Escudo de la República de Colombia

Salud

El remedio está en las huertas sanandresanas

El uso tradicional de 28 especies para curar enfermedades como la diabetes y la hipertensión fue analizado en una investigación etnobotánica, a través de la cual se pretende recuperar el saber ancestral sobre las plantas medicinales en la isla de San Andrés. El estudio, que también se hará en Tumaco, recopila los efectos benéficos de las hierbas cultivadas por los raizales.

, 13.12.2014

Tradicionalmente los isleños destinan un lugar en el patio de su casa para cultivar plantas medicinales y de consumo alimenticio. - foto: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

Nata o achiote (Bixa orellana): además de disminuir los niveles de diabetes, es utilizada como astringente, antiséptico, antibacterial, antioxidante, purgante y desinflamatorio. Los habitantes de la isla utilizan su semilla deshidratada para tomarla como pastilla una vez al día.

Marjoram u orégano (Origanum vulgare): es utilizado en tratamientos de diabetes. Sus hojas son consumidas en infusión o masticadas 2 y 3 veces al día. Se considera espasmolítica, digestiva, expectorante, antiséptica, diurética, cicatrizante y analgésica.

Cow Foot o rabo de vaca (Bauhinia monandra): sus hojas son utilizadas por medio de cocción para disminuir los niveles de diabetes. Su otro uso es ornamental.

Sorossie o melón amargo (Mormondica charantia): utilizada para disminuir niveles de hipertensión y diabetes, los isleños realizan infusiones con sus hojas y las toman por una vez, día de por medio. También se usa para el reumatismo, reducción de niveles de ácido úrico, desinfectante, cicatrizante, entre otros.

Ran go dashala o damiana (Turnera ulmifolia): es utilizada para bajar los niveles de hipertensión. Sus hojas son hervidas en agua antes de beber la infusión. Solo tiene este uso medicinal.

John Charles no es el hijo de Nashalee Livingston, ni mucho menos su esposo. Cuando ella menciona ese nombre, se refiere a la planta que tiene sembrada en el solar de la casa de su mamá, con la que prepara un té para quitarle la gripa a su hija. También la recomienda cuando alguno de sus conocidos tiene la presión alta.

Nashalee ha pasado toda su vida en la isla de San Andrés y aunque vive en el centro, una parte del patio trasero de su casa siempre ha sido destinada al cultivo de diferentes tipos de plantas medicinales, que utiliza desde que su abuela le enseñó a plantarlas, cosecharlas y prepararlas dependiendo de la dolencia.

La huerta, uno de los lugares más importantes de la casa, está sembrada con limonaria, orégano, achiote, divina verbena, albahaca y planta santa. Para lograr esto, Nashalee compra las semillas o las obtiene de tallos o “piecitos” de otras huertas. De ahí toma todo lo necesario para el cuidado de su hija de cinco años. “Mi niña poco toca el hospital, gracias a Dios, pues siempre recurro a mis plantas. Cuando le duele el oído, paso orégano por el fuego y le pongo unas gotas del aceite que suelta; si se corta, le pongo red scalar o coralito para desinfectar”, comenta.

De su abuela aprendió que la santa se mastica con sal, el orégano se hace en infusión y también se mastica, y el John Charles, su preferida, se toma en té. También sabe que la divina verbena en té es “bendita” para limpiar la sangre y para problemas estomacales de los bebés.

Con el fin de rescatar ese conocimiento tradicional sobre el que se podrían pasar horas escuchando historias y aprendiendo de abuelas expertas en el tema, la UN realizó una investigación que documenta el uso cotidiano y tradicional de las plantas medicinales por parte de los isleños.

El propósito es recuperar el aprovechamiento ancestral de estas plantas para mitigar enfermedades de atención primaria en salud y otras mórbidas como diabetes, hipertensión arterial y problemas respiratorios, muy comunes en la región. 

Múltiples usos 

Los resultados de este estudio develaron el uso de 28 especies de plantas pertenecientes a 25 familias, que tradicionalmente son usadas para tratar los altos niveles de azúcar en la sangre.

El breadfruit, conocido también como pan de fruta, es una de ellas. Este árbol tradicional, con múltiples usos alimenticios por parte de las comunidades raizales, contiene propiedades medicinales que benefician a quienes padecen dicha enfermedad.

Según el estudio, el fruto contiene principios activos que benefician la cura de la diabetes, flavonoides (estructuras químicas o pigmentos de los vegetales con gran cantidad de antioxidantes) y una fuerte actividad citotóxica contra la leucemia en sus hojas.

Experimentos con ratas evidencian la disminución de los niveles de glucosa. También se conoce el alto uso de su savia en preparaciones medicinales, para lo cual se hierven sus hojas y se consumen en infusión.

Petter David Lowy, profesor del Departamento de Biología e investigador principal del estudio, destacó cinco especies que presentaron un uso significativo en la población para el tratamiento de esta afección.

“En nuestro análisis encontramos que el orégano, el nical, el achiote y el rabo de vaca, además del breadfruit, tienen una importancia no solo desde la tradición oral, sino también desde la ciencia, pues presentan componentes activos que contribuyen a disminuir los niveles de glucosa en la sangre”, aseguró el profesor.

Otras especies de menos uso, pero con propiedades medicinales, son guayaba, guanábana, melón amargo y almendro. 

Con ajo y limón 

En cuanto al tratamiento primario de la hipertensión, se encontró que estas comunidades hacen uso de 24 especies en las que se encuentran principalmente el ajo y el limón.

El acceso que las familias raizales tienen a diferentes remedios caseros les evita, en muchas ocasiones, los desplazamientos hasta los centros de salud en busca de atención médica, donde por su experiencia saben que están expuestos a demoras y mala atención por la alta demanda del servicio. Para los investigadores, el hecho de que los raizales tengan la solución a la mano es otra ventaja, pues beneficia a las personas desde el ámbito socioeconómico.

En el campo ambiental, conocer la importancia de estas plantas, su utilidad y potencial económico contribuye a valorarlas y conservarlas, así como a crear conciencia y cambios de actitud con respecto al cuidado de los recursos naturales.

Cabe anotar que desde la UN Sede Caribe se ha venido trabajando en programas de conservación por medio del Jardín Botánico, donde también se realizan investigaciones con plantas de importancia medicinal y se difunde su conocimiento. Además, se implementan viveros y actividades de reforestación para disminuir la amenaza de estas especies por la destrucción del bosque nativo.

El profesor Lowy explicó que el trabajo se basó en una comprobación técnico-científica y una metodología usada en Centroamérica, denominada Tramil. “Con este método validamos la información etnofarmacológica y analizamos resultados de manera cuantitativa para determinar cuáles plantas tienen más propiedades curativas”, aseguró el docente.

La información se obtuvo también gracias a las comunidades isleñas y a los raizales de La Loma y de San Luis, quienes compartieron sus saberes y tradiciones con la academia, agregó.

Esta metodología relaciona la frecuencia de uso y la importancia relativa, de manera que se puede medir el grado de consenso en el uso de determinada planta y la importancia que esta tiene dentro de la población.

Tramil busca que las comunidades hagan frente a sus problemas de salud, creando límites entre lo que es solo creencia y lo verdaderamente útil y eficaz.

Para el desarrollo de este trabajo fue importante la validación que dan los profesionales de la salud y la comunidad en general a las plantas como opción curativa y a las terapias naturistas. A raíz de estos resultados, se plantea un proyecto agroindustrial que incluya cultivo, cosecha, procesamiento y comercialización de plantas medicinales, con la implementación de una pequeña industria.

El orégano, el achiote y el rabo de vaca son las especies con más viabilidad para la implementación del plan de negocios dirigido al tratamiento de la diabetes y la hipertensión.

Por el contexto socioeconómico y ambiental de la isla, el método indicado para su industrialización es el secado y empaque, gracias a la poca inversión requerida en el proceso. 

Aplicaciones populares 

Al igual que el trabajo realizado por el profesor Lowy en San Andrés, el investigador Wilman Delgado, del Departamento de Química de la Sede Bogotá, trabaja en el laboratorio de productos naturales vegetales, donde realizan investigación fitoquímica y determinación de actividad biológica.

Su grupo de trabajo determinó que efectivamente algunos usos que tradicionalmente hacen diferentes sociedades de ciertas plantas tienen efectos medicinales. Por ejemplo, la nuez moscada, de la familia Myristicaceae, es utilizada como condimento. Comunidades indígenas de la Amazonia y la Orinoquia, entretanto, la incluyen en rituales mágicos y religiosos.

“Desde la ciencia se ha comprobado que esta nuez contiene sustancias alcaloides que funcionan como psicoactivos. Actualmente es de interés en el campo de las enfermedades neurodegenerativas, por lo cual se investigan futuras aplicaciones”, afirmó el profesor Delgado.

Asimismo se refirió al popularmente conocido pronto alivio (Lippia Alba), una verbena que comúnmente siembran las personas en sus jardines, sobre todo en tierra caliente. Estas plantas contienen monoterpenos, actividad biológica comprobada que funciona como esencia calmante o relajante y que comúnmente se le aplica a los pebeteros.

Otras especies aromáticas con actividades biológicas similares, según el experto, son las pertenecientes a la familia Lebiatáe, entre las que se encuentran la menta, la hierbabuena, el romero y el cidrón.

Ahora, con la nueva Sede Tumaco, la investigación realizada en San Andrés se traslada a esta región del Pacífico, donde el primer paso será investigar qué enfermedades existen allí y si las plantas que utilizan las comunidades afro tienen relación con las que se emplean en San Andrés.

Estas dos regiones, a pesar de estar distantes, guardan grandes coincidencias: las dos son islas, su primer nombre es San Andrés y sus festividades se celebran el mismo día, 30 de noviembre.

(Por: Víctor Manuel Holguín, Unimedios Bogotá
)
N.° 0

Otras noticias


El expresidente de Costa Rica se dirigió a la comunidad universitaria en el marco de la Escuela Internacional de Verano 2015 “Conectando a los mejores para la paz”, liderada por la Fundación Ceiba, el Ministerio de Educación y la UN. - fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Destacado UNPeriodico

agosto 08 de 2015

El reto es educar para la paz y con la paz

Construir una cultura de la democracia y la pedagogía, para forjar estudiantes...


Artes & Culturas

agosto 08 de 2015

Hablar español está de moda

La lengua de Cervantes está viviendo uno de los momentos de mayor auge...


Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen cabañas ecológicas.

Investigación & Creación

agosto 08 de 2015

30 días en la Universidad

Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen...


El Estado Islámico controla extensos territorios, en los que habitan unos 8 millones de habitantes. foto: pbs.org

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

La ideología del islam radical

ISIS revive en pleno siglo XXI las guerras que el profeta Mahoma y sus...


Por algo más de dos semanas, la población solo pudo disponer de retiros de 60 euros diarios. foto: vox.com

Economía & Organizaciones

agosto 08 de 2015

Del grexit a la nueva austeridad, dos voces en el camino griego

La tercera ayuda económica que recibe Grecia está supeditada a medidas...


"El trabajo con los estudiantes es el que me ha llenado más, después del trabajo con los pobres", escribió Camilo Torres. foto: Archivo Histórico UN.

Política & Sociedad

agosto 08 de 2015

Camilo Torres Restrepo, mucho más que un “cura guerrillero”

Al cumplirse 50 años de la muerte del capellán, profesor e investigador de la...


Las patentes pueden estimular la innovación, pero también afectar el costo de los medicamentos. - foto: archivo Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Colombia, ¿demasiado flexible en patentes de invención?

De las 2.417 patentes de invención solicitadas en el país en 2014, el 88 %...


Las aplicaciones para pedir servicios de transporte abundan en la red. foto: Catalina Torres/Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Uber y taxis amarillos, al límite de las innovaciones tecnológicas

La controversia por el servicio de taxis ofrecido a través de internet pone a...


Ilustración: Vanessa Tremain

Salud

agosto 08 de 2015

Las normas que le faltan a la eutanasia

A partir de la Resolución 1216 de 2015 del Ministerio de Salud, que determinó...