Escudo de la República de Colombia

Medio Ambiente

Policías de tránsito, en guardia por aire contaminado de Bogotá

Toxicólogos comprobaron efectos en la salud de los uniformados que se encuentran en contacto permanente con material particulado y hallaron sustancias en su organismo que evidencian la exposición a este ambiente. Aunque la OMS ha destacado el uso de la bicicleta y de biocombustibles, la capital del país sigue figurando entre las más contaminadas del mundo.

, 13.12.2014

Cada año se emiten al aire capitalino unas 2.500 toneladas de pm 10 (material particulado igual o inferior a 10 micrómetros) y de PM 2,5 (igual o inferior a 2,5 micrómetros), que provienen, en un 70 %, de la quema de combustibles fósiles, especialmente de fuentes móviles como buses y vehículos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que las altas concentraciones de pequeñas y finas partículas en el aire están asociadas a un preocupante número de muertes por enfermedad cardiovascular, respiratoria y cáncer. Su reporte indica que al menos 3,7 millones de personas -131.000 de las Américas- murieron de forma prematura en el 2012 por causas vinculadas a la polución del aire. El 88 % de esas muertes ocurrieron en países de bajos y medianos ingresos.

Las mediciones de material particulado igual o inferior a 2,5 micrómetros de diámetro, de acuerdo con el organismo, son el mejor indicador del nivel de riesgo al que está expuesta la población cuando respira aire contaminado.

Según la Secretaría de Ambiente del Distrito, Bogotá registró en el 2013 una media anual de 48 microgramos por metro cúbico (ug/m3) de PM10  y 27 ug/m3 de PM 2,5, lo que implicaría que en la capital se sobrepasan estos límites.

Investigadores de la un realizaron un estudio para comprobar el impacto de la calidad del aire sobre los policías de tránsito que laboran ocho horas diarias en los cruces viales más congestionados de Bogotá. Para tal fin, entrevistaron a 574 agentes, de los cuales 97 ejercían funciones administrativas en oficinas. Los demás eran uniformados operativos que trabajaban en las principales vías de Bogotá, en la terminal de transportes, en la regulación del tráfico en el aeropuerto y en el control de emisiones de gases, entre otros.

“Las partículas, al ser diminutas, penetran con mayor facilidad en los pulmones. De ahí que puedan producir síntomas respiratorios como tos, expectoración y, en algunos casos, una respuesta inflamatoria en diversos órganos”, afirma Jesús Alejandro Estévez, medico epidemiólogo y toxicólogo, investigador del Grupo de Toxicología Ambiental y Ocupacional (Toxicao) del Departamento de Toxicología de la Facultad de Medicina de la UN y uno de los autores del estudio. 

Monitoreo personal 

A los uniformados se les realizó un cuestionario para determinar si sufrían con mayor frecuencia síntomas respiratorios (tos, dolor de pecho, silbidos y expectoración) y se les hizo un chequeo médico para evaluar las vías respiratorias y sus pulmones. Adicionalmente, se les practicó una espirometría (examen que mide la función pulmonar) y un monitoreo personal del material particulado al que estaban expuestos en su lugar de trabajo. Para ello se les dotó de una bomba que aspiraba el aire durante la jornada laboral y depositaba el material absorbido sobre papel filtro.

También se les tomó una prueba de orina, con el propósito de detectar la presencia de sustancias específicas, relacionadas con la exposición a un aire malsano, y se les tomó una muestra de sangre.

“Al comparar ambos grupos, encontramos que los policías operativos tenían una mayor frecuencia de síntomas respiratorios que los de oficina, es decir, presentaban una mayor prevalencia de tos, expectoración, sibilancias e irritación ocular. En la función pulmonar, sin embargo, no encontramos diferencias significativas”, explica Estévez.

Mientras los agentes de tránsito que laboraban al aire libre estaban expuestos a una concentración promedio de 134 ug/m3 de material particulado, los de oficina estaban expuestos a 97. En el caso de los primeros, quienes laboraban en el turno de la tarde (de 1 p.m. a 8 p.m.) se exponían a 20 ug más de concentración de PM10.

“El PM10 ingresa hasta la parte superior del tracto respiratorio, es decir, nariz, garganta y tráquea. El PM 2,5, por ser más pequeño, afecta las vías aéreas inferiores -como los bronquios más pequeños, o los bronquiolos- y llega hasta los alveolos pulmonares”, indican, por su parte, los médicos investigadores.

Alejandro Estévez agrega que aunque el rango máximo permitido es de 3.000 ug/m3 en la jornada laboral, las normas internacionales indican que, para el caso de ambientes cerrados, una persona no puede estar expuesta a más de 150 ug/m3 en un lapso de 24 horas, “ya que tendrá mayor probabilidad de presentar síntomas o desarrollar enfermedades”. La exposición de los policías de tránsito a concentraciones cercanas a este valor les genera riesgos para  su salud.

De continuar laborando en estas condiciones durante meses, e incluso años, la probabilidad de desarrollar una enfermedad respiratoria o cardiovascular aumenta significativamente.

Datos de la Subdirección de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud revelan que en los últimos años han muerto en el país 29.373 personas por enfermedades isquémicas del corazón, asociadas a la contaminación atmosférica; 11.073 por enfermedades de las vías respiratorias inferiores; 13.411 por enfermedades cerebrovasculares; y 3.963 por tumor maligno de tráquea, bronquios y pulmón.

Aunque no existe una relación causal directa entre enfermedad respiratoria y contaminación del aire, se estima que cerca del 20 % de la patología respiratoria en Bogotá es atribuible a esta causa. De hecho, en las áreas donde existe mayor contaminación se presentan síntomas compatibles con enfermedad respiratoria, como tos, sibilancias y expectoración.

Las zonas con peor calidad del aire de la ciudad son Kennedy y Puente Aranda, pues en ellas hay mayor tráfico vehicular, vías en mal estado y presencia de industrias. Sumado a ello, el comportamiento de factores climatológicos como la dirección de los vientos hacen que dichas localidades tengan mayor concentración de material particulado, entre otros contaminantes.

Aunque la OMS destaca que la calidad del aire de la capital ha mejorado en los últimos cinco años -con medidas como el uso de la bicicleta y la modernización del parque automotor- la ciudad sigue figurando entre las más contaminadas del mundo. 

Otra prueba 

Pero la investigación no solo contempló los síntomas respiratorios. El químico toxicólogo Cristian Díaz –otro integrante del grupo de trabajo– analizó las muestras de orina de los 574 uniformados, para detectar la presencia de metabolitos (productos del metabolismo de una sustancia) de dos hidrocarburos aromáticos policíclicos, presentes en el material particulado: pireno y benzo [a] pireno,  con miras a comprobar la exposición al aire contaminado.

Este último ha sido catalogado como cancerígeno. También puede estar presente en el humo del cigarrillo, en los alimentos asados a la brasa y en áreas donde se desarrollan ciertos tipos de actividades industriales.

Existe 15,59 veces mayor probabilidad de encontrar componentes de los citados hidrocarburos aromáticos en los policías expuestos al aire contaminado, en comparación con quienes trabajan en oficina.

No obstante, el hecho de que una persona presente metabolitos de una sustancia cancerígena, no quiere decir que vaya a desarrollar cáncer, aclara el químico Díaz. La exposición al material particulado es un factor de riesgo, pero por sí solo no es suficiente para que aparezca. “Si adicionalmente se trata de una persona sedentaria, fumadora, con dietas bajas en frutas y de avanzada edad, la sumatoria de factores conlleva a una mayor probabilidad de padecer esta enfermedad”.

Si bien es cierto que los policías de tránsito están más expuestos al deterioro de la calidad del aire de la ciudad por el hecho de laborar en el ambiente exterior, todos los bogotanos estamos en riesgo a estos contaminantes si no se toman medidas para mitigar la contaminación. Los más susceptibles a tener un desenlace negativo en la salud son la población infantil, las personas de la tercera edad y aquellas con enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

(Por: Equipo periodístico, Unimedios Bogotá
)
N.° 0

Otras noticias


El expresidente de Costa Rica se dirigió a la comunidad universitaria en el marco de la Escuela Internacional de Verano 2015 “Conectando a los mejores para la paz”, liderada por la Fundación Ceiba, el Ministerio de Educación y la UN. - fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Destacado UNPeriodico

agosto 08 de 2015

El reto es educar para la paz y con la paz

Construir una cultura de la democracia y la pedagogía, para forjar estudiantes...


Artes & Culturas

agosto 08 de 2015

Hablar español está de moda

La lengua de Cervantes está viviendo uno de los momentos de mayor auge...


Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen cabañas ecológicas.

Investigación & Creación

agosto 08 de 2015

30 días en la Universidad

Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen...


El Estado Islámico controla extensos territorios, en los que habitan unos 8 millones de habitantes. foto: pbs.org

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

La ideología del islam radical

ISIS revive en pleno siglo XXI las guerras que el profeta Mahoma y sus...


Por algo más de dos semanas, la población solo pudo disponer de retiros de 60 euros diarios. foto: vox.com

Economía & Organizaciones

agosto 08 de 2015

Del grexit a la nueva austeridad, dos voces en el camino griego

La tercera ayuda económica que recibe Grecia está supeditada a medidas...


"El trabajo con los estudiantes es el que me ha llenado más, después del trabajo con los pobres", escribió Camilo Torres. foto: Archivo Histórico UN.

Política & Sociedad

agosto 08 de 2015

Camilo Torres Restrepo, mucho más que un “cura guerrillero”

Al cumplirse 50 años de la muerte del capellán, profesor e investigador de la...


Las patentes pueden estimular la innovación, pero también afectar el costo de los medicamentos. - foto: archivo Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Colombia, ¿demasiado flexible en patentes de invención?

De las 2.417 patentes de invención solicitadas en el país en 2014, el 88 %...


Las aplicaciones para pedir servicios de transporte abundan en la red. foto: Catalina Torres/Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Uber y taxis amarillos, al límite de las innovaciones tecnológicas

La controversia por el servicio de taxis ofrecido a través de internet pone a...


Ilustración: Vanessa Tremain

Salud

agosto 08 de 2015

Las normas que le faltan a la eutanasia

A partir de la Resolución 1216 de 2015 del Ministerio de Salud, que determinó...