Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Panel de Accesibilidad

PRESENTA:

LA MACARENA

EL PULSO POR LA TIERRA

| LA MACARENA: EL PULSO POR LA TIERRA

Disputa por la tierra, la mecha que enciende el conflicto en La Macarena

Con la combinación de la política de tierras y la de áreas protegidas se ha construido un ordenamiento del territorio en el cual se asignan espacios para la producción agropecuaria, la minería, la protección del agua, la biodiversidad y otros componentes del patrimonio ambiental, pero se excluye a los pequeños productores campesinos.

Puerto Gaitán, pastizal dominado por Axonopus purpusii y Paspalum pectinatum sobre lomerío y palmar mixto en cubeta de la altillanura. Crédito: Larry Niño Arias, magíster en Geografía, UNAL.

Biodiversidad que necesita ser reconocida

Su gran diversidad biológica posiciona a La Macarena como el lugar de mayor expresión de la riqueza vegetal del país, rebasando incluso las estimaciones que se conocen sobre lugares como el Chocó biogeográfico o el páramo. Para preservarla se deben evaluar los logros e impedimentos en las tareas de conservación, y además promover un turismo sostenible.

Fotos: Nicolás Valdivieso

Fragilidad ambiental en la confluencia Andes, Amazonia y Orinoquia

La mayoría de los colombianos desconoce la dimensión estratégica del Área de Manejo Especial de La Macarena (AMEM), una de las regiones más ricas en biodiversidad del planeta, en la cual confluyen los ecosistemas de los Andes, la Amazonia y la Orinoquia, y de cuya conservación depende la estabilidad climática del país y del mundo.

La precaria interconexión vial terrestre y el alto costo del transporte aéreo son algunos de los problemas básicos pendientes de solucionar en La Macarena. Crédito: Nicolás Pérez Forero

Organizaciones sociales han suplido vacío del Estado

Aunque los procesos organizativos en la región han sido significativos, todavía existen factores más allá del conflicto armado que afectan las capacidades de las comunidades para actuar colectivamente de manera sostenida. Uno de los más críticos tiene que ver con las precarias condiciones de la población rural, que no encuentra oportunidades productivas distintas a la hoja de coca.

Las barreras geográficas y de transporte impiden que los pobladores de la región utilicen los servicios del sistema de salud. Crédito: Daniel Ferreira.

Un precario sistema de salud

Este territorio ha sido escenario emblemático del conflicto armado colombiano, sin que haya podido superar la violencia por el incumplimiento del Acuerdo Final de Paz, en especial en lo referente a la implementación de la Reforma Rural Integral (RRI) y el Plan Nacional de Salud Rural.

La justicia transicional debe procurar que los lazos de confianza entre las comunidades se reconstruyan. Crédito: Nicolás Pérez Forero.

Cuando la paz no es sinónimo de tranquilidad, sino de miedo

Tras la firma del Acuerdo Final de Paz, uno de los mayores retos que afrontan la sociedad civil y la institucionalidad en regiones como La Macarena es el trámite de las consecuencias y los impactos de la violencia a nivel local. En ese sentido, la justicia transicional, pensada inicialmente para actores armados, también debe buscar la reconciliación y el perdón entre las comunidades.

A finales del siglo XX en La Macarena los cultivos promisorios eran el plátano, la yuca y el maíz. Crédito: Nicolás Pérez Forero (2019)

Marginalidad y crisis en el desarrollo rural de La Macarena

Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), en 2018 los cultivos de coca en Colombia se estimaban en 169.000 hectáreas, alojadas en varios departamentos, especialmente en Nariño, Norte de Santander, Putumayo, Cauca, Antioquia y Caquetá. Sin embargo lo alarmante de esta cifra es la cantidad de droga que se podría comercializar, y la violencia armada asociada.

Incendios en la Macarena, Tinigua y otras partes de Colombia

Miércoles de ciencia y tecnología - UN Análisis: Saber para interpretar.