Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Participación educativa en las próximas elecciones a la Alcaldía de Bogotá

El pasado 14 de marzo el Centro Democrático retiró un proyecto de ley que había radicado ante la Cámara hacía poco más de un mes y que pretendía establecer prohibiciones al ejercicio de la docencia. Según sus ponentes –el representante Edward Rodríguez y el senador Alejandro Corrales–, dicha iniciativa fue un error y es mejor darle campo al debate entre alumnos, profesores, padres de familia y sociedad en general.

El proyecto que pretendía limitar la libertad de cátedra en los colegios tuvo que ser retirado por la polémica que despertó. En efecto, los docentes éramos acusados, entre otros cargos, de generar odio entre los estudiantes y de censurar sus posiciones políticas cuando son contrarias a las nuestras. Sin embargo aún queda en el ambiente esa percepción macartista del docente como “enemigo” del Estado en nuestra sociedad democrática.

Es necesario que los diferentes estamentos del sector educativo encabecemos la construcción de un país incluyente que propenda por el diálogo democrático de las diferentes ideas políticas. Las próximas elecciones a la Alcaldía de Bogotá se nos presentan como la mejor oportunidad para demostrar que conformamos un sector amplio e incluyente, y que aunque figuramos como una prioridad para la administración pública, sus recursos todavía no son suficientes para establecer la calidad educativa que requiere la ciudad, y por lo tanto la construcción de la democracia.

Después de revisar con lupa los proyectos que se están llevando a cabo desde el Instituto para el Desarrollo de la Investigación Pedagógica (IDEP) y la Secretaría de Educación, parece que nos vamos a quedar cortos en la meta del Plan Decenal de Educación 2016-2026, aunque seamos la ciudad más adelantada del país. Si bien hemos avanzado (aunque no lo suficiente) en aspectos como infraestructura, profesionalización docente y gestión educativa, existen otros temas –como la educación inicial, la equidad, la igualdad y su consecuente cierre de brechas socioeconómicas, de género y poblacionales, incluso la jornada única– cuya implementación no se ha consolidado en algunos países latinoamericanos desde hace más de veinte años. También es importante mencionar la articulación de la educación básica con la superior que, después de varios esfuerzos, se está estacionando en la técnica y difícilmente incorpora los demás ciclos propedéuticos.

Ya sea con la transformación del IDEP o con la generación de otro espacio, los educadores de todos los niveles en Bogotá podemos consolidar un gran Centro de Pensamiento para la Educación, que sea efectivo en el diseño y la ejecución de programas enfocados en la calidad y en la cobertura total. Además este Centro debe contar con la participación de diferentes y reconocidos expertos de la educación, que determinen y asesoren la toma de decisiones de política pública de una manera efectiva para que los miembros de las diferentes comunidades académicas no continuemos en la incertidumbre de la efectividad o la mala implementación de los proyectos en el corto y largo plazo.

Las próximas elecciones a la Alcaldía de Bogotá constituyen una oportunidad muy válida para que los miembros de la comunidad educativa en Bogotá nos organicemos en una Comisión Educativa o en una Mesa Educativa para negociar con los candidatos esta solicitud. Sabemos que somos un sector muy amplio que puede y debe expresar una posición política ante la sociedad democrática no solo al momento de votar sino también en campaña, como lo han hecho antes otros actores sociales.

Recordemos, por ejemplo, el caso de la Comunidad LGBTIQ en las elecciones de 2003. Con algunos antecedentes y en la búsqueda de reclamar para sí una política pública favorable, esta comunidad se sentó a negociar su apoyo en elecciones con tres candidatos a la Alcaldía de ese entonces. Entre ellos estaba “Lucho” Garzón, el único que aceptó y firmó un documento previo a su elección, en el que se comprometió, entre otras peticiones, a crear un Centro Comunitario LGBT en Chapinero y a establecer una política pública que cobijara los derechos de esa comunidad.

El candidato no solo ganó las elecciones, sino que también le cumplió a esta comunidad: creó el Centro Comunitario y sentó las bases para que en 2009 se expidiera el Acuerdo 371 de 2009, “Por medio del cual se establecen lineamientos de política pública para la garantía plena de los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas (LGBT) y sobre identidades de género y orientaciones sexuales en el Distrito Capital y se dictan otras disposiciones”.

Aunque “Lucho” Garzón no es el mejor alcalde que ha tenido Bogotá, tampoco ha sido el peor. La Comunidad LGBTIQ participó activamente en esas elecciones, y, como ciudadanos, contribuyeron a su elección. Hoy la lucha por los derechos de la diversidad se da en condiciones mucho más favorables para esta comunidad. En efecto, fue una negociación pública y el candidato cumplió.

En contraste, el panorama actual de las elecciones de octubre nos presenta candidatos que no generarán un cambio significativo en la ciudad y por eso el sector de la educación tiene la oportunidad de encabezar la ciudad en la que viviremos en los próximos cuatro años. Ahora bien, esta cuidad educativa redundará en el bienestar de todos los demás ciudadanos.

Si esta propuesta llega a concretarse, nos constituiremos en un ejemplo de participación democrática en un país tan polarizado que percibe a los maestros como el “enemigo” de algún régimen autoritario, o que utiliza la profesión con el único fin de ganar elecciones políticas y que pretende, incluso, despojar de representaciones en el Senado a las únicas personas que han implementado la pedagogía, tan necesaria, en la administración pública.

Perfil

Edwin Mauricio Aldana Morales.

Licenciado en Español y Filología Clásica de la Universidad Nacional de Colombia (UN) y magíster en Educación con énfasis en Gestión y Políticas Públicas de la Universidad de los Andes. Docente universitario, evaluador de pruebas estandarizadas y gestión en acompañamiento y asesorías docentes.