Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Amapola, un cultivo del que poco se sabe

Esta falta de información se debe a la dificultad de hacer detección y monitoreo de cultivos de la planta, dadas las características propias del mismo y de la zona donde se siembra. Esta planta se cultiva entre los 2.000 y 3.000 m.s.n.m, en zonas con alta nubosidad, donde es más difícil su monitoreo satelital. Adicionalmente, el color de las flores en las distintas variedades (blanca, roja o morada) hace que no haya un único criterio para su detección.

Hacia 1994, el país estimaba que se tenían cultivadas unas 20.405 hectáreas de amapola, una de las cifras más altas en su historia, valor que se redujo drásticamente hasta llegar a 1.023 hectáreas en 2006, según informes de la Policía Nacional, y 1.300 ha en 2016 según informes de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés).

Sin embargo, hasta el día de hoy, no hay certeza de cuál es el área de este cultivo en el país, ya que estos datos salen de declaraciones de prensa, así como los datos registrados por la Dirección Antinarcóticos de la Policía Nacional, en sus operaciones de erradicación del cultivo y reconocimiento del terreno.

En ese sentido, el documento la caracterización agrocultural de cultivos de amapola y de los territorios afectados, recientemente lanzado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por su sigla en inglés) es un gran avance en este campo, dado que combina las herramientas técnicas del sistema de detección satelital, con el trabajo territorial con comunidades de Nariño y Cauca, a través de la aplicación de 440 encuestas.

Según Miguel Serrano, líder del área de estudios territoriales de UNODC, más allá del estudio de los cultivos, lo que vale la pena es el monitoreo de los territorios afectados, analizando cuáles son los elementos que facilitan o promueven las economías ilícitas en el territorio, y su viabilidad económica y social.

Este informe muestra que el 36% de los hogares con cultivos de amapola están bajo la línea de pobreza monetaria, cifra bastante baja en comparación al 76% de los hogares con cultivos lícitos, que se encuentran en esta misma condición. Asimismo, la pobreza extrema es tres veces superior en los hogares que no cultivan amapola.

Los productores siembran en promedio 1,5 hectáreas de amapola por año, en un sistema de rotación de lotes que permite tener trabajo e ingresos en varios momentos del año. La productividad por hectárea de látex varía desde 16,8 kg/ha en el sur de Cauca, hasta 37,6 kg/ha en el centro de Nariño, lo que da una utilidad promedio estimada de $13.245.323 anual por ha cultivada. De acuerdo con esto, el ingreso mensual por persona es 2,97 veces más alto en los hogares que cultivan amapola, con respecto a los que no lo hacen.

Dadas estas diferencias en los ingresos, no resulta sorprendente que el 75 % de los hogares con amapola considere este cultivo como la base del sustento familiar que además permite acceder a mejores condiciones de vivienda, educación y salud.

Sin embargo, el 69% estos hogares considera que este cultivo trae problemas para el territorio (prostitución, alcoholismo, encarecimiento del costo de vida y aumento de la presencia de grupos armados ilegales).

A estos interesantes indicadores de percepción que presenta el informe, se suma el hecho de que el 96 % de los productores de amapola estaría dispuesto a participar en programas de sustitución de cultivos, pero, consideran que los mayores problemas de una producción lícita son el alto costo de los insumos (85 %), los problemas climáticos (58 %), bajos precios de los productos lícitos en el mercado (76 %) y la infraestructura vial (50 %).

Quedan dudas sobre el destino de esta producción de uso ilícito. Se podría especular que dada la poca cantidad de hectáreas cultivadas de amapola, con respecto a las de coca que superan las 200.000 ha, la producción se dirige hacia el mercado interno. Sin embargo, según Serrano, todavía no se cuentan con datos consistentes de la demanda de drogas ilícitas para mercado interno, por lo cual no se puede hacer ninguna afirmación al respecto.

Según el líder de estudios territoriales de UNODC, otro punto importante del informe es la existencia de propuestas de sustitución de cultivos que han sido exitosas, no solo porque se ha pasado de una producción ilícita a una lícita, sino porque estas se han mantenido en el tiempo a pesar de la diferencia de ingresos, que puede recibir un pequeño productor agropecuario ilícito, como es el caso el resguardo indígena de Aponte en el departamento de Nariño.

Este caso muestra cómo el trabajo conjunto entre comunidades y Estado, resulta ser más eficaz que las políticas hechas unilateralmente, ya que permite fortalecer la legitimidad de las instituciones territoriales y nacionales. Otro hecho novedoso en el informe es la inclusión de una sección dedicada a las condiciones de vida y trabajo de las mujeres rurales en zonas con cultivos de amapola, su autonomía de ingresos económicos y su empoderamiento territorial.

A pesar que el problema de los cultivos ilícitos en el país es un tema complejo y no se pueden hacer generalizaciones de ningún tipo, la nueva información sobre cultivos de amapola, el registro e investigación de procesos de sustitución exitosos en Nariño, así como la incorporación del estudio de las economías del cuidado en las mujeres rurales, son avances que sin duda alguna, deben ser insumos tomados en cuenta en las estrategias gubernamentales en la lucha contra el narcotráfico y en la consolidación de planes de desarrollo alternativo sostenibles en el tiempo.

A pesar de que los mecanismos de seguimiento e información de los cultivos ilícitos han mejorado en los últimos años, poco se sabe sobre otros cultivos ilícitos como la amapola, que está relacionada con la producción de opio, morfina y heroína.

Relacionados

2542,2535,2543,2544,2545

Los opioides, presentes en medicamentos para tratar espasmos y cólicos, entre otras dolencias, podrían convertirse en una adicción que conlleve a la...

Así lo consideran dos expertos invitados al programa La Paz en Foco, de UN Televisión. Una de sus mayores preocupaciones es que el Gobierno insista en...

Consejo Editorial