Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Combatir discriminación racial laboral en Colombia, tarea pendiente del MinTrabajo

Según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), la tasa de desempleo en marzo de 2019 fue del 10,8 %, lo que representó un aumento de 1,4 puntos porcentuales respecto al mismo mes de 2018 (9,4 %), lo cual evidencia la dificultad de encontrar empleo para la población económicamente activa. Se estima que la cifra de desempleados en el país es cercana a los tres millones de personas, muchas de ellas jóvenes y mujeres.

La población afrodescendiente es una de las más afectadas por la falta de empleo. El informe “Raza y derechos humanos”, del Observatorio de Discriminación Racial, indica que los afrocolombianos tienen una sobrerrepresentación en el nivel de ocupación bajo, que corresponde a trabajadores de servicios no calificados: un 53,5 % de ellos ocupa estas posiciones, frente a un 40 % de mestizos; y en el nivel manual alto se encuentra un 23 % de afrodescendientes y un 31 % de mestizos. En otras palabras, si para un mestizo resulta difícil conseguir trabajo, para una persona afrodescendiente lo es aún más.

Para disminuir el desempleo, no solo en Colombia, es oportuno empezar a actuar desde la raíz del problema, es decir que una de las primeras acciones debería ser la reforma al sistema educativo, hacerlo más asequible a toda la población, solidificar las bases de la educación primaria y disminuir la deserción en la educación superior. De hecho, un informe del Banco Mundial concluyó que Colombia es el segundo país de América Latina con mayor tasa de deserción universitaria. La cobertura de educación superior es de alrededor del 52 % de jóvenes entre 17 y 24 años, y se estima que el 42 % de quienes ingresan a planteles educativos termina desertando en los primeros años. Se trata tanto de brindarles las capacidades a las personas para acceder a las ofertas de trabajo, como de desarrollar el mercado laboral para crear y ofrecer más opciones.

Otro factor importante es tomar las medidas legales necesarias contra las empresas que no otorgan sus vacantes a las personas por razones de raza (discriminación racial en el trabajo). Cuando se comprueba este tipo de actos, una organización puede afrontar sanciones por valores cercanos a los 3.900 millones de pesos (5.000 smmlv). Ya es suficientemente difícil combatir el desempleo y la informalidad laboral como para que, además, las empresas también discriminen.

Una esfera particularmente desigual y poco estudiada en el país es el mercado laboral. Por eso, teniendo en cuenta que se necesitaba acompañar la teoría con un experimento social, investigadores de la Universidad de los Andes comprobaron que el factor de discriminación sí existe. Lo hicieron mediante un estudio práctico realizado en Bogotá. El experimento consistió en crear 16 perfiles ficticios en hojas de vida. En ellas incluyeron distintas variables como color de piel, lugar de residencia, ciudad de origen y sexo, entre otras. Durante nueve semanas se enviaron 854 hojas de vida a los distintos servicios de clasificados.

Como resultado se observó que en la variable “color de piel”, el 19 % de las personas blancas recibió una respuesta positiva a su solicitud, contra solo el 9 % de personas afro. Aunque se sabe que otras variables como la presentación de la solicitud, la experiencia y las orientaciones políticas tienen un peso importante para ser seleccionadas, es evidente que el hecho de ser de piel negra sigue siendo un factor en contra.

En definitiva, el presidente de la República y su ministro de Trabajo deben trabajar en conjunto para atacar esta problemática. Además de tomar las medidas respectivas para disminuir la tasa de paro, es imperativo materializar nuevas normas tanto para proteger a la población afrocolombiana como para buscar e implementar la igualdad racial.

Perfil

Sara Lucía Umaña Casallas

Estudiante de Economía de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL). Deportista de alto rendimiento, perteneciente a las selecciones de voleibol de la UNAL y de Bogotá. Actualmente capitana de las categorías sub 21 y mayores.