Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Periódico UNAL

Resultados de Búsqueda:

Periódico UNAL
Antártida, modelo para el desarrollo de la astrobiología en el Nevado del Ruiz

Pocos lugares de la Tierra evocan con tal fidelidad los paisajes extraterrestres que hasta solo unas décadas atrás podían ser fruto de nuestra imaginación, pero que, gracias a la exploración planetaria, hoy son familiares para los seres humanos. La Antártida, también llamada “continente blanco”, es uno de esos paisajes únicos que se asemejan a planetas como Marte, por lo que se convierte en un escenario fundamental para adelantar investigaciones científicas en el campo de la geología planetaria y la astrobiología.

Desde 2015, el Grupo de Ciencias Planetarias y Astrobiología (GCPA) de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), en conjunto con el Programa Antártico Colombiano (PAC) y la Comisión Colombiana del Océano (CCO), ha fortalecido los lazos de colaboración para desarrollar proyectos científicos que permitan emplear a la Antártida como un análogo planetario.

En la VIII Expedición de Colombia a la Antártida se ha establecido una ruta de trabajo sólida que facilite tanto la cartografía geológica como el muestreo microbiológico de lugares de interés astrobiológico en el continente blanco.

El proyecto de investigación también involucra la evaluación de otros lugares de amplia riqueza geológica como el volcán Nevado del Ruiz, similar a la isla Decepción, una pequeña isla volcánica ubicada aproximadamente a 62° de latitud sur y lugar de estudio de esta VIII Expedición de Colombia a la Antártida.

Ambos lugares tienen un alto potencial para ser considerados como análogos terrestres, ya que, en algún momento de su historia geológica, cuerpos rocosos del sistema solar –como Marte y la Luna– también tuvieron una continua actividad volcánica. Ademásexisten coincidencias mineralógicas y geoquímicas que permiten establecer comparaciones entre ambos volcanes y algunas regiones volcánicas del planeta rojo.

Lea también: Monitoreando la Antártida: primera estación geofísica colombiana diseñada y construida por la UNAL

De Ushuaia a la isla Decepción

Una de las paradas obligadas –por lo menos para aquellos que parten de Suramérica hacia la Antártida– es Ushuaia, en Argentina, llamada “ciudad del fin del mundo”. Con una población de casi 85.000 habitantes, rodeada de montañas con cimas cubiertas de nieve, incluso en verano, esta pequeña ciudad guarda cientos de historias que sumergen a sus visitantes en lagunas glaciares y parques naturales de extraordinaria belleza.

El encanto propio de Ushuaia se contrarresta con el pasaje que conecta al fin del mundo con la Antártida: el mar de Drake, considerado como el más turbulento del mundo; allí convergen tres océanos: Pacífico, Atlántico y Antártico, por lo que es una de las regiones marítimas más hostiles y difíciles de navegar.

Esta semana partió desde Ushuaia el BIO Hespérides (propiedad de España) con más de 40 investigadores rumbo hacia la Antártida. El continente blanco es el lugar que cualquier científico del mundo quisiera visitar, pero que lamentablemente, por las altísimas dificultades técnicas, solo unos pocos pueden hacerlo. Y es que no es para nada trivial el arribo a esta parte tan remota del planeta.

Lea también: Colombia busca señales de cambio climático en la Antártica

En la VIII Expedición de Colombia a la Antártida, la colaboración internacional y el papel diplomático y logístico desempeñado por el PAC y la CCO ha sido fundamental. De hecho, por parte de la UNAL participarán en el proyecto los estudiantes María Angélica Leal, del Doctorado en Biología, y David Tovar, del Doctorado en Geociencias, además de los docentes Jimena Sánchez Nieves (Departamento de Biología), Nadejda Tchegliakova (Departamento de Geociencias) y Argenis Bonilla (Departamento de Biología), con la colaboración internacional del profesor Miguel Ángel de Pablo Hernández, de la Universidad de Alcalá y científico del Comité Polar Español.

Gracias a esta colaboración ha sido posible llegar a la base antártica Gabriel de Castilla, la cual es administrada por España, que servirá de refugio para los expedicionarios colombianos por un poco más de un mes. La labor de divulgación científica y educativa realizada por la Asociación de Científicos Iniciales de Carrera Polar (APECS Colombia) ha contribuido enormemente en divulgar la importancia de la investigación científica en la Antártida.

Cuando termine la Expedición, el BIO Hespérides saldrá de la isla Decepción rumbo a Punta Arenas, en Chile, y de allí a Colombia, en donde se analizarán las muestras de rocas y suelos recolectadas en campo. Aunque la expedición 2021-2022 haya culminado, el proyecto de investigación es de largo aliento y seguirá contribuyendo al PAC por varios años más.

La Antártida es mucho más que hielo

La riqueza y variedad geológica, biológica, climática y oceanográfica, entre otras, les permite a los científicos tener un amplio abanico de oportunidades para la investigación científica de la Antártida.

“De hecho, la mayoría de los proyectos involucran a científicos que trabajan en diferentes áreas del conocimiento, y es aquí en donde realmente hay una concientización mucho más profunda sobre la importancia de tener una visión amplia y un conocimiento de varios temas que permitan afrontar un problema científico. La retrógrada idea de enfocarse en un solo tema y no salir de la zona de confort queda más que relegada cuando uno se enfrenta a retos del mundo real”, señala el docente.

Uno de los mayores atractivos que tiene el continente blanco es la riqueza oculta relacionada con microorganismos, particularmente aquellos extremófilos de muy bajas temperaturas. A estos seres diminutos se les conoce en el mundo de la astrobiología como psicrófilos.

El interés científico en estudiar los psicrófilos radica en que, dadas las condiciones de la Antártida, en donde existe una permanente capa de hielo y los suelos están siempre congelados (permafrost), estos microorganismos sobreviven sin problema. Estas características también han sido reportadas en planetas como Marte, así que son un excelente referente para buscar vida fuera del planeta Tierra en lugares inhóspitos del sistema solar.

Por último, como parte de este proyecto de investigación, también se estudiarán microorganismos endolíticos, los cuales se caracterizan por alimentarse se los minerales formadores de roca. Estos microorganismos también son de alto interés astrobiológico, ya que eventualmente podrían estar presentes en las rocas de Marte. Este estudio geo-microbiológico en rocas volcánicas de la Antártida no solo es innovador, sino también muy atractivo por los posibles resultados que se consigan.

Relacionados

185,1018,5551,1340,5552

Tras llegar de la Isla de Decepción, en la Antártida, los investigadores analizan las muestras de rocas, en las que podrían encontrar microorganismos...

Bacterias que viven por encima de los 55 oC y hongos que se reproducen en altas concentraciones de sal son algunos de los organismos encontrados en...

Una expedición científica organizada por el Museo Field de Historia Natural de Chicago en la parte baja de la cuenca del río Putumayo, a la que fue...

El robot explorador Perseverance de la NASA llegó a Marte como parte de una misión espacial realizada por un grupo diverso de científicos e ingenieros...

Ahora todos los interesados pueden acceder a los datos de diferentes señales geofísicas provenientes de la isla Marambio –o Seymour–, una de las 16...

Consejo Editorial