Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
    Administradoras de fondos de pensiones deben reponer recursos faltantes

La ley 100 de 1993 y la ley 1328 de 2009 establecen que las administradoras de fondos de pensiones (AFP) tienen la obligación de garantizar, por lo menos, una rentabilidad mínima de los ahorros individuales. En los casos en que no se garantice esa rentabilidad mínima, las AFP deberán reponer los valores faltantes con la reserva de estabilización de rendimientos, que equivale al 1 % de los fondos, o, en su defecto, con otros recursos propios.

Pese a que esta legislación pretende conservar el valor real de los fondos pensionales, los trabajadores que están cotizando en la AFP Porvenir recibieron esta semana la noticia de que los rendimientos de su pensión obligatoria fueron negativos, lo que generó desconfianza entre los ahorradores. Si se tiene en cuenta que todas las AFP invierten en activos financieros similares y en las mismas proporciones, se puede deducir que la pérdida sobre los rendimientos de este primer trimestre no es solo para quienes cotizan en Porvenir sino para todos los afiliados del régimen de ahorro individual.

Incluso para organismos multilaterales, como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, las perspectivas para los fondos de pensiones no son tan optimistas.

Aunque los ciclos de un portafolio de largo plazo como el de los fondos de pensiones pueden presentar episodios de rentabilidad negativa –lo cual no debería sorprender–, estos también dan lugar a reflexionar sobre la robustez de los pronósticos tan optimistas que la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y de Cesantías (Asofondos) ha divulgado recientemente, a propósito de su propuesta de reforma pensional.

Asofondos afirma que para lograr una pensión de determinado monto, los cotizantes solo deben aportar el 30 % de ese valor porque el restante 70 % se obtendrá de los rendimientos financieros. Esto supone una expectativa de rendimientos acumulados superiores a 200 %, lo cual es especulativo porque no se conocen estudios técnicos que soporten tales pronósticos.

Incluso para organismos multilaterales, como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), las perspectivas para los fondos de pensiones no son tan optimistas. Según una reciente columna de la analista Flor Esther Salazar, analista y docente de la Universidad Nacional de Colombia (UN), en 2015 la OCDE indica que “la productividad no mantendrá el ritmo de crecimiento necesario para apoyar la valoración de bonos y acciones […] los fondos de pensiones y compañías de seguros tendrán dificultades porque sus activos se valorizarán menos que sus pasivos o provisiones para atender a sus afiliados. […] El riesgo viene de que (los recaudos) se invertirán menos en activos reales y más en rubros de alto riesgo y productos complejos con escasa liquidez”.

Otra situación muy importante que se debe considerar en este contexto es la precariedad del empleo en Colombia y su consecuente bajo grado de densidad en las cotizaciones. Según el analista Sergio Clavijo, excodirector del Banco de la República y director de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF), la relación PILA/PEA (planilla integrada de liquidación de aportes/población económicamente activa) es de 43 % y solo el 26 % de la PEA cotiza con densidades mayores a 70 %, es decir ocho meses al año. Estos resultados se presentaron en su trabajo “Elementos para una Reforma Estructural Pensional (REP)”

Esta dinámica de intermitencia en la que los trabajadores hacen ingentes esfuerzos por mantenerse dentro del sistema pensional, combinada con un clima de desconfianza debido a los episodios de rentabilidades negativas, finalmente no generan incentivos para que los trabajadores se esfuercen en obtener una pensión.

Dada la intermitencia laboral, si el trabajador colombiano promedio consiguió laborar y cotizar durante el primer trimestre pero no todo el año, no tendrá oportunidad de recuperar la rentabilidad perdida durante ese primer trimestre.

En este difícil escenario puede ser ilustrativo un ejemplo. En la reciente coyuntura, por las redes sociales circuló ampliamente el caso de un afiliado que tenía 23.381.863 pesos al terminar 2017 y aportó 1.066.409 pesos durante el primer trimestre de 2018. Sin embargo terminó con un saldo de 23.862.018 pesos, es decir que se le reportó una pérdida de 586.254 pesos. Para entender la pérdida real, es decir haciendo una conversión de valores monetarios a tiempo de cotización, se puede inferir que de los 90 días que se cotizaron durante el trimestre, el cotizante perdió cerca de 50 días.

Peor aún: dada la intermitencia laboral, si el trabajador colombiano promedio consiguió laborar y cotizar durante el primer trimestre pero no todo el año, no tendrá oportunidad de recuperar la rentabilidad perdida durante ese primer trimestre, lo cual podría significar un 32 % menos de ahorro con respecto a lo que pudiese ahorrar a lo largo de este año.

Aunque las AFP desestiman la situación aduciendo que es coyuntural y que se compensa con periodos en los que sí hay buenas rentabilidades, queda la duda de si estos episodios acumulados en el largo plazo pueden ser los causantes de que las tasas de reemplazo sean muy inferiores a las prometidas por las AFP cuando vinculan a sus afiliados.


(*)

Alejandra Sánchez Vásquez, coordinadora Maestría de Actuaria y Finanzas

Óscar Javier López Alfonso, profesor Maestría de Actuaria y Finanzas

Carlos Murcia Linares, economista

Relacionados

1004,38,1005,1006,1007,148,717

Los datos muestran una problemática parecida en municipios de Nariño, Córdoba, Antioquia, caracterizada por la gran destrucción el espacio con serios...

En Colombia no hay una manera de matricularlos en los colegios porque se les exige visa y requisitos burocráticos que no tienen en cuenta su situación...

Las regiones más afectadas coinciden con aquellas que votaron por el Sí en el plebiscito por la paz de 2016 y donde la presencia del Estado es casi...

El futuro del proyecto Hidroituango sigue en vilo a causa de la emergencia que registró desde el pasado 11 de mayo y que ya completa ocho días. Pero...

El aumento de expectativa de vida implica mayor riesgo de padecer enfermedades como la demencia. Según la Organización Mundial de la Salud,...

Consejo Editorial