Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Panel de Accesibilidad

PRESENTA:

TUMACO NECESITA A COLOMBIA

| TUMACO NECESITA A COLOMBIA

La población de San Andrés de Tumaco es de 253.637 habitantes, la mayoría de los cuales encuentra su sustento en las ventas informales. Crédito: archivo Unimedios

Tumaco, histórica exclusión del proyecto de nación

Para el puerto nariñense urge el diseño de un plan de desarrollo que, proyectado a varias décadas, permita una transformación real del territorio. Las comunidades de la región deben ser protagonistas esenciales de dicha estrategia.

La economía extractiva se ha desplegado a lo largo de los años para apropiarse de las riquezas de esta región y de sus gentes. Crédito: archivo Unimedios

Ciclos extractivos que han socavado el territorio

Los diferentes ciclos extractivos (caucho-tagua, madera, palma-camarón, coca) han sido impulsados por capitales foráneos para satisfacer demandas de mercados externos. Sus operaciones han supuesto procesos de acumulación de riqueza que engrosan las fortunas de empresas e individuos ajenos a la región.

El 84,5 % de la población tumaqueña está en condición de pobreza. Crédito: archivo Unimedios

El posacuerdo llegó con violencia a Tumaco

Tras la desmovilización de las FARC en 2016, en este municipio nariñense se registra un importante incremento de la violencia contra la población civil por el control del territorio para liderar el negocio de la coca y la minería ilegal; esto, sumado a las condiciones de pobreza y desempleo, convierten a Tumaco en el símbolo de los retos y desafíos para la construcción de una paz estable y duradera en Colombia.

 

En Tumaco hace falta de todo: buenas vías, agua potable, servicios de salud y educación; el descuido y el abandono por parte del Estado es evidente. Crédito: archivo Unimedios

Esclarecimiento de la verdad en Nariño

Después de la firma del Acuerdo Final de Paz entre el Gobierno y las FARC, en Tumaco la violencia muestra el peor rostro de la degradación del conflicto armado, situación que ha profundizado la vulnerabilidad de las comunidades indígenas y afros poniendo en riesgo la construcción de autonomía territorial y política.

El puerto de Tumaco es el principal productor de camarón del Pacífico colombiano. Foto: archivo Unimedios.

Soberanía y seguridad alimentaria en Tumaco

Desde hace una década, el Observatorio de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional (Obssan) de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) trabaja con afros, indígenas, estudiantes, líderes, madres comunitarias y gremios, entre otros sectores de la sociedad, para consolidar estrategias de memoria alimentaria que les permitan superar las carencias de nutrientes.

Permanentemente Tumaco es agitado por movimientos sísmicos que por su baja intensidad, y porque sus epicentros suelen estar en el mar, no son percibidos por la población. Foto: Grupo GIES.

Tumaco, vulnerable ante un tsunami

Las construcciones en palafito son la materialización de un sistema de vida que representa una forma particular de entender el territorio y habitarlo. Sin embargo los materiales de construcción y la ubicación inadecuada de algunas viviendas del municipio evidencian una alta fragilidad en caso de presentarse un desastre natural como un tsunami.

<i>Diasporus gularis</i> o rana naranja de esmeralda. Foto: Guido F. Medina-Rangel.

Protección a la biodiversidad también es urgente en Tumaco

Su ubicación en la esquina suroccidental de Colombia le ha conferido a la “Perla del Pacífico”, San Andrés de Tumaco (Nariño), una inmensa riqueza cultural y natural. No obstante, muchas especies de la ecorregión son sensibles a la destrucción del hábitat como consecuencia de la deforestación intensiva.