Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
¿Cómo iniciar la universidad y no morir en el intento?

En la universidad solíamos decir que “habíamos pasado de ser los mejores alumnos del colegio sin esforzarnos, a ser los peores alumnos en la universidad esforzándonos”, esta es una dura realidad que enfrentan los alumnos universitarios de todo el mundo, y que puede llegar a afectar dramáticamente su futuro profesional.

Ante la inminente llegada del nuevo semestre, y en medio de las condiciones excepcionales impuestas por la pandemia del COVID-19, con su forzosa realidad de la educación a distancia, considero conveniente revelarles a los nuevos estudiantes universitarios los dos secretos que necesitan para mantenerse a flote en esa turbulenta transición del colegio a la universidad. Solo son dos simples palabras: motivación y disciplina.
 

Motivación: “consigue una carrera que te guste y no tendrás que sufrir el resto de tu vida”.


El gusto por la carrera elegida es la principal motivación que usted como alumno debe tener; a veces ese gusto se obtiene gracias a profesores dinámicos y con gran amor por su profesión, a veces ya se tiene una gran motivación, o a veces simplemente la familia es el motor mismo de la motivación. No existe una única razón para motivarse, pero mantenerse motivado es muy importante. Busque sorprenderse con lo aprendido permanentemente, interactúe con compañeros y profesores que sientan pasión por su trabajo, intégrese a grupos en redes sociales que muestran el lado agradable de su profesión, asista a seminarios y clases en los que se vea el desarrollo de su carrera, llénese de motivos para amar lo que hace. Permanecer motivado hará que usted se levante más fácilmente en la mañana, y disfrute largas noches de insomnio académico.
 

Disciplina: “la genialidad es 99 % transpiración y 1 % inspiración”.
 

No existe la más mínima posibilidad de obtener éxito si no se tiene disciplina, y esta se obtiene a partir de una combinación de buenas rutinas diarias y motivación permanente. Dentro de las buenas rutinas vale la pena mencionar algunas:

  • Organice su tiempo por medio de rutinas: levántese a la misma hora, tenga horarios de estudio definidos, cumpla los horarios de clases, tome recesos de 10 minutos cada 40 o 50 minutos.
  • Termine lo que inicia: no deje tareas y trabajos a medio hacer. Habituarse a terminar lo que se empieza es un gran hábito que se convierte en una gran cualidad en la vida profesional.
  • Prepare la clase: pida los temas de la clase y pregúntele al profesor que temas van a ver en la próxima sesión. Antes de la clase estudie de forma independiente el tema que se verá, y vuélvalo a estudiar después.
  • Pregunte permanentemente: preguntar es el primer paso en el arte del aprendizaje independiente, y para dominarlo debe preguntar permanentemente: en clase, después de clase, hágase preguntas y busque las respuestas. Preguntar también lo dará a conocer entre sus profesores y compañeros, y usted descubrirá que esto también es muy importante a lo largo de sus estudios y del desarrollo de su futura profesión.
  • Respete la clase: cuando esté en clase dedíquese a la clase. Es muy fácil distraerse con los recursos tecnológicos que tenemos. Busque apagar el celular o dejarlo en modo de “no distraer”; si está en clases remotas no tenga páginas adicionales abiertas. Acostúmbrese a prestar atención a clase, esto le ahorrará mucho tiempo que después podrá invertir o desperdiciar en otras labores.
  • Use la tecnología: aprenda a usar las herramientas tecnológicas que la universidad y la internet le ofrecen: calendarios, drives en la nube, acceso a las bibliotecas virtuales, grupos de estudio por WhatsApp o Telegram, grupos en redes sociales y en general use todo tipo de herramientas que le permitan adquirir conocimiento. Tampoco pierda mucho tiempo aprendiendo a usarlas en detalle, algunas le parecerán mejor que otras, use las que le sirvan y le gusten.
  • Haga grupos de estudio: un buen grupo de estudio, que se reúne con periodicidad y con objetivos claros es una gran ayuda. Grandes ideas y empresas han salido de ese tipo de grupos. Pídale al docente un espacio en la primera clase para conocer a sus compañeros por medio de una presentación corta.
  • Tome notas de clase: las notas de clase son una gran herramienta, marque las fechas de las clases en la parte superior y haga notas claras que le sirvan para el resto de su vida; anote todo lo que considere relevante, preguntas que le surjan, y hasta incidentes de clase que le hayan llamado la atención. Acostúmbrese a llevar un cuaderno de notas siempre.
  • Descanse intensivamente no extensivamente: es inevitable tener que robarle tiempo a la noche, pero busque hacerlo en situaciones excepcionales y no como una rutina. Duerma entre 6 a 8 horas diarias usando el mismo horario para acostarse y levantarse. Dedicarle tiempo al ocio también es importante, inviértalo en una actividad complementaria pero que no lo desgaste física e intelectualmente. Hacer ejercicio moderado y de forma regular es una buena forma de descanso intelectual.


La receta de la motivación y la disciplina, aunque obvia, no está exenta de imperfecciones, y usted puede tener problemas, si llega a tener problemas pida ayuda. No está mal hacerlo y por el contrario le evitará inconvenientes en el futuro; entre más rápido pida ayuda más fácil será encontrar una solución. Use los sistemas de Bienestar de la universidad, de profesores tutores, de las direcciones o coordinaciones académicas y hasta de compañeros de semestres superiores para pedir orientación a dónde dirigirse, aprender a pedir ayuda también es parte de su formación profesional, y es muy posible que usted se dé cuenta de que su difícil problema tiene una solución sencilla, pues increíblemente otras personas ya han tenido el mismo problema y la universidad ya ha creado mecanismos de apoyo para ayudarlo.


Por último, disfrute la universidad. No existe una institución que haga un cambio tan radical en la vida de una persona como una universidad. Y no existe un momento más interesante para ir a una universidad que en medio de una crisis como la que estamos viviendo por la pandemia, pues es en medio de estos momentos en que la historia cambia a las instituciones, y formar parte de esos cambios también le dará la oportunidad de cambiar la historia. Saque el mejor provecho de su paso por la universidad, y recuerde que lo único que ella le pide a usted es que cambie el mundo.

Perfil

Diego Alejandro Torres Galindo.

Profesor asociado del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias. Universidad Nacional de Colombia (UNAL)

Email
datorresg@unal.edu.co
"