Escudo de la República de Colombia

Medio Ambiente

Las tragedias ambientales de la Ciénaga Grande de Santa Marta

Los devastadores daños a este importante complejo cenagoso en el municipio Remolinos y en varias haciendas del Magdalena significan un retroceso muy grande en cuanto a las posibilidades de su recuperación y sostenimiento. Es urgente definir sus límites para caracterizarlo y tratar de recuperarlo.

, 09.05.2015 Instituto de Ciencias Naturales - Universidad Nacional de Colombia

Fotos: Archivo particular

Varias denuncias sobre fuertes intervenciones y transformaciones en los alrededores del espejo de agua de la Ciénaga Grande de Santa Marta (CGSM), especialmente al suroccidente, en el municipio de Remolinos, aparecieron recientemente en los medios de comunicación nacionales y regionales.

 Imágenes como las tomadas de Google Earth muestran la atroz intervención del hombre y evidencian el grave efecto que se ha venido causando a esta parte del territorio en los últimos cinco años. Arribar a esa situación de atropello y devastación constituye un punto muy avanzado en la historia del “ecocidio” de esta importantísima ciénaga del Caribe.

Al trazar un cuadro histórico de lo que ha sido la génesis y evolución del sistema de ciénagas desde épocas pretéritas -6.000 años antes del presente (AP)- se advierte que, lamentablemente, los cambios inducidos por la acción del hombre desde la Colonia se han incrementado después de la segunda mitad del siglo pasado.

Inicialmente, la CGSM era una gran paleobahía en la que desembocaba el río Magdalena. En sus alrededores, bosques pantanosos y herbazales se mezclaban con uno de los mangles más tolerantes a la salinidad (Avicennia), pero no existía un ambiente estuarino.

La influencia era fluvial (agua dulce). Esta condición se mantuvo hasta 2.200 años AP, cuando se presentó un proceso de transgresión marina que permitió la conformación del sistema actual de la ciénaga, con un vigoroso desarrollo de bosques de manglares (estuarios) hasta hace 500 años aproximadamente.

En ese periodo se presentó un descenso muy drástico en el vigor y crecimiento de los manglares y hubo una alta influencia del sedimento y del río en la zona occidental de la CGSM, que generó numerosos canales y surcos, vitales para la conservación de este ecosistema. 

Sin espejo de agua 

La colmatación obligó al río Magdalena a cambiar su curso y desembocar en Bocas de Ceniza (Atlántico). Asimismo generó una serie de canales activos que alimentaron la ciénaga desde esta corriente hídrica.

Sobre la pérdida del espejo de agua de la reserva, se han tejido varias historias, la mayoría sin sustento científico o, en otros casos, con interpretaciones erradas.

Se ha mencionado que la isla de Salamanca, sobre la cual se trazó la vía Santa Marta-Barranquilla, ha tenido influencia en el proceso de formación de la ciénaga y fue un elemento morfológico esencial que la selló parcialmente en la parte norte.

Sin embargo, nuestra interpretación, con base en la cartografía histórica y la estratigrafía actual, muestra que la formación de la isla debió comenzar 300 años AP y su cierre se presentó aproximadamente 130 años ap, es decir, su tiempo de formación fue de alrededor de 170 años, cifra bastante alejada de los 6.000 años del punto de formación de la ciénaga. Por tanto, es claro que esta geoforma de neoformación no participó en la transformación de los sistemas al interior de la CGSM.

Con relación a los caños, es conveniente revisar las construcciones cartográficas históricas que permiten trazar su evolución e intervención con la transformación del territorio.

En el Atlas Histórico Geográfico del Archivo General de la Nación y en los mapas de Didaco Mendizo (1593), se diferencia la paleobahía original y se ilustran los caños que salían del río Magdalena hacia la CGSM.

Había una conectividad permanente a través de cuatro caños, los cuales en la actualidad no son reconocibles, pues están sepultados por las dinámicas del Magdalena.

Hasta aquí, la información científica existente muestra que la ciénaga ha sufrido impactos de tipo natural a los cuales el sistema se adaptó. 

Paisajes dantescos 

Podría decirse que la situación dramática empezó con la construcción de la carretera Santa Marta-Barranquilla (entre el 60 y el 70) y el taponamiento de caños que alimentaban la ciénaga desde el río Magdalena.

Es casi imposible tener un estimativo económico de los recursos estatales que se han invertido en la búsqueda de soluciones a los dantescos paisajes de mangles muertos en pie. Asimismo, son numerosas las misiones de técnicos extranjeros contratados para proponer medidas de recuperación.

La puesta en práctica de varias recomendaciones ha permitido recuperar parcialmente el manglar en algunas zonas, lo que en su momento resultó bastante esperanzador frente al panorama vislumbrado para las áreas afectadas.

Un aspecto muy importante para su mantenimiento es facilitar las dinámicas de los caños y canales cuya formación no es azarosa, sino que obedece a la dinámica de un sistema fluvial.

Los ríos forman sus caños para aliviar los caudales, y sus diques, para atenuar el impacto de los mismos, aspectos fundamentales que la mayoría de las obras civiles en Colombia desconocen.

Desafortunadamente, la reciente y atroz intervención en varias haciendas del municipio Remolinos, con énfasis en la finca Mendegua, la hacienda Los Patos y las fincas Condazo y Mendegüita, significa un retroceso muy grande en cuanto a posibilidades de recuperación, sostenimiento y extensión de la vida útil del sistema cenagoso.

En los documentos fotográficos y satelitales (disponibles en las redes sociales), se evidencia la construcción de diques que taponan los sistemas de caños y canales de manera definitiva, lo cual solo tiene como fin la desecación de las zonas con espejo de agua y aquellas con nivel freático muy alto.

El trazado de las obras civiles (27 kilómetros de diques y terraplenes) anula las conectividades entre los diferentes cuerpos de agua del gran sistema cenagoso al suroeste y, lo que es más peligroso, corta los flujos que lo surten de agua dulce.

La afectación a la vegetación acuática y de pantano alrededor de los cuerpos de agua fue muy fuerte y prácticamente la condenó a su extinción.

Los relictos de palmares únicos, dominados por la palma sará (Copernicia tectorum), muy importante por las funciones ecológicas que desempeña en los diferentes ecosistemas existentes, son uno de los eslabones que permiten entender los lazos biogeográficos del nororiente de Colombia con la macrocuenca del Caribe y con otras regiones del globo, como los llanos venezolanos y regiones secas de Suramérica.

Las quemas que se indujeron muestran resultados dramáticos. Es bastante difícil estimar el tiempo de recuperación y por ende la magnitud económica del daño.

Además de la denuncia que la sociedad civil ha promovido, es supremamente conveniente que las autoridades ambientales culminen las investigaciones que permitan definir de manera clara los límites del sistema cenagoso, sus áreas de recarga y sus zonas de influencia. De esa manera, se podría tener una caracterización biológica y ecológica del territorio, que facilite el manejo del sistema y la perpetuación de este recurso natural, patrimonio no solo de los colombianos, sino de la humanidad.

La Universidad Nacional de Colombia, con su capital intelectual, es un referente adecuado para que el Gobierno nacional la tome en cuenta. 

(Por: Alexis Jaramillo y Orlando Rangel,
)
N.° 0

Otras noticias


El expresidente de Costa Rica se dirigió a la comunidad universitaria en el marco de la Escuela Internacional de Verano 2015 “Conectando a los mejores para la paz”, liderada por la Fundación Ceiba, el Ministerio de Educación y la UN. - fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Destacado UNPeriodico

agosto 08 de 2015

El reto es educar para la paz y con la paz

Construir una cultura de la democracia y la pedagogía, para forjar estudiantes...


Artes & Culturas

agosto 08 de 2015

Hablar español está de moda

La lengua de Cervantes está viviendo uno de los momentos de mayor auge...


Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen cabañas ecológicas.

Investigación & Creación

agosto 08 de 2015

30 días en la Universidad

Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen...


El Estado Islámico controla extensos territorios, en los que habitan unos 8 millones de habitantes. foto: pbs.org

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

La ideología del islam radical

ISIS revive en pleno siglo XXI las guerras que el profeta Mahoma y sus...


Por algo más de dos semanas, la población solo pudo disponer de retiros de 60 euros diarios. foto: vox.com

Economía & Organizaciones

agosto 08 de 2015

Del grexit a la nueva austeridad, dos voces en el camino griego

La tercera ayuda económica que recibe Grecia está supeditada a medidas...


"El trabajo con los estudiantes es el que me ha llenado más, después del trabajo con los pobres", escribió Camilo Torres. foto: Archivo Histórico UN.

Política & Sociedad

agosto 08 de 2015

Camilo Torres Restrepo, mucho más que un “cura guerrillero”

Al cumplirse 50 años de la muerte del capellán, profesor e investigador de la...


Las patentes pueden estimular la innovación, pero también afectar el costo de los medicamentos. - foto: archivo Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Colombia, ¿demasiado flexible en patentes de invención?

De las 2.417 patentes de invención solicitadas en el país en 2014, el 88 %...


Las aplicaciones para pedir servicios de transporte abundan en la red. foto: Catalina Torres/Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Uber y taxis amarillos, al límite de las innovaciones tecnológicas

La controversia por el servicio de taxis ofrecido a través de internet pone a...


Ilustración: Vanessa Tremain

Salud

agosto 08 de 2015

Las normas que le faltan a la eutanasia

A partir de la Resolución 1216 de 2015 del Ministerio de Salud, que determinó...