Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Periódico UNAL

Resultados de Búsqueda:

Periódico UNAL
El interés que conlleva el estudio sociohistórico de los procesos de vacunación

En medio de esta pandemia por COVID-19, el tema de la vacunación está muy presente. De hecho, vivimos con gran expectativa e inquietud la marcha de los actuales procesos de vacunación, los cuales, según datos de finales de diciembre de 2021, han llevado a que se administre la impresionante cifra de 9.000 millones de dosis de vacuna en todo el mundo, y que cerca del 58 % de la población mundial haya recibido al menos una dosis de vacuna.

La polémica frente al actual uso de las vacunas no se ha hecho esperar, y aún son varios los interrogantes que generan discusión entre los expertos, y muchas las inquietudes que surgen entre las personas que reciben la vacunación o se resisten a ella. No solo están presentes los escándalos asociados con el despliegue de los procesos de vacunación[1], y el escepticismo y el temor que embarga a muchas personas[2], sino que existen varios movimientos antivacuna que suelen ser muy beligerantes en Europa y Estados Unidos[3].

Pese a las buenas intenciones y las grandes expectativas de los profesionales de la salud y al impresionante desarrollo científico-técnico que conllevan las vacunas, los procesos de inmunización están inmersos en complejas dinámicas socioeconómicas, políticas y culturales que no solo los promueven o los obstaculizan, sino que los hacen posibles.

Por eso resulta tan interesante el análisis sociohistórico de los procesos de vacunación frente a diversas enfermedades, y tan cautivadores los estudios adelantados por los científicos sociales al respecto. Aunque aún son pocos, estos estudios nos ayudan a entender la complejidad social que subyace a la vacunación y los múltiples intereses que allí entran en juego.

Mencionaré tres trabajos de historia que he podido leer en estos días y que se refieren a la vacunación contra la viruela durante los siglos XIX y XX. Dos de estos trabajos son artículos escritos por reconocidos historiadores extranjeros mientras que el tercero corresponde a la labor desarrollada por una muy distinguida socióloga e historiadora colombiana quien, por demás, fue mi directora de tesis de maestría.

Poder, política y vacunación

El primer artículo fue escrito por el historiador estadounidense Paul R. Greenough –especialista en historia de la India moderna– y publicado en 1995 en la prestigiosa revista Social Science and Medicine. Bajo el impactante título de “Intimidation, coercion and resistance in the final stages of the South Asian smallpox eradication campaign, 1973-1975” (Intimidación, coerción y resistencia en la última etapa de la campaña de erradicación de la viruela en el sur de Asia, 1973-1975), el autor nos muestra cómo algunos epidemiólogos estadounidenses, trabajando bajo los auspicios de la OMS, intimidaron a funcionarios locales de salud y recurrieron a métodos coercitivos frente a la población en las etapas finales del programa de erradicación de la viruela.

Si bien estas presiones tuvieron éxito a corto plazo frente a la contención de la enfermedad, en la India y Bangladesh provocaron resentimientos entre los funcionarios y la población, cuyo efecto posterior favoreció la emergencia de algunas actitudes negativas hacia ulteriores campañas de vacunación. El trabajo muestra las resistencias que se presentan ante el saber experto pero, más aún, los desequilibrios de poder existentes entre profesionales y funcionarios de diversos ámbitos geopolíticos. Por tanto, afloran las tensiones entre las dinámicas globales y las dinámicas locales, asunto que es el centro de interés del segundo artículo que me interesa comentar.

Dos historiadores de la medicina, el indio Sanjoy Bhattacharya y el danés Niels Brimnes, publicaron en 2009 en el renombrado Bulletin of the History of Medicine, de la Universidad Johns Hopkins, su artículo introductorio “Introduction: Simultaneously Global and Local: reassessing smallpox vaccination and its Spread, 1789-1900” (Introducción: Simultámente global y local: reevaluación de la vacunación contra la viruela y su propagación, 1789-1900), en el cual hacen la presentación del número especial del Boletín dedicado al tema de la vacunación contra la viruela.

En su escrito, los autores resaltan el renovado interés por el estudio histórico de la prevención de la viruela, además de algunos de los hallazgos obtenidos en esa nueva indagación. En particular, muestran cómo al estudiar lo ocurrido en diversos países, de distintas regiones del mundo, se percibe una gran variedad de actitudes estatales hacia la vacunación, desde aquellos esfuerzos plenamente dirigidos a difundir la técnica de vacunación en sus territorios hasta esfuerzos más inciertos y diluidos, mediados por el escepticismo o la precaución.

Como lo exponen los autores, aunque la renuencia a aceptar la vacunación ha sido ampliamente documentada, esta no se debe atribuir a la simple dicotomía entre modernidad versus tradición (o ciencia vs. cultura), dado que los casos de resistencia se entienden mejor como interacciones contextualizadas específicas que evidencian la complejidad social. Al decir de los autores, factores como una geografía favorable, unas estructuras burocráticas sólidas, los nexos con las agencias internacionales y la ausencia de variolización (el procedimiento de inoculación de la viruela que se usaba antes de la vacunación) parecen haber ayudado a la transferencia relativamente fluida de tecnologías de vacunación y esto permite entender la vacunación contra la viruela como un fenómeno global y local a la vez.

Estas mismas preocupaciones, y otras más por supuesto, están presentes en el trabajo de la socióloga e historiadora de la ciencia colombiana Diana Obregón, el cual queda recogido en su reciente libro Epidemias, sueros y vacunas: La revolución bacteriológica en Colombia (1841-1939), que forma parte de la bella colección Apuntes Maestros –publicada por la Rectoría de la Universidad Nacional de Colombia– y salió a la luz pública en agosto de 2021.

Gracias al gentil obsequio de su autora, pude tener el placer de leer el libro completo, el cual reúne cinco artículos publicados en fuentes dispersas. Los dos últimos, que llevan los títulos de “La vacunación antivariólica: corregir el cuerpo social” y “La vacuna o la política de las cosas”, abordan de manera directa el tema de la vacunación.

Los materiales son de una gran riqueza intelectual y están escritos con rigor y elegancia. En ellos se percibe la complejidad social que subyace a los procesos de vacunación y vale la pena leerlos con detenimiento y fruición. Por ahora me interesa resaltar dos aspectos presentados por la autora, los cuales me parecieron fascinantes: el primero señala que la vacunación se constituyó en uno de los rasgos más intervencionistas de la medicina de Estado (hoy hablamos de salud pública) y, a lo largo del siglo XIX y al comienzo del XX, se asumió con una actitud ambivalente. La ambigüedad social suscitada fue favorecida por las dificultades técnicas, administrativas, financieras y políticas a las que se enfrentó el proceso de vacunación.

El segundo se refiere a la idea de que vacuna y sociedad se coproducen, en la medida en que la vacunación requiere y refuerza el orden social mientras que la dinámica social avala o desalienta el desarrollo de las vacunas. Y estos procesos se dan en medio de disputas, desacuerdos y polémicas. Estos dos aspectos quedan expuestos de manera lúcida en el trabajo de Diana Obregón, y sirven como insumo importante para analizar los actuales procesos de vacunación.

De igual manera, los asuntos abordados por los otros autores también resultan de gran interés porque, tal como lo han mostrado todos ellos para el caso de la vacunación contra la viruela, en la actual vacunación contra COVID-19 también entran en disputa los múltiples intereses de diversos actores sociales, se presentan tensiones entre distintas prácticas y saberes, y surgen notables discusiones científico-técnicas, económicas, morales y políticas que afectan la vida de una enorme cantidad de personas. Algo que, por demás, es propio del campo de la salud pública.


[1]https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-56218624

[2] https://www.agenciasinc.es/Entrevistas/La-confianza-hacia-las-vacunas-de-la-covid-mejora-pero-seguira-siendo-una-preocupacion-de-salud-publica-durante-anos

[3] https://www.eltiempo.com/mundo/europa/covid-los-movimientos-antivacunas-que-enfrenta-europa-ante-omicron-640336; https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1887-85712012000200009

Perfil

Juan Carlos Eslava C.

Profesor del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina, Universidad Nacional de Colombia (UNAL)