Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Periódico UNAL

Resultados de Búsqueda:

Periódico UNAL
Las lecciones de Afganistán: la originalidad occidental, otra invasión militar

Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington adjudicados a Al Qaeda, Estados Unidos decide invadir Afganistán al frente de una coalición occidental liderada por su Ejército y la OTAN, en una operación denominada “Libertad Duradera”, como parte de la “guerra contra el terrorismo”, y en menos de 90 días derroca al régimen talibán.

En el pico del oleaje de los atentados del 11-S, el presidente de ese país, George W. Bush, juró venganza. Aunque no hubo ningún afgano ni ningún iraquí en los atentados, estos pueblos sufrirían las invasiones de la venganza imperial.


Los talibán se replegaron a otras zonas del país y limítrofes. En 20 años la invasión militar internacional no logró expulsar a los Talibán, que siguieron manteniendo el control de muchas zonas apoyados por los pastún, etnia de la cual son integrantes y que cuenta con 17 millones de personas en Afganistán.


El propósito declarado y público de la invasión era la “guerra contra el terrorismo”, capturar a Osama bin Laden, destruir a Al Qaeda, derrocar al régimen talibán que había proporcionado apoyo y refugio a Al Qaeda, e impedir que grupos afganos pudieran realizar actos terroristas contra Occidente.


Pero cabe recordar lo que en su momento advirtió el intelectual estadounidense Howard Zinn sobre la declaración de “guerra contra el terrorismo” de su país: “el término es absurdo, ya que toda guerra es terrorismo”.


Expulsados los Talibán, imponen a Hamid Karzai en Kabul, que se convierte en el nuevo primer ministro afgano. Es un hombre de confianza de la CIA y ha trabajado en EE. UU. como asesor de la Union Oil Company of California (Unocal), la gran empresa petrolera que tenía planes de construir un oleoducto a través de Afganistán. Inyectan miles de millones de dólares en ayudas para reconstruir el país y despliegan a 150.000 soldados para ayudar al Gobierno afgano a garantizar la seguridad.


Los Talibán replegados o en los países vecinos –especialmente en Pakistán– reanudaron su rebelión contra el nuevo gobierno afgano y la alianza occidental EE. UU.-OTAN.
 

La sociedad afgana, ¿un abanico de etnias indescifrable?


La sociedad afgana es un mosaico de unas 15 tribus principales con múltiples subtribus, algunas de ellas rivales entre sí. Los pastún han sido los más grandes y poderosos (42 %), pero también existen otras etnias importantes como los tayikos (25 %), uzbekos (10 %), hazaras (15 %), nuristaníes y baluchíes, entre otros.
 

Los pastún, una sola etnia en dos países


Es la etnia mayoritaria de Afganistán, con más del 40 % de una población que llega a los 39,5 millones de habitantes. Los pastún son principalmente musulmanes sunitas y hablan la lengua pashto o pastún. La otra parte de su población se encuentra en Pakistán, donde son la segunda etnia y fueron divididos artificialmente en 1898 por la Línea Durand (2.400 km), trazada por los británicos entre el territorio afgano y el paquistaní.
 

Desde el siglo XVIII los pastún suelen controlar el Estado y el Ejército en Afganistán. Con 41 millones de individuos, son la etnia musulmana más grande del mundo, casi igual a los kurdos.


La posición dominante de los pastún, que se reparten en una zona desde la frontera paquistaní (este) hasta la frontera iraní (sur), suele provocar malestar en los otros grupos étnicos que se consideran marginados política, económica y culturalmente.


Los talibán que tomaron el poder por segunda vez el 15 de agosto pasado derrotando al Ejército norteamericano, y desde antes con el gobierno de 1996-2001, son un grupo predominantemente pastún. Fueron base de sustento de los muyahidines que combatieron la invasión soviética y desde el final de la ocupación, principales protagonistas del proceso político afgano.


Taleb es una palabra árabe que significa estudiante del Corán, y talibán es el plural, los estudiantes.


Y para confirmar esa realidad pastún, el primer ministro puesto en 2002 por Estados Unidos, Hamid Karzai, también procede de la etnia pastún, pero vivió un exilio dorado en EE. UU. Y Ashraf Ghani, el expresidente que huyó en agosto, es de la etnia tayika, enfrentada históricamente a los pastún.


Los tayikos representan el 24 % de la población y son de origen persa; hablan un dialecto semejante al farsi, conocido como darí. Los EE. UU. y Ghani tomaron la decisión de imponerlo como lengua oficial de Afganistán para borrar la lengua pashto que venía siendo la lengua oficial y mayoritaria en la población, y eso representa hoy un gran problema en la conformación del gobierno inclusivo que se negocia, pues los tayikos reclaman esa oficialidad de su lengua.


Estos se agrupan al oeste del país y en las montañas del noreste, próximos a Tayikistán, donde tienen su propio Estado nacional fuera de las fronteras afganas. Los tayikos no son tribales y forman la mayoría de los residentes urbanos de Kabul, Herat y Mazar-e Sarif.
 

Los uzbekos también tienen su Estado nacional vecino en Uzbekistán, y los turcomanos en Turkmenistán.


Los baluchis y los baouis son dos etnias que se han mezclado históricamente. El asentamiento de estos pueblos se encuentra en el sur de Kandahar, a lo largo de la frontera con el Beluchistán paquistaní.


Los nuristanis fueron llamados “kafir” (infieles) hasta su conversión forzada al islam en el siglo XIX y viven en las montañas del noreste de Kabul.


Otra de las etnias importantes en Afganistán son los hazaras, que representan al 15 % de la población. Residen en la región central –conocida como Hazarajat– y al noreste de Pakistán. Son los principales enemigos de los pastún, ya que profesan el islam de la rama chií, una herejía para los suníes. Sus diferentes intentos por obtener una autonomía, en cooperación con la Alianza del Norte, fueron reprimidos violentamente por los talibán.
 

Aunque con un rol más pequeño (6 %), Afganistán también acoge turcomanos, kirguises, chahars, aimaks, kazajos y así se completa el abanico étnico.

Perfil

Carlos García Tobón.

Analista internacional con énfasis en China, Asia Central y la Ruta de la Seda histórica y actual. Arquitecto y urbanista de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL)