Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Palestina, la prueba de la barbarie

Con un desequilibrio descomunal, el territorio disputado desde 1947 experimenta una masacre que contabilizaba, hasta el miércoles 30 de julio, 1.306 muertos y 7.000 heridos. ¿Hasta cuándo? Tal vez hasta que la humanidad sublevada lo impida, dentro y fuera de Israel.

, 09.08.2014profesor de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales - Universidad Nacional de Colombia

El arte del cartel en el conflicto palestino-israelí, tomado de rednel.blogspot.com

Palestina vive por estos aciagos días la tercera incursión practicada por las fuerzas de invasión del vecino Estado de Israel, en los últimos seis años. El arranque de esta operación tuvo como catalizador el secuestro y asesinato de tres jóvenes israelíes por parte de alguna facción palestina aún no identificada.

La respuesta a este hecho inexcusable, igualmente criminal, fue perpetrada por habitantes israelíes de un asentamiento, colonos que han venido apoderándose de un territorio que no les pertenece. Ellos, en correspondencia cruel, sacrificaron a otro joven palestino como retaliación.

Unos y otros esperan que la sindicación de las autoridades respectivas restituya la idea de que esa no es una tierra de nadie, en la que reina como remedo de justicia la “ley de la selva”.

Mientras esto ocurre, el territorio disputado desde 1947, ante un mundo de declaraciones altisonantes y ninguna acción eficaz, experimenta una masacre que contabilizaba, hasta el miércoles 30 de julio, 1.306 muertos y 7.000 heridos.

Para ese mismo día, la ecuación era: 76 gazatíes muertos y dentro de ellos 15 civiles que se encontraban en una escuela de la ONU, ubicada en el campo de refugiados de Shunjayea. El ataque ocurrió cuando Israel había decretado una pausa humanitaria. La respuesta de Hamás fue disparar 40 cohetes y proyectiles contra los asentamientos de Ashkelon y Ashdod, acción que no contabiliza ninguna víctima. 

Desequilibrio total 

La razón de esta “carnicería” a la vista de todos tiene que ver con que Israel cuenta con aviones de combate que rocían la muerte con precisión de computador sobre edificaciones civiles; además tiene emplazados tanques de combate con lanzacohetes e inmensos bulldozers que destruyen construcciones palestinas, en cumplimiento de su operación “protectora” de la población a su cargo.

En cambio, Gaza y el partido que los gobierna llevan 7 años con su economía bloqueada, con las fuentes de agua controladas, sin un ejército propio y mucho menos aviación, tanques de guerra o armas letales.

El desequilibrio descomunal y el silencio cómplice del mundo, sobre todo el de potencias que fueron animadoras del campo socialista como Rusia y China (que paren la masacre sin atenuantes), borran cualquier rasgo de humanidad, para dejar que obre la superioridad militar asesina del antagonista más fuerte.

Esta fuerza prima sobre la resistencia heroica de una población cercana a 1,8 millones de habitantes, encerrados y hambreados, que usan túneles como topos para resistir a su exterminio y para defender su dignidad de pueblo humillado y ofendido.

Las muertes se contabilizan, según cifras de la ONU y Médicos Sin Fronteras, en algo más del 20 % de niños y mujeres, protegidos por el Derecho Internacional Humanitario y por los derechos humanos.

Los sobrevivientes permanecen sitiados y desguarnecidos en un territorio que no supera los 380 kilómetros cuadrados. Situación que la hace una de las regiones más densamente pobladas e incomunicadas.

El Estado de Israel y su Gobierno, en cabeza de Benjamín Netanyahu, cuenta con un apoyo financiero norteamericano de 3.000 millones de dólares mensuales y con una fuerza militar, que incluye hasta una bomba atómica, con lo cual responde al ataque de misiles del partido gobernante en Gaza, Hamás.

Gaza y Palestina no son todavía un Estado reconocido, lo cual revela las divisiones internas que no se resuelven, pese a un acuerdo pactado recientemente entre ambos gobiernos. Sin embargo, pudieron serlo desde 1947 en adelante, pero ¿por qué no ha ocurrido hasta ahora? Ese ha sido el objeto de sesudos estudios y pugnacidad de parte y parte. 

Palestina y Gaza en presente 

Después de 17 años de la muerte de Balfour (un tory que fue primer ministro y lord del almirantazgo británico), la ONU le dio carta de existencia política al Estado de Israel. Este gemelo de Palestina ha hecho de ella un Estado fallido, 97 años después de fallecido el líder conservador que negoció con
Rothschild el asentamiendo judío. Pero los palestinos, ahora en Gaza y Cisjordania, siguen luchando por la independencia, a pesar de sus dirigentes.

Con dos veces su población en la diáspora, Palestina ha esperado por años su merecida repatriación, que el Gobierno de Israel y los fundamentalistas que apoyan a la minoría gobernante no quieren por nada del mundo.

Gaza es, hoy por hoy, el talón de Aquiles del conflicto palestino-israelí que, por supuesto, tiene raigambre y extensión regional. La onda expansiva de esta situación insoportable se extiende hasta Irán, Catar, Turquía, el Líbano y con muchísimo menos arraigo hasta Jordania.

El otro punto nodal del conflicto es Siria, Estado con poder de destrucción y defensa frente a “enemigos” internos y externos, involucrado, además, en la riqueza petrolera.

Rusia ha intervenido como celoso hermano mayor, impidiendo que Obama ordene una acción punitiva contra Siria, mientras Estados Unidos y Alemania hacen causa común con los opositores chiitas, frente al dominio y las atrocidades de la minoría sunita. Esta situación es similar a lo que ocurría en Irak bajo el dominio autocrático de Sadam Hussein sobre las mayorías, acudiendo a la fórmula doble de la corrupción y la fuerza bruta.

Su amago de recuperación de Kuwait, que fuera parte de Irak, colmó la copa. La sedienta garganta de los controladores del petróleo mundial se dispuso a derrocarlo y a cazarlo como a un “ratón de las praderas”. Luego procedieron a su ejecución sin miramientos de ninguna ley internacional. 

El infierno en la frontera 

Palestina no tiene petróleo ni recursos naturales, que no sean su propio pueblo y su posición estratégica en el Cercano Oriente. Caso contrario ocurre con Afganistán, en razón de su disposición natural, de las rutas que conectan a Asia y del flujo del gas que nutre a varios países.

Resolver la cuestión palestina requiere algo más que los apoyos de Catar y Turquía. También es requisito que Egipto cambie su rumbo, lo cual no parece posible.

El pasado miércoles 30 de julio, se ensayó una tregua humanitaria por 4 horas, pero no en toda Gaza. El infierno en la frontera norte y sur continúa.

El ministro de Salud de Palestina dio el reporte luctuoso, 76 personas muertas; Ban Ki-Moon, secretario general de la onu, a su turno, condenó el nuevo ataque a una escuela protegida por la ONU; y Valerie Amos, de asuntos humanos de la ONU, recordó que “las horrendas fotos que se ven cada día nos tienen que recordar la terrorífica experiencia que están sufriendo los niños y las familias de Gaza”.

Así están las cosas en la franja de Gaza, pero ¿hasta cuándo? Hasta que la humanidad sublevada lo impida, dentro y fuera de Israel. Palestina es la prueba del pudín sangriento para alejar por siempre del Cercano Oriente el cáncer de la guerra, extirpando la violencia entre israelíes y gazatíes, con la mira puesta en construir una paz democrática que finiquite una causa irresuelta desde 1947, que tuvo su comienzo con el espaldarazo interesado de Lord Balfour, quien se pronunció a favor de darle un hogar a los judíos en Palestina, sin mediar ninguna otra consideración que el cálculo político a favor de Gran Bretaña y su partido conservador.

(Por: Miguel ángel Herrera Zgaib,
)
N.° 0

Otras noticias


El expresidente de Costa Rica se dirigió a la comunidad universitaria en el marco de la Escuela Internacional de Verano 2015 “Conectando a los mejores para la paz”, liderada por la Fundación Ceiba, el Ministerio de Educación y la UN. - fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Destacado UNPeriodico

agosto 08 de 2015

El reto es educar para la paz y con la paz

Construir una cultura de la democracia y la pedagogía, para forjar estudiantes...


Artes & Culturas

agosto 08 de 2015

Hablar español está de moda

La lengua de Cervantes está viviendo uno de los momentos de mayor auge...


Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen cabañas ecológicas.

Investigación & Creación

agosto 08 de 2015

30 días en la Universidad

Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen...


El Estado Islámico controla extensos territorios, en los que habitan unos 8 millones de habitantes. foto: pbs.org

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

La ideología del islam radical

ISIS revive en pleno siglo XXI las guerras que el profeta Mahoma y sus...


Por algo más de dos semanas, la población solo pudo disponer de retiros de 60 euros diarios. foto: vox.com

Economía & Organizaciones

agosto 08 de 2015

Del grexit a la nueva austeridad, dos voces en el camino griego

La tercera ayuda económica que recibe Grecia está supeditada a medidas...


"El trabajo con los estudiantes es el que me ha llenado más, después del trabajo con los pobres", escribió Camilo Torres. foto: Archivo Histórico UN.

Política & Sociedad

agosto 08 de 2015

Camilo Torres Restrepo, mucho más que un “cura guerrillero”

Al cumplirse 50 años de la muerte del capellán, profesor e investigador de la...


Las patentes pueden estimular la innovación, pero también afectar el costo de los medicamentos. - foto: archivo Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Colombia, ¿demasiado flexible en patentes de invención?

De las 2.417 patentes de invención solicitadas en el país en 2014, el 88 %...


Las aplicaciones para pedir servicios de transporte abundan en la red. foto: Catalina Torres/Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Uber y taxis amarillos, al límite de las innovaciones tecnológicas

La controversia por el servicio de taxis ofrecido a través de internet pone a...


Ilustración: Vanessa Tremain

Salud

agosto 08 de 2015

Las normas que le faltan a la eutanasia

A partir de la Resolución 1216 de 2015 del Ministerio de Salud, que determinó...