, especialmente las VIS?

RB: La mayoría de las construcciones se hacen por autoconstrucción y hay que aprovechar esa capacidad, para hacer que eso que ellos saben hacer lo hagan bien. Esa capacidad es muy grande y los Gobiernos no la aprovechan como debe ser.

Se debe dar un impulso a la microempresa, es decir que la población participe para que se apropien de la tecnología, la aprovechen y sean ellos los que en adelante lideren los nuevos proyectos de este tipo.

UNPD:  ¿El programa de materiales renovables implica retomar el uso de técnicas ancestrales?

RB: Hemos aplicado el conocimiento ancestral en investigaciones y los resultados son muy positivos. Por ejemplo el uso de disipadores de energía en la cimentación para reducir totalmente el efecto negativo de los sismos.

UNPD:  ¿En qué consiste la producción social del hábitat, programa que usted lidera?

RB: Es una iniciativa que busca que se construyan viviendas en cantidad suficiente, que sean habitables, con excelente calidad y a muy bajo costo. Con medidas antidesastres, para hacerlas más seguras. Además que sea accesibles a las personas de escasos recursos.

Las personas que se han beneficiado han aprendido y hemos visto que a pesar de que han sido pequeños programas los han ido asimilando porque han ido participando, pero evidentemente es una gota en el mar, porque está apenas iniciando.

UNPD:  ¿Hay resistencia para el uso de esos materiales por parte de empresas constructoras que pueden encontrar algún tipo de detrimento para sus intereses económicos? 

RB: Básicamente la empresa constructora trabaja con los materiales convencionales, porque lo que tenemos hasta ahora son materiales experimentales con buenos resultados y se debe seguir una metodología de transmisión de estos conocimientos y eso lleva tiempo.

A las empresas constructoras no les interesa participar en este aspecto. Es otro universo que se debe enfrentar con otra política. Evidentemente no se puede trasladar la política basada en las empresas constructoras a la que estamos tratando de desarrollar.

UNPD: Finalmente, como profesora de la de la Universidad Nacional de Ingeniería en Inca ¿qué recomendación les entrega a los estudiantes de Arquitectura?

RB: Que no olviden que la Arquitectura es una profesión maravillosa. Ellos son realmente los guardianes del hábitat y en este sentido deben procurar por dar a las futuras generaciones, especialmente las de menores recursos económicos, viviendas de calidad.

Relacionados

1208,238,1585,1300,1295,850,1586,1587,1127

La nueva manera como el Dane estima la línea de pobreza y de indigencia en Colombia presenta problemas metodológicos, al subestimar su magnitud....

El neologismo aporofobia, escogido en 2017 como una de las palabras del año por la Fundación del Español Urgente, alude a una realidad antigua: el...

El impacto ambiental de un modelo de desarrollo depredador perjudica a los más vulnerables, dice Silvana Martínez, presidenta de la Federación...

Las políticas para el sector no han tenido siempre en cuenta el ordenamiento campesino. Por eso no hay un marco normativo que responda al carácter...

¿Cuántos bienes necesitamos en la vida: alimentos, vestuario, servicios, una casa, una finca, un yate? Y de ahí en adelante, ¿qué más? ¿Dos casas, dos...

Consejo Editorial