Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Obama: el reencauche de la guerra antiterrorista

Lejos de darle un giro a la política de guerra de la administración Bush, la estrategia anunciada por el actual presidente norteamericano muestra más elementos de continuidad que de ruptura. La caja de pandora abierta con su intervención militar dejó salir todos los males contenidos, con los riesgos y secuelas que ello implica.

, 11.10.2014 Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (IEPRI) - Universidad Nacional de Colombia

Tropas del ejército norteamericano. - Foto: U.S. Army, Michael T. Crawford, vía flickr

Después de varios meses de vacilaciones y ante la intensificación de los conflictos armados en la región, el presidente Obama dio a conocer recientemente una nueva estrategia para conjurar la amenaza que representa el Estado Islámico de Irak y el Levante, en el norte de Irak y Siria.

Para la seguridad regional e internacional, el avance de este grupo implica el riesgo de ver nacer un Estado yihadista en el corazón del Medio Oriente, bajo la amenaza de que esta región estratégica caiga en un ciclo de violencias sin fin.

Obligado a asumir una postura y ante los ojos expectantes del mundo, el Gobierno de Obama plantea una vía, pero ¿se trata en realidad de un giro político de la superpotencia en la zona, o más bien del “reencauche” de la guerra antiterrorista de la administración Bush, política de la que el Gobierno Obama ha tratado de desmarcarse tanto?

Washington anuncia una campaña sistemática de bombardeos aéreos en los territorios controlados por el Estado Islámico, la cual incluye medidas como apoyo a las fuerzas opositoras al Gobierno sirio, disposiciones para eliminar el financiamiento que recibe el grupo yihadista y para contrarrestar el reclutamiento de combatientes islámicos, tanto en los países vecinos como en Occidente, y asistencia humanitaria para la población civil afectada por el avance de la organización radical.

Dicha estrategia sería implementada por una coalición internacional, liderada por Estados Unidos y conformada por países occidentales y de la región, entre ellos, Arabia Saudita, Egipto, Qatar y Turquía, además de organizaciones como las Naciones Unidas y la Unión Europea. En la Conferencia de París, celebrada en septiembre pasado, los aliados se comprometieron a apoyar a Irak por cualquier medio necesario, incluyendo la asistencia militar. 

¿Guerra preventiva? 

En la presentación del plan de acción contra el grupo islamista, la administración estadounidense ha insistido en que no se trata de la continuación de la guerra contra el terrorismo, declarada a raíz de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

No obstante, varias razones permiten pensar que hay más elementos de continuidad que de ruptura. El principal argumento de Obama para marcar distancias con la anterior administración se basa en que la naturaleza de la nueva operación es distinta a la del 2003, porque no habrá soldados estadounidenses combatiendo en el terreno.

Sin embargo, el general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor, admitió que es probable que haya asesores militares acompañando las tropas iraquíes, lo que recuerda las primeras etapas que precedieron la escalada del conflicto en Vietnam durante los años 60, el cual, como se sabe, terminó con medio millón de soldados estadounidenses empantanados en las selvas del sudeste asiático.

Un segundo elemento alude a que, en la estrategia recién lanzada, la orientación sigue siendo esencialmente la “doctrina de la guerra preventiva”, que sirvió de fundamento a las invasiones en Afganistán e Irak.

De este modo, Obama anuncia que aunque el Estado Islámico no representa actualmente una amenaza directa a los intereses estadounidenses, si no se le detiene podrá serlo en el futuro. Aquí resultan significativas las remembranzas de los errores cometidos por los servicios de inteligencia frente a Al Qaeda, antes de los atentados a las Torres Gemelas.

Un tercer elemento concierne a la legislación interna, ya que para poder emprender legalmente la acción militar contra el Estado Islámico, el Gobierno Obama está utilizando la denominada Autorización para el Uso de Fuerza Militar, empleada por Bush en las ofensivas antiterroristas.

En virtud de esta disposición, el ejecutivo no está obligado a pasar por el Congreso, con lo cual soslaya, al menos en el corto plazo, la extrema polarización que existe hoy en Capitol Hill.

Finalmente, lo que resulta más indicativo de que el pato es en realidad un pato, (porque camina, nada y grazna como pato, aunque lo disfracen de ganso) es que la nueva estrategia contra el Estado Islámico se presenta como si poco o nada tuviese que ver con la ofensiva militar del 2003 y la década de guerra y ocupación militar en Irak. 

Caja de pandora 

La ofensiva del yihadismo en la región pareciera ser una especie de champiñón que emergió espontáneamente en suelo fértil para la guerra religiosa o la reedición de la secular oposición del Islam a Occidente.

Estados Unidos se muestra casi ajeno a los efectos colaterales (e incluso a los directos) de la desastrosa estrategia del Gobierno neoconservador de George W. Bush por reorganizar y democratizar el Medio Oriente bajo su égida.

Lo más paradójico es que Obama llegó al poder en el 2009, con la promesa de acabar las guerras en Irak y Afganistán y redefinir la estrategia de seguridad en oposición a la visión y las políticas de Bush.

Pero pese al retiro de las tropas estadounidenses en esos países, los conflictos están lejos de terminarse. La intervención de Estados Unidos durante la primera década del siglo XXI desató una crisis que ni el Gobierno de Obama ni probablemente el siguiente están en capacidad de resolver.

Si bien la superpotencia no es la responsable de todos los males habidos y por haber en esa región, lo cierto es que con su intervención militar y sus planes de reingeniería estatal abrió una caja de pandora que dejó salir todos los males contenidos hasta entonces. Como se sabe, una vez liberado, ya no hay manera de volver a meter al genio dentro de la botella y esa es ahora la aspiración vana de Obama con su “reencauchada” estrategia.

Por ello, a pesar de todas las reticencias a involucrarse nuevamente de manera directa en Medio Oriente, de la polarización política doméstica y de la comprensible reserva diplomática de los aliados, Estados Unidos está abocado a hacerle frente a los riesgos presentes y futuros provocados por las secuelas, las resonancias, los encadenamientos, e incluso las casualidades de la apertura de tan funesta caja.

(Por: Diana Marcela Rojas,
)
N.° 0

Otras noticias


El expresidente de Costa Rica se dirigió a la comunidad universitaria en el marco de la Escuela Internacional de Verano 2015 “Conectando a los mejores para la paz”, liderada por la Fundación Ceiba, el Ministerio de Educación y la UN. - fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Destacado UNPeriodico

agosto 08 de 2015

El reto es educar para la paz y con la paz

Construir una cultura de la democracia y la pedagogía, para forjar estudiantes...


Artes & Culturas

agosto 08 de 2015

Hablar español está de moda

La lengua de Cervantes está viviendo uno de los momentos de mayor auge...


Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen cabañas ecológicas.

Investigación & Creación

agosto 08 de 2015

30 días en la Universidad

Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen...


El Estado Islámico controla extensos territorios, en los que habitan unos 8 millones de habitantes. foto: pbs.org

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

La ideología del islam radical

ISIS revive en pleno siglo XXI las guerras que el profeta Mahoma y sus...


Por algo más de dos semanas, la población solo pudo disponer de retiros de 60 euros diarios. foto: vox.com

Economía & Organizaciones

agosto 08 de 2015

Del grexit a la nueva austeridad, dos voces en el camino griego

La tercera ayuda económica que recibe Grecia está supeditada a medidas...


"El trabajo con los estudiantes es el que me ha llenado más, después del trabajo con los pobres", escribió Camilo Torres. foto: Archivo Histórico UN.

Política & Sociedad

agosto 08 de 2015

Camilo Torres Restrepo, mucho más que un “cura guerrillero”

Al cumplirse 50 años de la muerte del capellán, profesor e investigador de la...


Las patentes pueden estimular la innovación, pero también afectar el costo de los medicamentos. - foto: archivo Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Colombia, ¿demasiado flexible en patentes de invención?

De las 2.417 patentes de invención solicitadas en el país en 2014, el 88 %...


Las aplicaciones para pedir servicios de transporte abundan en la red. foto: Catalina Torres/Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Uber y taxis amarillos, al límite de las innovaciones tecnológicas

La controversia por el servicio de taxis ofrecido a través de internet pone a...


Ilustración: Vanessa Tremain

Salud

agosto 08 de 2015

Las normas que le faltan a la eutanasia

A partir de la Resolución 1216 de 2015 del Ministerio de Salud, que determinó...