Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Características de la industria extractiva colombiana

La economía colombiana está entre las cinco más importantes de Latinoamérica. Este posicionamiento se debe, entre otros aspectos, al crecimiento en la última década del sector extractivo nacional. Los principales productos de esta industria se centran en la producción de hidrocarburos (petróleo y gas), carbón (térmico y metalúrgico), metales preciosos (oro, plata y platino), ferroníquel, hierro, esmeraldas y materiales de construcción (calizas, arcillas, arenas). Aunque la manera como evoluciona cada uno de estos recursos es diferente, normalmente obedece a factores del contexto internacional, y en algunos casos a causas internas.

La industria extractiva colombiana se puede considerar desde varios frentes, pero en general abarca dos grandes sectores: los hidrocarburos (petróleo y gas) y la minería. El primero se caracteriza por presentar técnicas, tamaños y productores más homogéneos, mientras que el segundo es mucho más diverso tanto en productos como en técnicas, procesos productivos (subterráneo, cielo abierto, aluvión, disolución) y tamaños de las operaciones (subsistencia, pequeña, mediana y gran minería).

En Colombia el sector de los hidrocarburos ha crecido por la sustitución del carbón por otros energéticos, como el gas de esquisto (shale gas) y otros productos y técnicas no convencionales de extracción (fracking) con las cuales se plantean nuevas perspectivas en cuanto a su producción y uso, aunque no estén exentos de polémica y crítica. A pesar de que los pronunciamientos de las comunidades en las cuales se desarrolla o se pretende desarrollar esta actividad así lo confirman, su evolución positiva continúa.

Por su parte la minería provee productos esenciales para la vida diaria, aunque, por tratarse de la extracción de recursos naturales no renovables, puede afectar otros factores causando impactos significativos en el entorno físico y en las comunidades locales. Su magnitud crece en la medida en que se incrementa la producción, lo cual tiene que ver con los desechos generados y la emisión de gases, además de que los efectos negativos pueden generar la pérdida de especies de fauna y flora y de disponibilidad de agua.

El reto actual de la minería es hacer que esta actividad les entregue beneficios a las comunidades locales y regionales, incluso después de agotados los recursos minerales, para lo cual es necesario investigar sobre el desarrollo local sostenible de comunidades mineras; aquíla innovación entra a jugar un papel primordial para enfrentar los retos que se presentan por la rápida generación de rentas, la habitabilidad de las comunidades y la gestión de los recursos naturales.

En el desarrollo de las actividades de la industria extractiva del país, estas deben cumplir con la normatividad ambiental vigente, en la que se constituyen las responsabilidades y obligaciones de los concesionarios frente a los permisos y el licenciamiento ambiental de los proyectos extractivos. Institucionalmente el ente responsable de dichas licencias es el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, entidad que ejerce esta labor mediante la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) y las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR). Además la ley prevé que para actividades no licenciadas en el uso de recursos naturales no renovables se debe obtener el respectivo permiso, autorización o concesión ambiental, de la autoridad ambiental competente.

Hoy la industria extractiva (minería e hidrocarburos) no goza de la mejor reputación, pues la percepción pública se mantiene negativa a pesar de la proliferación de iniciativas de minería sostenible desde hace algunos años. En algunos sectores se plantea la inviabilidad de una minería sostenible y muchas organizaciones argumentan que la minería es una actividad inherentemente insostenible. Otros actores sostienen que la minería puede ser un motor de crecimiento y reducción de la pobreza, si sus actividades compensan los daños generando capital útil y duradero con beneficio directo a las comunidades. El reto consiste precisamente en hacer de esto una realidad, lo cual compromete a muchos estamentos de la sociedad de manera proactiva.

Algunos comentarios sobre la producción minera en Colombia

Aunque en Colombia la canasta minera se compone de más de 30 productos, de los más significativos se pueden mencionar algunas particularidades:

Carbón

Es el mayor producto minero de exportación (11,9 % de las exportaciones colombianas, 72,8 millones de toneladas en 2015). Las mayores explotaciones de carbón térmico se realizan a cielo abierto y se encuentran en el norte del país (La Guajira y Cesar). El carbón metalúrgico se produce en las cuencas de Boyacá y Cundinamarca, donde también se explota carbón térmico.

Ferroníquel

Colombia produce cerca del 1,7 % de la producción mundial, en Montelíbano, Córdoba, con producciones promedio anual de 45.000 toneladas entre 2010 y 2015 (1,20 % del país y 6,72 % de las exportaciones mineras).

Metales preciosos

En 2015 Colombia produjo cerca de 59 toneladas de metales preciosos (oro, plata y platino). La producción nacional de oro se concentra principalmente en Antioquia, Chocó, Nariño, Cauca y Bolívar, con un alto componente de informalidad e ilegalidad (solo 12 % de la producción precede de empresas reconocidas).

Materiales de construcción

Los materiales de construcción presentan un crecimiento en cuanto a su extracción, específicamente la caliza para la producción de cemento y cal, debido a la dinámica que ha tenido el sector de la construcción en la última década. Dichos materiales son fuente de ingresos para una parte importante de la población a lo largo de todo el territorio.

En resumen, el panorama que se presenta permite vislumbrar un sector altamente dinámico y con perspectivas importantes para el país, que además aporta de manera clave a la economía nacional, por lo tanto no se puede desconocer la necesidad de integrarlo más directamente al conocimiento de la población y crear conciencia de la necesidad de una interacción adecuada y proactiva entre todos los actores que forman parte de este: Estado, comunidades, productores y consumidores.

Perfil

Óscar Jaime Restrepo Baena

Profesor del Departamento de Materiales y Minerales de la Escuela de Minas de la Universidad Nacional de Colombia (UN) Sede Medellín. Ingeniero de Minas y Metalurgia de la UN; magíster en Evaluación de Impacto Ambiental y Ph. D. en Metalurgia y Materiales de la Universidad de Oviedo (España). Realizó una estancia posdoctoral en el Laboratorio de I+D de la empresa Nubiola, en Barcelona (​​España), donde también se desempeñó como director de Investigación y Desarrollo. Es miembro del Instituto de Minerales (Cimex).