Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
CTi en la Economía Naranja

El presidente Iván Duque ha planteado la Economía Naranja como política de gobierno para que “actores, artistas, productores, músicos, diseñadores, publicistas, joyeros, dramaturgos, fotógrafos y animadores digitales conquisten mercados, mejoren sus ingresos, emprendan con éxito, posicionen su talento y atraigan los ojos del mundo”.

El Banco Mundial (BM) calculó que en 2011 la Economía Naranja alcanzó los 4.300 millones de dólares en el mundo, y algunos analistas han planteado una relación entre economía, cultura y creatividad para desarrollarla.

Es indudable que en Colombia existe una gran creatividad –como lo demuestran muchos ejemplos– pero más allá de eso es fundamental aterrizar esta excelente iniciativa gubernamental para aplicarla al contexto colombiano. La Economía Naranja o Economía Creativa comprende los sectores en los que el valor de los bienes y servicios se fundamenta en la propiedad intelectual, las creaciones de la mente, la ciencia, la tecnología y la innovación, entre otras relacionadas.

Para que esta economía no se quede en la simple iniciativa artesanal o cultural es fundamental conocer y reconocer los avances y resultados de los grupos de investigación colombianos alrededor de la ciencia, la tecnología y la innovación (CTi).

Nuevos materiales, aplicaciones de software, efectos de la luz como fenómeno electromagnético y efectos biológicos de las bacterias son algunos ejemplos que pueden incentivar emprendimientos innovadores de impacto social en áreas como la ingeniería, la arquitectura, la artesanía, el diseño o la música en aplicaciones de realidad virtual que enseñen danzas tradicionales o materiales nuevos que irradien luz no contaminante a partir de bacterias, que han sido proyectos exitosos en otros países.

Es factible tomar como ejemplo hipotético la realización de un proyecto de Economía Naranja alrededor del bello y típico pueblo de Ráquira, en Boyacá, donde sus artesanos trabajan la arcilla desde antes de la llegada de los españoles.

En 2008 Artesanías de Colombia hizo un buen trabajo de diagnóstico sobre la cerámica tradicional de Ráquira con estudios históricos y antropológicos. En él se detallan los procesos productivos, las máquinas de molino, mezcladoras, extrusoras, herramientas para pulido y corte, hornos de leña, carbón o gas poco amigables al medioambiente, y se puede concluir que aún faltan manejar nuevas técnicas de recocido que darían mejores resultados, más económicos y amigables con el ambiente.

Nuevos materiales, aplicaciones de software, efectos de la luz como fenómeno electromagnético y efectos biológicos de las bacterias son algunos ejemplos que pueden incentivar emprendimientos innovadores de impacto social

La arcilla se describe en términos generales pero aún falta conocer sus características físicas y químicas. De ahí la importancia de mejorar procesos, lograr nuevos productos y mejor elaborados, para conquistar nuevos mercados internacionales, más productivos y competitivos como lo ha hecho México con su artesanía de arcilla, que es mucho más colorida y diversa que la de Ráquira.

Para aplicar en nuestro municipio boyacense un proyecto de Economía Naranja se requieren varias iniciativas, como por ejemplo integrar la cultura artesanal con la ciencia, la tecnología y la innovación en nuevos materiales, en sistemas de hornos para facilitar el trabajo, mejorar la estructura mecánica o aumentar la estabilidad de las dimensiones en el proceso de tratamiento por calor. Para ello es necesario un capital de riesgo y un plan con indicadores con el fin de que sea un proyecto con resultados alcanzables en tiempos predeterminados.

En conclusión: para que la Economía Naranja sea un proyecto viable y exitoso en Colombia es fundamental que la relación entre creatividad, economía y cultura vaya más allá y se integre con la ciencia, la tecnología y la innovación.

Perfil

Horacio Torres Sánchez

Horacio Torres es profesor emérito de la Facultad de Ingeniería de la UN, tiene estudios de doctorado en la Universidad Técnica de Darmstadt (Alemania), y recientemente fue promovido como miembro de número de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (Accefyn). Este experto en rayos es uno de los 60 científicos más influyentes e importantes del país.

Email
htorress@gmail.com