Escudo de la República de Colombia

Economía & Organizaciones

Felicidad en la bolsa de utilidades

Una reciente corriente económica muestra cómo la reducción de la pobreza, la desigualdad y el desempleo impactan directamente en la felicidad de la sociedad. El proceso de paz, con los elementos de altruismo, reconciliación y perdón que se empiezan a vislumbrar, podría contribuir a mejorar este indicador en Colombia.

, 12.07.2014Profesores titulares, Centro de Investigación para el Desarrollo - (CID) Universidad Nacional de Colombia

Infografía: Mauricio Salcedo

El fin último de la economía es el bienestar de las personas. Esta afirmación puede resultar sorprendente por dos razones: la primera, porque los economistas suelen discutir sobre agregados como el producto interno bruto (PIB), la tasa de desempleo o la inflación, en lugar de referirse a indicadores directos que muestren cómo se sienten las personas; la segunda, porque la economía, especialmente en su versión predominante, tiene un interés particular en los medios para alcanzar el objetivo y a veces, en la discusión, se olvidan los resultados finales.

Al respecto, habría que aclarar que los economistas esperan que un mayor PIB y menores tasas de desempleo e inflación correspondan a una sociedad en la que sus miembros estén mejor, y que la preocupación por los medios obedezca también al pragmatismo de quienes deben tomar decisiones teniendo en cuenta los costos.

Esto no quiere decir que exista una versión universalmente aceptada en economía sobre qué significa que un individuo esté bien. Bentham hablaba de la utilidad (utility) como el placer o dolor que la persona experimenta como resultado de una acción; y buena parte de la teoría económica neoclásica del siglo XIX se basó en esta idea.

La noción de utilidad como placer y dolor preocupó a algunos autores porque dependía de supuestos psicológicos y asumía, para la toma de decisiones, que las utilidades eran comparables entre individuos. Por esta razón, entre finales del siglo XIX y las primeras décadas del XX, autores como Hicks y Pareto especificaron la utilidad no como experiencia sino como un factor en la decisión, que se manifiesta en las acciones realizadas por el individuo. Así, el término bienestar (welfare), en esta última corriente, está asociado a la eficiencia como relación óptima entre medios y fines esperados en una decisión.

La teoría del bienestar (welfare theory) buscaba identificar bajo qué condiciones se podía maximizar la utilidad mediante diferentes alternativas. De esta manera, se esperaba que las personas en la situación final estuvieran bien, en el sentido de maximizar la utilidad, dadas las restricciones existentes. Teniendo en cuenta que la utilidad se hacía evidente a partir de las acciones, no había interés por medirla directamente, sino por analizar la estructura de la decisión en términos teóricos.

En las últimas décadas, ha surgido con fuerza una corriente preocupada por la felicidad o bienestar subjetivo (subjective well-being). Los autores en esta línea han tratado de examinar el estado anímico de las personas, por ejemplo, preguntándoles cómo se sienten, en lugar de asumir simplemente que un mayor crecimiento o consumo hará que estén mejor (nótese el uso del término well-being para referirse a la experiencia en lugar de welfare, que se relaciona más con la utilidad en el sentido de la decisión en la otra línea teórica). A menudo se ha tratado de tomar en cuenta no solo el punto de vista hedonista de placer o dolor, sino uno más cercano a la felicidad asociada a la eudemonía aristotélica. Por eso, en estos estudios se suele preguntar por la satisfacción con la vida. Algunos de los resultados de estas investigaciones fueron inesperados. 

No todo es plata 

Richard Easterlin encontró que, al interior de un país, las personas con mayores ingresos son más felices, pero que a medida que el país crece y aumenta el ingreso per cápita, la felicidad no aumenta. Esta observación, conocida como la paradoja de Easterlin, muestra que la relación entre ingreso y felicidad no es tan sencilla. Estudios entre países han complicado el análisis, pues han mostrado que algunos del tercer mundo, como Colombia, tienen niveles de satisfacción superiores a los de Estados Unidos.

Las implicaciones de estos estudios son fuertes para la toma de decisiones de política pública. Es posible tener crecimiento económico sin que las personas experimenten una mejora en su experiencia vital, pero también es claro que aumentos en el ingreso incrementan la felicidad cuando el punto de partida es bajo, aunque no cuando se parte de ingresos altos. Este resultado, unido al efecto negativo de la desigualdad, apunta a la importancia de mejorar las condiciones de vida, tanto objetivas como subjetivas, de los miembros más vulnerables de la población.

Se podría pensar que el bienestar subjetivo está orientado exclusivamente al individuo, pero todos los estudios muestran que las relaciones son fundamentales. Como señala Paul Dolan, una persona enferma atendida con la última tecnología en el mejor sistema de salud, pero sin nadie que la visite o sin una familia atenta, no experimentará un nivel de satisfacción elevado. Los instrumentos utilizados para la evaluación económica de tecnología sanitaria no toman en cuenta estos aspectos, aunque se ha ido avanzando en incorporar el punto de vista de los pacientes y su utilidad experimentada.

La importancia de las relaciones con los demás implica que las políticas públicas  consideren los efectos sobre el grupo y no solo sobre los individuos aislados. 

El placer de ayudar 

Un hallazgo inesperado en este sentido ha sido el impacto del altruismo. En contra de la idea del individuo racional que solo busca su propio beneficio, algunos estudios sugieren que realizar una acción que favorezca a otro aumenta la felicidad, no solo para el beneficiario directo de la acción, sino para el que la realiza y el que la observa. Esto subrayaría la importancia de que existan mecanismos mediante los cuales los miembros de la sociedad contribuyan a mejorar la situación de los demás.

Enterarse de una situación dolorosa sin poder hacer nada genera frustración, lo que con el tiempo puede convertirse en indiferencia. Sin embargo, la posibilidad directa de actuar o tener acceso a mecanismos que permitan mejorar la condición de otro mejora el bienestar colectivo.

La discusión sobre estos aspectos puede aportar a la coyuntura actual. El proceso de paz, con los elementos de altruismo, reconciliación y perdón que se empiezan a vislumbrar a su alrededor, podría contribuir a mejorar el bienestar y la felicidad en la sociedad. Para que esos efectos sean permanentes, sería importante que esté acompañado de políticas que apunten con fuerza hacia los elementos objetivos que impactan sobre la felicidad, tales como la reducción de la pobreza, la desigualdad y el desempleo.

Otro elemento de interés para Colombia es la diferencia entre placer y felicidad, que puede ser útil para entender fenómenos como la euforia colectiva con los triunfos deportivos, seguida de incrementos en riñas y homicidios.

La evidencia internacional sugiere que triunfos en los juegos olímpicos o en mundiales de fútbol no aumentan la felicidad de manera significativa. Acercarse a la felicidad en el sentido aristotélico supone un mayor control emocional y la capacidad para aceptar tanto las victorias como las derrotas, sin achacar las últimas exclusivamente a fenómenos externos o a conspiraciones. Probablemente esa lección nos sea útil también en el posconflicto.

(Por: Liliana Chicaíza Becerra, Mario García Molina,
)
N.° 0

Otras noticias


El expresidente de Costa Rica se dirigió a la comunidad universitaria en el marco de la Escuela Internacional de Verano 2015 “Conectando a los mejores para la paz”, liderada por la Fundación Ceiba, el Ministerio de Educación y la UN. - fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Destacado UNPeriodico

agosto 08 de 2015

El reto es educar para la paz y con la paz

Construir una cultura de la democracia y la pedagogía, para forjar estudiantes...


Artes & Culturas

agosto 08 de 2015

Hablar español está de moda

La lengua de Cervantes está viviendo uno de los momentos de mayor auge...


Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen cabañas ecológicas.

Investigación & Creación

agosto 08 de 2015

30 días en la Universidad

Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen...


El Estado Islámico controla extensos territorios, en los que habitan unos 8 millones de habitantes. foto: pbs.org

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

La ideología del islam radical

ISIS revive en pleno siglo XXI las guerras que el profeta Mahoma y sus...


Por algo más de dos semanas, la población solo pudo disponer de retiros de 60 euros diarios. foto: vox.com

Economía & Organizaciones

agosto 08 de 2015

Del grexit a la nueva austeridad, dos voces en el camino griego

La tercera ayuda económica que recibe Grecia está supeditada a medidas...


"El trabajo con los estudiantes es el que me ha llenado más, después del trabajo con los pobres", escribió Camilo Torres. foto: Archivo Histórico UN.

Política & Sociedad

agosto 08 de 2015

Camilo Torres Restrepo, mucho más que un “cura guerrillero”

Al cumplirse 50 años de la muerte del capellán, profesor e investigador de la...


Las patentes pueden estimular la innovación, pero también afectar el costo de los medicamentos. - foto: archivo Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Colombia, ¿demasiado flexible en patentes de invención?

De las 2.417 patentes de invención solicitadas en el país en 2014, el 88 %...


Las aplicaciones para pedir servicios de transporte abundan en la red. foto: Catalina Torres/Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Uber y taxis amarillos, al límite de las innovaciones tecnológicas

La controversia por el servicio de taxis ofrecido a través de internet pone a...


Ilustración: Vanessa Tremain

Salud

agosto 08 de 2015

Las normas que le faltan a la eutanasia

A partir de la Resolución 1216 de 2015 del Ministerio de Salud, que determinó...