Escudo de la República de Colombia

Medio Ambiente

Guía evitaría destrucción de las cavernas

Los ecosistemas subterráneos han sido poco investigados en Colombia; se habla de uno de los escenarios donde la mano del hombre, la minería, el turismo mal manejado y la contaminación hacen de las suyas. Por primera vez, el país cuenta con una guía que muestra qué se puede encontrar dentro de estos oscuros pero fascinantes lugares, incluyendo su fauna y formaciones geológicas.

, 08.02.2014

Cueva la olla, ubicada en el departamento de Santander. - Fotos: Guías de Campo Cavernas de Santander, Colombia.

Salida de la cueva el molino, en la Cordillera Oriental de Colombia.

Nombre común: murciélago cavernícola

Nombre científico: Natalus tumidirostris - Cavernas: El Indio de Doña Joaquina en Cabrera, La Macaregua en la población de Curití, El Rascadero en el Valle de San José y la Cueva del Nitro en Zapatoca.

El desconocimiento del mundo subterráneo (grutas, cavernas, cuevas) trae como consecuencia su pésimo uso, su deterioro y la extinción local de la fauna, sostiene la profesora Yaneth Muñoz Saba, investigadora del Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la Universidad Nacional de Colombia.

En el país son muy pocos los estudios sobre estos ambientes que, pese a ser oscuros y aparentemente aislados, son vitales para el equilibrio natural. Según Juan Manuel Moreno Murillo, geólogo y docente de la UN, actividades como la minería, las basuras, el vertimiento de aguas negras y el turismo mal planificado los afectan severamente.

Por ejemplo, hay caseríos y hospedajes que carecen de acueducto; por lo tanto, los desechos terminan en los sistemas fluviales, muchos de los cuales están asociados con zonas kársticas, que son sitios donde hay ríos subterráneos, cavernas, cuevas, valles hundidos, entre otros, donde predomina la roca calcárea o caliza.

Muestra de estos sistemas naturales y de su contaminación son las cavernas de La Vaca, Los Carracos, las cuevas de El Molino y El Hoyo del Aire en el departamento de Santander. Allí el turismo indiscriminado y sin planeación, basado solo en la ganancia, se ha convertido en un factor de deterioro creciente. Según la profesora Muñoz, estos son lugares en donde no se debe entrar de forma masiva, y esto no significa dejar de visitarlos, sino hacerlo de forma organizada.

Un aspecto grave de detrimento es la extracción de minerales. “Departamentos como Santander y Antioquia son explotados por las grandes multinacionales que, a pesar de contar con licencia, originan grandes deterioros en las zonas kársticas, originados por la extracción desmedida de la piedra caliza, que cuando se termina, lleva a los industriales a buscar otras fuentes”, afirma el profesor Moreno.

En las cavernas colombianas se explota caliza desde hace más de cien años, pues este elemento es importante para la fabricación de cemento. 

Guía para la conservación 

Para mejorar el conocimiento de los entornos subterráneos, investigadores de la UN, del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, de la Asociación Espeleológica Colombiana (Espeleocol), de la Federación Espeleológica de América Latina y el Caribe (Fealc) y de la Fundación Moisés Bertoni, de Paraguay, produjeron la primera Guía de Campo para conocer y preservar estas áreas.

En total fueron exploradas 32 de las aproximadamente 175 cavernas ubicadas en Santander, uno de los departamentos donde más abundan formaciones kársticas en la Cordillera Oriental. Estos sitios se forman tanto por procesos físicos y químicos que causan la disolución de la roca caliza,  como por la actividad tectónica que va agrietando la tierra, en un proceso que dura millones de años.

Al interior de muchas de estas cavernas corren cursos de agua, elemento que ayuda a cimentar y tallar las cavidades y, en algunos casos, a formar estalactitas y estalagmitas (llamados espeleotemas), que se caracterizan por sus formas alargadas y puntiagudas producto de la acumulación de minerales por filtración del agua, donde diferentes especies de animales establecen su hogar.

La guía enseña a diferenciar la geomorfología (el terreno y sus formas) tanto externa como interna, a identificar los paisajes kársticos para establecer la presencia de cavernas y a conocer la geología endokárstica (el paisaje subterráneo). 

Murciélagos y otros vertebrados 

La fauna que habita allí tradicionalmente se clasifica en tres categorías: los individuos que viven toda su vida en cavernas y cuevas, los que lo hacen parcialmente y los que las habitan eventualmente.

En lo que se refiere al mundo animal, los murciélagos son los más comunes y son parte fundamental del equilibrio al interior y exterior de estos sistemas. “Dependiendo de su dieta, son clave en la dispersión de semillas, la polinización de las plantas e, incluso, para hacer frente a plagas”, asegura la profesora Muñoz, una de las editoras de la Guía.

A pesar de su utilidad, las 23 especies halladas en cavernas colombianas son constantemente perseguidas por los habitantes, quienes las incineran y matan pensando que todas corresponden al murciélago hematófago Desmodus rotundus, que consume sangre de mamíferos. “Este vampiro común puede transmitir la rabia, pero no ataca porque sí”, aclara la bióloga Yaneth Muñoz.

La experta añade que estos animales contribuyen con el desarrollo de otras áreas, como es el caso de la medicina. “Ellos llegan y detectan dónde morder, pero antes lamen la zona y esa saliva tiene un anticoagulante y anestésico para que la víctima no sienta la mordida. En Estados Unidos y Europa emplean la saliva de miles de Desmodus como anestesia”.

La Guía propende por desmitificar peligros asociados a los murciélagos, ya que en su mayoría son frugívoros, nectarívoros e insectívoros. Estos últimos son valiosos para evitar plagas, pues indirectamente contribuyen con el control biológico; un ejemplo son los Natalus tumidirostris.

Por su parte, los frugívoros dispersan semillas por donde vuelan o perchan para consumir frutos; por lo tanto, “siembran el bosque” de manera natural y regeneran la vegetación; asimismo, los que se alimentan de néctar ayudan en la polinización. 

Diversidad sorprendente 

En estos mundos oscuros también existen otros mamíferos como la llamada chucha de oreja negra (Didelphis marsupialis) o comadreja, la cual ha sido perseguida por incluir entre su dieta animales de corral, aunque también consume insectos y frutas.

Además está el guácharo (Steatornis caripensis), ave que solo viven en cavernas y hace viajes de hasta cien kilómetros para comer semillas de palma, entre otras plantas de bosques, para luego retornar a su lugar de origen.

“Estas son cazadas, sobre todo, por comunidades indígenas que usan el aceite que les extraen proveniente de la cantidad de semillas que consumen. Como no pueden refugiarse en grutas (que son más pequeñas), necesitan sistemas grandes con espeleotemas. Así, cuando la montaña es manipulada para extraer la caliza y el mármol, la fauna tiene que migrar. Para conservar estos ecosistemas hay que trabajar en conjunto con las autoridades”, señala el geólogo Juan Manuel Moreno.

El grupo de los vertebrados lo completan anfibios como el sapo marino (Rhinella marina) y un pequeño bagre de las cavernas (Trichomycterus sketi); este último habita en pequeños cursos de agua y es una especie sensible a la contaminación. 

El mundo de la artropofauna 

Uno de los aspectos más llamativos de la Guía es la explicación de cómo se articula la vida dentro de las cavernas con la gran diversidad de artrópodos (insectos, arácnidos, crustáceos y miriápodos), como elementos de la cadena alimenticia. Mientras en un ambiente tradicional todo gira alrededor de la vegetación y la energía de la luz solar, en estos espacios todo depende de las excretas de murciélagos y guácharos.   

“Este guano lo consumen unos seres llamados guanívoros, y estos son consumidos por depredadores de varios órdenes”, sostiene el biólogo de la UN  Diego Casallas Pabón, otro de los autores de la Guía.

El profesional agrega que las cavernas son un ecosistema en sí mismo, un laboratorio vivo donde la evolución sucede permanentemente, impulsada por las presiones del ambiente, la luz, la humedad, la temperatura y los recursos limitados. “Se podría pensar que aquí es más fácil evidenciar la evolución en comparación con otros ambientes”.

Para Casallas, la importancia de mantener la artropofauna tiene como finalidad tanto la conservación como el aprendizaje. “Es una fauna que estéticamente no es tan atractiva para la gente, pero de la que se puede aprender mucho; por ejemplo, allí se pueden conocer otros arácnidos además de las arañas, como los escorpiones, pseudoescorpiones, opiliones y los amblipígidos. Es importante informarnos y tener una apropiación de la diversidad del país. Es el principio para comenzar a valorar y conservar las cavernas”.

Dentro de la gran cantidad de artrópodos se encuentran los ciempiés y milpiés (chilópodos y diplópodos respectivamente), que habitan en las paredes y utilizan veneno para atrapar presas o como mecanismo de defensa si se sienten atacados.

“La idea no es satanizar el turismo en las cavernas, sino informarnos para hacerlo sin riesgos”, dice el biólogo. La mayoría de artrópodos no representan peligro; sin embargo, algunos son de cuidado. No obstante son muy difíciles de ver, pues suelen huir con facilidad. Lo anterior no es un obstáculo para explorar estos sistemas, sino otra razón más para visitarlos y cuidarlos.

(Por: David Santiago Gómez Mendoza, Unimedios
)
N.° 0

Otras noticias


El expresidente de Costa Rica se dirigió a la comunidad universitaria en el marco de la Escuela Internacional de Verano 2015 “Conectando a los mejores para la paz”, liderada por la Fundación Ceiba, el Ministerio de Educación y la UN. - fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Destacado UNPeriodico

agosto 08 de 2015

El reto es educar para la paz y con la paz

Construir una cultura de la democracia y la pedagogía, para forjar estudiantes...


Artes & Culturas

agosto 08 de 2015

Hablar español está de moda

La lengua de Cervantes está viviendo uno de los momentos de mayor auge...


Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen cabañas ecológicas.

Investigación & Creación

agosto 08 de 2015

30 días en la Universidad

Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen...


El Estado Islámico controla extensos territorios, en los que habitan unos 8 millones de habitantes. foto: pbs.org

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

La ideología del islam radical

ISIS revive en pleno siglo XXI las guerras que el profeta Mahoma y sus...


Por algo más de dos semanas, la población solo pudo disponer de retiros de 60 euros diarios. foto: vox.com

Economía & Organizaciones

agosto 08 de 2015

Del grexit a la nueva austeridad, dos voces en el camino griego

La tercera ayuda económica que recibe Grecia está supeditada a medidas...


"El trabajo con los estudiantes es el que me ha llenado más, después del trabajo con los pobres", escribió Camilo Torres. foto: Archivo Histórico UN.

Política & Sociedad

agosto 08 de 2015

Camilo Torres Restrepo, mucho más que un “cura guerrillero”

Al cumplirse 50 años de la muerte del capellán, profesor e investigador de la...


Las patentes pueden estimular la innovación, pero también afectar el costo de los medicamentos. - foto: archivo Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Colombia, ¿demasiado flexible en patentes de invención?

De las 2.417 patentes de invención solicitadas en el país en 2014, el 88 %...


Las aplicaciones para pedir servicios de transporte abundan en la red. foto: Catalina Torres/Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Uber y taxis amarillos, al límite de las innovaciones tecnológicas

La controversia por el servicio de taxis ofrecido a través de internet pone a...


Ilustración: Vanessa Tremain

Salud

agosto 08 de 2015

Las normas que le faltan a la eutanasia

A partir de la Resolución 1216 de 2015 del Ministerio de Salud, que determinó...