Escudo de la República de Colombia

Salud

La U.N. traza ruta para “revivir” al San Juan de Dios

Tras la compra de los predios del emblemático hospital bogotano por parte del Distrito, crece la expectativa sobre su reapertura. La un, como lo ha hecho históricamente, está dispuesta a apoyar el proceso para garantizar la mejor atención en salud, dar continuidad a los logros científicos que se han obtenido allí y hacer presencia con sus estudiantes. El Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP) es uno de los primeros retos encomendados a la Institución.

, 07.02.2015

La propuesta abarca aspectos como un museo de la salud y la conservación de la capilla. Fotos: PEMP-Grupo UN

El histórico centro de salud también alberga valores arquitectónicos. Foto: cortesía Germán Téllez

Desde sus inicios, estudiantes y médicos de la Universidad Nacional han estado vinculados al Hospital San Juan de Dios.

La recuperación de algunos edificios que son patrimonio arquitectónico es prioritaria.

Caminar por los andenes que rodean al Hospital San Juan de Dios genera confusión.


El complejo, enclavado entre la carrera décima y la avenida primera de Bogotá, despierta en los transeúntes una sensación de aislamiento, pues las rejas que lo encierran no permiten cruzar por sus senderos, cobijados por los árboles que resguardan sus edificios.Quienes transitan por esas aceras, en medio de las ventas ambulantes y agobiados por el ruido y el humo de los carros, no imaginan la historia que albergan los antiguos edificios de arquitectura francesa. Y más aún, ignoran que se encuentran frente a la cuna de la medicina en Colombia y Latinoamérica.

Este complejo hospitalario, que cerró sus puertas en el 2001, cuenta con una historia que lo mantiene con vida. Su legado científico, de formación y atención médica desde 1867, cuando se fusionó con la Universidad Nacional, constituye el último aliento y la esperanza que hoy lo tiene a punto de salir de su largo período de cuidados intensivos.

Hallazgos como la válvula de Hakim, producto del estudio de la hidrocefalia de presión endocraneana normal, representan un hito vigente en el mundo.

La llamada “bolsa Bogotá”, con la cual se manejan traumas complejos de heridas abdominales que no se podían cerrar, se sumó al prestigio ya ganado en avances científicos. Igual ocurrió con el programa Madre Canguro, mediante el cual las mamás le dan su calor, piel a piel, a los bebés prematuros.

En la lista de avances de alta trascendencia mundial se cuentan también el estudio de la vacuna sintética contra la malaria, del profesor Manuel Elkin Patarroyo, y la primera cirugía cardiaca por herida en el corazón, realizados en conjunto con docentes e investigadores de la Universidad.

Además de los desarrollos científicos, el San Juan ha sido semillero de instituciones de renombre, entre ellas el Instituto Dermatológico Federico Lleras y el Nacional de Cancerología, que nacieron en vínculo con la UN.

Las edificaciones que conforman el complejo hospitalario se encuentran en la zona de mayor aglomeración de atención médica del país. Allí funcionan siete hospitales de nivel metropolitano y tres clínicas de escala local, que han atendido la salud pública de la capital.

Paradójicamente, quienes requieren atención médica pasan a diario por su lado hacia otros centros de salud privados, localizados en el norte de la ciudad. Ellos deben conformarse con ver, a través de las rejas, el reflejo del pasado de uno de los patrimonios arquitectónicos hospitalarios más importantes, con 24 edificios ubicados en 97.000 metros cuadrados y construidos en un polígono de 16 hectáreas y media.

Todas las construcciones y su entorno necesitan una intervención urbana y arquitectónica que permita su reapertura, tal como lo plantea la administración distrital actual, hoy dueña del predio. 

El futuro del Hospital 

A la Universidad Nacional de Colombia, atenta siempre a la situación del Hospital, se le ha encomendado desarrollar el Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP), en el que han trabajado las facultades de Artes, Ciencias Económicas y Medicina, con el fin de analizar hacia dónde encaminar el futuro de la institución en cuanto a lo patrimonial, arquitectónico, médico, cultural y social.

Asimismo, trabaja en el componente urbanístico relativo a la construcción de espacios públicos, vías y accesibilidad, entre otros.

El proyecto, cuyo resultado final será presentado a la administración distrital, está acompañado de un modelo institucional orientado hacia el funcionamiento del San Juan como hospital universitario y de un programa médico-arquitectónico que analiza la adecuación de áreas para prestar servicios de salud, académicos e investigativos.

Cabe destacar que la Universidad ha mantenido su presencia en el Materno Infantil con profesores y estudiantes de pregrado y posgrado. En ese sentido, Raúl Sastre, director científico del proyecto Hospital Universitario y exdecano de la Facultad de Medicina, expresó que los grandes avances que generó la alianza entre la Universidad y el San Juan son una razón fuerte para que la unión persista.

“El cierre ocasionó un déficit de prestación de servicios de salud de alta complejidad para la población más pobre, un serio conflicto laboral y un gran problema educativo al cerrar el centro de formación e invstigación clínica de la principal universidad pública del país. La adquisición del predio por el Distrito le regresa la posibilidad de recuperar su noble misión”, afirmó el docente.

Aseguró, además, que así como las grandes universidades del mundo tienen varios centros de salud, la un también está en capacidad de desarrollar sus programas en diferentes hospitales. 

Manejo urbanístico 

La complejidad que encierra la reapertura supera el ámbito de la atención médica. Según los investigadores de la UN, a la relación con el entorno urbano inmediato se suman aspectos relacionados con la viabilidad jurídica y financiera. También, dada su ubicación, puede generar impacto en el entramado social y económico, así como en los alrededores y en sus habitantes.

No acometer acciones inmediatas puede conducir a un mayor deterioro o a una zona de difícil recuperación para la ciudad, advierten los expertos que trabajan en el PEMP.

Juan Carlos del Castillo, codirector del Plan, asegura que el San Juan solo será sostenible si la zona de La Hortúa se integra al centro histórico de Bogotá y se deja de manejar como borde periférico y marginal del mismo.

“Urbanísticamente, esta zona no ha tenido un manejo adecuado. Por eso, la primera condición para que el San Juan sea sostenible y se proyecte en el tiempo es que la administración distrital considere el cuidado del lugar como una aglomeración hospitalaria con entidades importantes en el campo de la salud pública”, sostiene.

Y es que al caminar por el sector también se perciben factores que afectan su apariencia y su seguridad, por la acumulación de basuras y de habitantes de calle que se han ido tomando los alrededores.

Es recomendable, por ejemplo, un programa que controle el alto volumen de tráfico que incide por efectos de la carrera décima y la avenida Caracas, así como un tratamiento distinto para la avenida La Hortúa. La idea es que se convierta en una vía-parque, para el flujo de usuarios que la recorren a pie, en el sistema masivo y en medios alternativos como la bicicleta.

Resulta prioritario que en los barrios aledaños, como Policarpa, San Bernardo y Las Cruces, se incremente el uso de vivienda para las personas que trabajarán en el San Juan, como una estrategia para mejorar su calidad de vida. Además, debe darse todo un equipamiento con bancos, bibliotecas e incluso un museo de la salud que dinamice el sector.

A mediano y largo plazo, se propone deprimir la carrera décima, que años atrás atravesó el predio entre el Materno Infantil y sus otros edificios. Por esta razón, se sugiere reintegrar el predio a través de una vía subterránea, desde la avenida primera hasta la calle tercera. 

Recuperación de bienes 

El codirector explicó que para la reapertura se deben considerar tres aspectos. En primera instancia, una exigencia legal (Ley 735 del 2002) determinó que en los predios dedicados a este hospital, al Instituto Materno Infantil y al Instituto de Inmunología, debe funcionar un hospital universitario.

Sentencias de la Corte Constitucional y de la Corte Suprema de Justicia, entretanto, ordenaron a las autoridades nacionales, departamentales y locales, tomar las medidas para recuperar esos bienes y darles el uso correspondiente.

Desde el plano jurídico, la reapertura del San Juan tampoco representa un problema grave, toda vez que distintas normas y sentencias judiciales han resuelto su naturaleza jurídica como bien de carácter público.

De la misma manera, el tema de los pasivos fue resuelto mediante la sentencia judicial que ordenó la concurrencia de la Nación, el departamento de Cundinamarca y el Distrito Capital para su reconocimiento y pago.

En segundo lugar, los directivos del PEMP consideran primordial recuperar las edificaciones para su uso en atención de salud, que impacta directamente la necesidad social. De este se derivan dos aspectos: el déficit de camas en Bogotá y la calidad del servicio. Según estadísticas internacionales, se necesitan tres camas hospitalarias por cada 1.000 habitantes, mientras la capital cuenta con solo 1,5 unidades en promedio, lo cual concentra la problemática entre la alta y muy alta complejidad.

La calidad del servicio ha sido definida desde cinco variables: oportunidad, suficiencia, accesibilidad, continuidad y pertinencia. Bogotá presenta un estado crítico en las tres últimas, particularmente para poblaciones sin acceso a hospitalización y a exámenes de diagnóstico, consideran los expertos.

El tercer aspecto importante es la ubicación geográfica del Hospital y el reconocimiento que tiene esta zona como centro de prestación de servicios.

Claudia Romero Isaza, directora del pemp, explicó que este es un instrumento esencialmente urbano que garantiza la conservación de los bienes de interés cultural y verifica que las interacciones con el área de influencia tengan un balance positivo.

“El plan se divide en dos grandes componentes: el diagnóstico, que incluye la parte urbanística, arquitectónica, jurídica, histórica y social; y, sobre esa base, la estrategia para mostrar un camino de acuerdo con los intereses de la administración distrital, con el fin de hacer efectiva la reapertura”, sostiene la directiva. 

El diagnóstico y la propuesta 

Luego del diagnóstico, la propuesta del pemp se enmarca en una serie de recomendaciones que ayudan a articular la hoja de ruta.

Básicamente contempla que la recuperación se haga por etapas e involucre a autoridades como el Distrito, el Departamento Nacional de Planeación (dnp) y los ministerios de Salud y Protección Social, Educación y Cultura.

Una de las posibilidades para dar vida jurídica al Hospital es que el predio sea entregado a un centro de salud existente para que amplíe sus servicios. Otra alternativa es la figura de persona jurídica que, según su naturaleza, pueden ser empresas sociales del Estado o entidades sin ánimo de lucro de carácter mixto. Aquí concurren hospitales, universidades y otros agentes de la sociedad interesados.

Para el modelo institucional en la prestación de servicios, se sugiere buscar una estrecha relación con la universidad para que esta haga la regencia académica, es decir, que la manera de atender a los pacientes sea consecuencia de la investigación y de los avances en salud, así como de la unidad de criterio y la calidad en la atención.

En el plano organizacional, se deben garantizar dos niveles en la gestión: uno, especializado en temas estratégicos de la institución, y otro, con una administración más participativa con los grupos de interés de los trabajadores de la salud y con quienes atienden al paciente, de manera que se eviten conflictos entre la administración y la asistencia en los hospitales.

Además, sugiere un modelo de gestión centrado en la calidad, que incorpore desde su nacimiento normas iso o sistemas de responsabilidad social que faciliten procesos de acreditación institucional.

En cuanto a la investigación, la Universidad propone grupos enmarcados en las ciencias básicas y clínicas aplicadas, que consideren innovación, aspectos sociales y administrativos relacionados con la salud.

En el ámbito urbanístico, se sugiere abrir las zonas verdes para el uso social organizado, sin que afecte a los pacientes ni la seguridad del lugar. Esta recomendación facilitaría el tránsito de las personas que a diario sufren el caos del tráfico. 

Obras pendientes 

En lo arquitectónico, el propósito fundamental es la recuperación de los 24 edificios, desde diferentes modalidades de intervenciones.

Según el codirector del pemp, se debe cumplir un proceso de liberación del complejo, dada la serie de intervenciones, adiciones y construcciones que no corresponden al plano original ni al concepto de ordenamiento del lugar, lo que afecta la calidad y el funcionamiento. La Unidad Primaria de Atención (upa), ubicada en la esquina de la carrera décima con avenida primera, es una de ellas. Su ubicación en el punto de mayor congestión vehicular, contaminación atmosférica y acústica de la zona, altera la dinámica del San Juan de Dios.

Nueve construcciones deben ser sometidas a un proceso de primeros auxilios. Se trata de los edificios San Eduardo, Santiago Samper, el de mantenimiento, Siberia, la casa cural, la capilla, el edificio central, Cundifarma, el edificio de salud mental y el jardín infantil.

El estudio realizó una primera evaluación y clasificó las diferentes edificaciones de acuerdo con el requerimiento de refuerzo. Así, otras tres, que representan 30.000 metros cuadrados (la torre central, el edificio de salud mental y el de resonancia), deben ser reforzadas. 

Recuperación por etapas 

Para el profesor Del Castillo, es complicado pensar en una recuperación sincrónica y simultánea de todos los edificios, por lo que se propone una intervención por etapas, de acuerdo con los niveles y grados de afectación que ha tenido el conjunto hospitalario.

La primera se concentraría en la recuperación y restauración de los pabellones nororientales, que son los que menos reforzamiento estructural requieren. Estos se destinarían a consulta externa.

Una segunda etapa muestra al edificio Cundifarma y al de prestación de servicio de diagnóstico como los más aptos para la recuperación. A estos les seguiría el reforzamiento estructural de la torre central.

En cuanto al diagnóstico ambiental, se advierte que, a raíz del cierre no programado del Hospital, existe el riesgo de contaminación biológica, química o radioactiva. De ahí que sea fundamental tener certeza técnica y científica para el saneamiento de las 16,5 hectáreas.

El rector de la un, profesor Ignacio Mantilla, destaca que para la Universidad, la ciudad y el país, el Hospital es un símbolo de suma importancia, por lo cual la Institución está dispuesta a seguir cooperando con el Distrito para que su reapertura sea exitosa y la Universidad siga participando en la formación de estudiantes.

Frente a la perspectiva de la reapertura, el profesor Mantilla es enfático: “Todo el capital humano y científico, de formación y conocimiento, está disponible para apoyar al Hospital”. 

(Por: Víctor Manuel Holguín, Unimedios Bogotá
)
N.° 0

Otras noticias


El expresidente de Costa Rica se dirigió a la comunidad universitaria en el marco de la Escuela Internacional de Verano 2015 “Conectando a los mejores para la paz”, liderada por la Fundación Ceiba, el Ministerio de Educación y la UN. - fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Destacado UNPeriodico

agosto 08 de 2015

El reto es educar para la paz y con la paz

Construir una cultura de la democracia y la pedagogía, para forjar estudiantes...


Artes & Culturas

agosto 08 de 2015

Hablar español está de moda

La lengua de Cervantes está viviendo uno de los momentos de mayor auge...


Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen cabañas ecológicas.

Investigación & Creación

agosto 08 de 2015

30 días en la Universidad

Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen...


El Estado Islámico controla extensos territorios, en los que habitan unos 8 millones de habitantes. foto: pbs.org

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

La ideología del islam radical

ISIS revive en pleno siglo XXI las guerras que el profeta Mahoma y sus...


Por algo más de dos semanas, la población solo pudo disponer de retiros de 60 euros diarios. foto: vox.com

Economía & Organizaciones

agosto 08 de 2015

Del grexit a la nueva austeridad, dos voces en el camino griego

La tercera ayuda económica que recibe Grecia está supeditada a medidas...


"El trabajo con los estudiantes es el que me ha llenado más, después del trabajo con los pobres", escribió Camilo Torres. foto: Archivo Histórico UN.

Política & Sociedad

agosto 08 de 2015

Camilo Torres Restrepo, mucho más que un “cura guerrillero”

Al cumplirse 50 años de la muerte del capellán, profesor e investigador de la...


Las patentes pueden estimular la innovación, pero también afectar el costo de los medicamentos. - foto: archivo Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Colombia, ¿demasiado flexible en patentes de invención?

De las 2.417 patentes de invención solicitadas en el país en 2014, el 88 %...


Las aplicaciones para pedir servicios de transporte abundan en la red. foto: Catalina Torres/Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Uber y taxis amarillos, al límite de las innovaciones tecnológicas

La controversia por el servicio de taxis ofrecido a través de internet pone a...


Ilustración: Vanessa Tremain

Salud

agosto 08 de 2015

Las normas que le faltan a la eutanasia

A partir de la Resolución 1216 de 2015 del Ministerio de Salud, que determinó...