Escudo de la República de Colombia

Artes & Culturas

Primeros migrantes negros en Bogotá: sueños de aventureros

Además de la violencia, las ganas de formación motivaron la llegada de los primeros pobladores negros a la capital del país, entre los años cuarenta y sesenta. Una exposición y un libro recrean esta migración, que se concentró especialmente en tres localidades de Bogotá.

, 12.07.2014

Carmen Serna de Copete no solo se quedó en Bogotá, sino que promovió la llegada de otras mujeres a la capital colombiana. Cortesía Mercedes Angola y Maguemati Wabgou

Libardo Arriaga llegó a Bogotá en 1952 proveniente de Tadó (chocó) para convertirse en doctor en Ciencias Políticas y Económicas, luego de salir de la Escuela Normal de Varones de su departamento. Pero ahí no terminó su vínculo con la capital, pues en 1958 se convirtió en representante a la Cámara y luego pasó a ser senador durante dos períodos.

Posteriormente, fue funcionario de la Contraloría General de la República y en 1984 tuvo a su cargo la Notaría 38 de la capital, siendo el primer hombre negro en ocupar el cargo de notario en la ciudad. Adicionalmente, este profesional, ya retirado, ha sido investigador y autor de libros sobre la historia negra local y global.

Libardo es una prueba de que la migración de este sector de la sociedad a Bogotá no se reduce solamente al conflicto armado de los últimos 50 años. Entre las décadas de los cuarenta, cincuenta y sesenta, la motivación más grande de estos aventureros, que los llevó a salir de su entorno, fue la búsqueda de mejores oportunidades económicas y de educación, pues veían en la metrópoli el lugar perfecto para adelantar su proyecto de vida.

En el censo del 2005, la población negra en Bogotá equivalía al 1,5 %, dentro de este porcentaje, el 29 % había nacido en la capital, el 17 % provenía del Chocó y el 54 % de otras regiones del país, incluyendo el Caribe colombiano, la región Andina, el Valle, Cauca y Nariño.

En Bogotá la comunidad se reporta, en su mayoría, en localidades como Rafael Uribe Uribe, Bosa y Ciudad Bolívar. Según el profesor Maguemati Wabgou, de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Colombia, del fenómeno del desplazamiento que afecta a la población afococolombiana, palenquera y raizal, “solo se toman datos desde los años noventa para acá, pero el significado de la presencia de esta comunidad va mucho más lejos”.

En todo el país, a partir de 1930 se dio a conocer  una élite política negra que fue integrándose mayoritariamente a las filas liberales, con la llegada de este partido al poder. Así, aparecieron personajes como Adán Arriaga Andrade, Alejandro Peña, Natanael Díaz y Diego Luis Córdoba, entre otros.

Este último, cuenta la docente de la Facultad de Artes de la UN Mercedes Angola, fue fundador del departamento del Chocó en 1947 y conformó la Cámara de Representantes por el Partido Liberal. El profesor Maguemati afirma que estos líderes también ayudaban a quienes llegaban a la capital a estudiar y a trabajar.

Un trabajo liderado por ambos docentes, vinculados al grupo de investigación Migraciones y Desplazamientos, visibiliza las experiencias de esta población en Bogotá a lo largo de estas tres décadas (1940, 1950, 1960), durante las cuales, los grandes protagonistas fueron 25 hombres y mujeres que se formaron en la capital a nivel educativo, cultural y administrativo.

Sus testimonios hacen parte de la exposición llevada a cabo en el Claustro San Agustín y custodiada por el Sistema de Patrimonio y Museos de la UN. Con la información recopilada, los investigadores planean entregar una publicación que incluya la memoria fotográfica de los entrevistados y un libro de análisis sociológico de sus discursos.

Ahorrando para el viaje

En los años cincuenta y sesenta, aumentó el número de pobladores del Pacífico colombiano que llegaban al centro del país a estudiar, gracias a los ahorros de sus padres, a su buen desempeño como normalistas, a las becas conseguidas por la comunidad o a la reunificación familiar.

Además del abogado Libardo Arriaga, se destaca, en el grupo de migrantes, Abel Valoyes, secretario de Educación Distrital a comienzos de los noventa, cuya vida ha estado vinculada a la docencia. Antes de ser funcionario distrital, fue rector del Instituto Técnico Piloto de Fátima y profesor de las universidades Incca, San Buenaventura y Externado. Este matemático y físico, incluso, viajó al Eje Cafetero a dictar clases después de graduarse en la Escuela Industrial Superior de Bogotá.

Esta gama de personajes sobresalientes incluye a mujeres como Carmen Serna de Copete, quien fue rectora del Colegio Femenino de Cundinamarca y apoyó a otras mujeres en la búsqueda de nuevas oportunidades. Por su parte, Belkys Peña, de Puerto Tejada (Cauca), comenzó su historia capitalina en 1964, con sus estudios de Psicología, mientras trabajaba en el barrio Perdomo, aunque finalmente se inclinó por la Biología.

La profesora Mercedes Angola cuenta que en aquella época, la condición de mujer negra era un reto doble en la sociedad colombiana, debido a que la estigmatización de raza era más aguda con ellas que con los hombres de su mismo color. “Hubo lugares donde ni siquiera habían visto una mujer negra. De hecho, a las mujeres les decían ‘María Jesús’ como una forma de molestarlas”, agrega.

Encuentros familiares

Durante el período estudiado, reinaba entre la comunidad una integración constante que se reflejaba en los barrios donde más confluyeron: el Centro, Santafé y Eduardo Santos, y posteriormente La Esmeralda, Castilla, Centro Nariño, entre otros. Los encuentros sociales tenían lugar en cada casa y entre las familias se turnaban el papel de la anfitriona.

“En esta integración, uno de los principales aportes fue la salsa, ya que la escuchaban y se compartía”, relata el profesor Wabgou, quien añade que el exjugador de fútbol Senén Mosquera (campeón cinco veces con Millonarios), otro migrante referente, tuvo la primera discoteca de salsa de Bogotá, a finales de los sesenta; su nombre era Mozambique. El exfutbolista también es un ejemplo de formación académica, pues estudió Ciencias Sociales en la capital.

Esta es una generación de profesionales y trabajadores que llegaron a Bogotá por cuenta de su formación profesional y personal, una razón más sólida que la misma violencia que azotaba al país. Colectividad que idealizó a la capital colombiana como el lugar soñado para sobresalir.

(Por: David Santiago Gómez Mendoza, Unimedios
)
N.° 0

Otras noticias


El expresidente de Costa Rica se dirigió a la comunidad universitaria en el marco de la Escuela Internacional de Verano 2015 “Conectando a los mejores para la paz”, liderada por la Fundación Ceiba, el Ministerio de Educación y la UN. - fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Destacado UNPeriodico

agosto 08 de 2015

El reto es educar para la paz y con la paz

Construir una cultura de la democracia y la pedagogía, para forjar estudiantes...


Artes & Culturas

agosto 08 de 2015

Hablar español está de moda

La lengua de Cervantes está viviendo uno de los momentos de mayor auge...


Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen cabañas ecológicas.

Investigación & Creación

agosto 08 de 2015

30 días en la Universidad

Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen...


El Estado Islámico controla extensos territorios, en los que habitan unos 8 millones de habitantes. foto: pbs.org

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

La ideología del islam radical

ISIS revive en pleno siglo XXI las guerras que el profeta Mahoma y sus...


Por algo más de dos semanas, la población solo pudo disponer de retiros de 60 euros diarios. foto: vox.com

Economía & Organizaciones

agosto 08 de 2015

Del grexit a la nueva austeridad, dos voces en el camino griego

La tercera ayuda económica que recibe Grecia está supeditada a medidas...


"El trabajo con los estudiantes es el que me ha llenado más, después del trabajo con los pobres", escribió Camilo Torres. foto: Archivo Histórico UN.

Política & Sociedad

agosto 08 de 2015

Camilo Torres Restrepo, mucho más que un “cura guerrillero”

Al cumplirse 50 años de la muerte del capellán, profesor e investigador de la...


Las patentes pueden estimular la innovación, pero también afectar el costo de los medicamentos. - foto: archivo Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Colombia, ¿demasiado flexible en patentes de invención?

De las 2.417 patentes de invención solicitadas en el país en 2014, el 88 %...


Las aplicaciones para pedir servicios de transporte abundan en la red. foto: Catalina Torres/Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Uber y taxis amarillos, al límite de las innovaciones tecnológicas

La controversia por el servicio de taxis ofrecido a través de internet pone a...


Ilustración: Vanessa Tremain

Salud

agosto 08 de 2015

Las normas que le faltan a la eutanasia

A partir de la Resolución 1216 de 2015 del Ministerio de Salud, que determinó...