Escudo de la República de Colombia

Salud

Giro a política pública de salud mental

Nuevas tecnologías de comunicación, derechos humanos, posconflicto y orgullo nacionalista son algunos temas que caracterizan la actual situación social de Colombia. Carlos José Parales, docente de la un encargado de dirigir la Propuesta de Ajuste a la Política Nacional de Salud Mental, da cuenta de los nuevos lineamientos.

, 09.08.2014 PhD. profesor asociado, Departamento de Psicología - Universidad Nacional de Colombia

Hace quince años, cuando se formuló la primera política de salud mental a nivel nacional, la situación del país era difícil y la sensación de desesperanza generalizada dominaba el ambiente. En la actualidad, muchas dificultades persisten, pero también estamos viviendo procesos sociales novedosos y trascendentales, como el desarrollo de tecnologías de comunicación que estructuran nuevas formas de interacción social; la expansión lenta de la clase media, foco de movimientos sociales; los procesos de reintegración en una sociedad en la que ciclos de retaliación perpetúan violencias; y un inusitado orgullo nacionalista que está fabricando sus propios héroes.

No menos importante ha resultado la difusión y apropiación del discurso sobre derechos humanos por parte de la población, lo que ha repercutido en la disminución de mortalidad por violencia asociada al conflicto armado. La lista de transformaciones es extensa e incluye desarrollos conceptuales y nuevos énfasis. El país del 2014 es distinto.

Los nuevos escenarios han llevado a que el ajuste a la Política Pública Nacional de Salud Mental de 1998, ordenado por la Ley 1616 de 2013 al Ministerio de Salud y Protección Social, se vuelva en realidad una nueva formulación. La propuesta que se presentó es el resultado de un proceso de revisión y consulta que incluyó la participación de diversas instituciones, organizaciones y grupos sociales. 

Derechos e individualismo 

La iniciativa se fundamenta en dos elementos: el enfoque de derechos y la conceptualización positiva de la salud mental. Con respecto al primero, una sociedad individualista como la nuestra valora la autonomía, los logros personales y el reconocimiento como aspectos esenciales de la identidad. En las sociedades de esta condición los derechos priman sobre los deberes y el individuo es el centro de lo social.

Como las políticas públicas deben reflejar las expectativas de la sociedad y estar acorde con el ordenamiento jurídico, el tema de los derechos se convirtió en el núcleo de la propuesta. El proyecto de ley estatutaria establece el derecho fundamental a la salud y la Ley 1616 también lo menciona, definiendo además a la salud mental como prioridad y asunto de interés nacional.

Al estar fundamentada en un enfoque de derechos y en su exigibilidad, la iniciativa es coherente y puede integrarse a otras políticas nacionales. 

Realización personal 

El otro fundamento radica en la conceptualización. Desde que se formuló la política de 1998, se ha venido fortaleciendo un concepto que hace énfasis en la posibilidad de realizarnos como personas, de poder aprovechar nuestras capacidades y formar parte de grupos que nos valoren y a los que podamos contribuir. Hoy, no se trata solo de la ausencia de trastorno mental; tiene que ver más bien con satisfacción con la vida, integración social, tolerancia, posibilidades de crecimiento personal y los sentimientos de pertenencia y de vivir bien.

Tanto la conceptualización como el enfoque de derechos se relacionan con dos elementos transversales. Uno, la perspectiva de los determinantes sociales, que son básicamente condiciones de vida ligadas al acceso a recursos y distribución de poder, entre ellas, la más importante es la condición socioeconómica. La clase social define muchas experiencias del transcurso vital, desde el nacimiento hasta la muerte. Las condiciones materiales de existencia establecen formas de solidaridad y los modos en los que se entiende el bienestar.

Desde esa perspectiva, valdría la pena preguntarse por el sentido que tiene prestar atención en salud y luego regresar a las personas a las condiciones que las están enfermando. Lograr equidad en este tema exige la intervención sobre determinantes sociales, convirtiéndose así en un asunto político. 

Lazos sociales saludables 

El otro elemento transversal son las relaciones sociales, desde vínculos afectivos tempranos (los primeros años), pasando por relaciones íntimas, hasta convivencia ciudadana. Sin un funcionamiento social positivo, no hay estabilidad mental. Las relaciones con otras personas son tan fundamentales, que la carencia de lazos sociales predice mortalidad por todas las causas.

El aislamiento social está relacionado con muchas complicaciones y la soledad se ha convertido en un problema de salud pública en varios países, siendo además un factor de riesgo mayor que la obesidad para ciertos grupos de edad. Las dificultades en las relaciones interpersonales se relacionan con homicidios, suicidios y accidentalidad. Estas incluyen maltrato en distintos ámbitos, incapacidad para relacionarse con la pareja como una persona distinta de sí mismo y por tanto para poder soportar eventuales separaciones e intolerancia y violencia en las relaciones ciudadanas.

La iniciativa también incluye otras dimensiones importantes, tales como la prestación de servicios y la atención integral para quienes viven situaciones complicadas de salud mental. Los problemas psicológicos producen tanto sufrimiento y soledad, que trabajar para prevenirlos y atenderlos es un asunto de dignidad humana. Un aspecto particularmente controversial del nuevo proyecto tiene que ver con las hospitalizaciones involuntarias. En Colombia alrededor del 37 % de las hospitalizaciones psiquiátricas son de ese tipo, por lo que se ha propuesto que se deben considerar como casos extraordinarios y favorecer su atención en la comunidad.

Pero además de la atención de los trastornos tradicionales, se concentra en las consecuencias psicológicas del conflicto armado y en fenómenos emergentes que comienzan a ser comentados cada vez con más frecuencia por quienes atienden consultas, como el acoso laboral. 

Ansiedad y depresión 

La nueva propuesta identifica problemáticas prioritarias que se han venido definiendo en las últimas dos décadas: violencias, trastornos mentales comunes y abuso y dependencia de alcohol y drogas. Esas prioridades se han establecido no solo teniendo en cuenta prevalencias y carga de enfermedad, sino también apreciaciones de la sociedad. Tal es el caso del suicidio, que tiene un impacto emocional importante en la vida de las comunidades.

Las violencias han sido históricamente un problema prioritario, pero cuando se habla de víctimas, reintegración y posconflicto cobran una importancia esencial. En ese sentido la salud mental también tiene que ver con la paz.

Los trastornos comunes hacen referencia a ansiedad y depresión, que son los más frecuentes y que de no tratarse a tiempo tienden a la cronicidad. La comorbilidad entre ellos es alta, comparten factores de riesgo y buena parte de las necesidades de atención no son cubiertas, pasando desapercibidos en servicios de urgencias y consultas de medicina general.

Las barreras en el acceso a la atención se deben en parte al estigma que caracteriza a los problemas de salud mental. Muchos trastornos, sobre todo los comunes, son interpretados incluso por profesionales del sector como debilidad de carácter. Asimismo, las incapacidades laborales por depresión o ansiedad se ocultan y se viven con una enorme vergüenza.

Por lo tanto, en la propuesta se prefiere el término “trastornos mentales comunes” al de “trastornos de mayor prevalencia”, para estar a tono con denominaciones internacionales y, además, porque aclara que se trata de algo frecuente y cotidiano, no excepcional.

El trabajo por la salud mental es una buena inversión para el país. La Política Nacional de 1998 presentó dificultades en su implementación, en buena parte, por la falta de voluntad política. Pero ahora, al definirla como asunto de interés nacional, la Ley 1616 ofrece una esperanza: llegó el momento de considerar seriamente la salud mental de los colombianos.

(Por: Carlos José Parales,
)
N.° 0

Otras noticias


El expresidente de Costa Rica se dirigió a la comunidad universitaria en el marco de la Escuela Internacional de Verano 2015 “Conectando a los mejores para la paz”, liderada por la Fundación Ceiba, el Ministerio de Educación y la UN. - fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Destacado UNPeriodico

agosto 08 de 2015

El reto es educar para la paz y con la paz

Construir una cultura de la democracia y la pedagogía, para forjar estudiantes...


Artes & Culturas

agosto 08 de 2015

Hablar español está de moda

La lengua de Cervantes está viviendo uno de los momentos de mayor auge...


Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen cabañas ecológicas.

Investigación & Creación

agosto 08 de 2015

30 días en la Universidad

Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen...


El Estado Islámico controla extensos territorios, en los que habitan unos 8 millones de habitantes. foto: pbs.org

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

La ideología del islam radical

ISIS revive en pleno siglo XXI las guerras que el profeta Mahoma y sus...


Por algo más de dos semanas, la población solo pudo disponer de retiros de 60 euros diarios. foto: vox.com

Economía & Organizaciones

agosto 08 de 2015

Del grexit a la nueva austeridad, dos voces en el camino griego

La tercera ayuda económica que recibe Grecia está supeditada a medidas...


"El trabajo con los estudiantes es el que me ha llenado más, después del trabajo con los pobres", escribió Camilo Torres. foto: Archivo Histórico UN.

Política & Sociedad

agosto 08 de 2015

Camilo Torres Restrepo, mucho más que un “cura guerrillero”

Al cumplirse 50 años de la muerte del capellán, profesor e investigador de la...


Las patentes pueden estimular la innovación, pero también afectar el costo de los medicamentos. - foto: archivo Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Colombia, ¿demasiado flexible en patentes de invención?

De las 2.417 patentes de invención solicitadas en el país en 2014, el 88 %...


Las aplicaciones para pedir servicios de transporte abundan en la red. foto: Catalina Torres/Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Uber y taxis amarillos, al límite de las innovaciones tecnológicas

La controversia por el servicio de taxis ofrecido a través de internet pone a...


Ilustración: Vanessa Tremain

Salud

agosto 08 de 2015

Las normas que le faltan a la eutanasia

A partir de la Resolución 1216 de 2015 del Ministerio de Salud, que determinó...