Escudo de la República de Colombia

Salud

Descontaminar aire de Bogotá evitaría 21.000 muertes en adultos

Kennedy sería la localidad más beneficiada si el Plan Decenal de Descontaminación de Bogotá 2010-2020 se aplicara de forma localizada y no homogénea como hasta ahora. Un estudio modificó la metodología en la que se basó dicha iniciativa; los resultados de sus estimaciones son más realistas y prometedores.

, 12.04.2014

Las metodologías actuales analizan la contaminación de Bogotá de forma homogénea, sin embargo las zonas cercanas a complejos industriales presentan más problemas. Foto: Víctor Manuel Hoguín/ Unimedios

En octubre de 2013, por primera vez, la Organización Mundial de la Salud confirmó un secreto a voces: la contaminación del aire es un agente cancerígeno para los humanos.


Tras analizar 109 monografías y 1.000 artículos científicos en los cinco continentes, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (iarc, por sus siglas en inglés) determinó que las partículas presentes en el aire, el llamado PM10 (polvo,  cenizas, hollín, cementos y metales menores a 10 micrómetros) y los gases sucios del transporte sí producen la letal enfermedad.

Aunque ya se sabía que este diminuto material aumenta los riesgos para una amplia gama de dolencias respiratorias y del corazón, los estudios indicaron que también se incrementaron los casos de cáncer debido a los creceintes niveles de exposición en algunas partes del mundo, especialmente en países de rápida industrialización con grandes poblaciones.

Por ejemplo, en el 2010 se registraron 223 mil muertes por cáncer de pulmón en el mundo, como resultado de la contaminación del aire. 

En el ámbito local 

Colombia no es ajena a esta situación. Bogotá es la sexta ciudad con más PM10 de América Latina. Precisamente, uno de los principales retos del Plan Decenal de Descontaminación del Aire de la capital, para el período 2010-2020, es reducir la emisión de partículas hacia los estándares aceptados por la norma colombiana, que es de 50 microgramos por metro cúbico anual (µg/m3).

Sin embargo, la actual metodología podría estar subestimando el impacto real del fenómeno, debido a que se toma a Bogotá como un todo y no se discrimina por zonas para establecer cuáles son las más vulnerables.

Para resolver este problema, Edison Yesid Ortiz, ingeniero químico de la Universidad Nacional de Colombia, modificó las mediciones que se aplican en Bogotá, retomando el trabajo previo realizado por el ingeniero Juan José Castillo de la Universidad de los Andes, que sirvió como base para establecer el citado Plan Decenal.

El objetivo era determinar cómo se favorecerían cada uno de los sectores del Distrito Capital si se disminuye la contaminación atmosférica. Para ello, analizó tanto las Unidades de Planeamiento Zonal (UPZ), subdivisión urbana que reúne varios barrios en Bogotá, y las localidades.

Según Ortiz, aunque en la capital las concentraciones de PM10 no han aumentado ni disminuido notablemente en los últimos años, sí existen lugares donde se exceden con frecuencia los límites permisibles establecidos por la legislación. De todas formas, en la mayor parte de la ciudad los niveles están por encima de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud. 

Cifras más reales 

Las estimaciones realizadas para el plan decenal concluyeron que si se cumpliera con la norma de mantener las emisiones de PM10 en 50 µg/m3, en una década se reducirían unas 13.000 muertes en mayores de 30 años. No obstante, la metodología aplicada por Ortiz, que se enfocó en estudios zonales, demostró que podrían evitarse 21.000 muertes en este mismo rango de edad.

En términos económicos, se obtendrían beneficios aproximadamente de 180 mil millones de pesos en los costos de enfermedad y más de 21,5 billones de pesos en mortalidad. Esto es cinco billones de pesos más que lo estimado por el Plan Decenal (alrededor de 16 billones).

Adicionalmente, se reducirían 12.000 hospitalizaciones por causas respiratorias en menores de 5 años, 900 muertes en menores de un año, 3.800 atenciones en salas de urgencias, 34.000 pacientes con Enfermedad Respiratoria Aguda (ERA) y 2.500 visitas a las unidades de cuidados intensivos. 

Más vida 

Para establecer los beneficios de la descontaminación por cada upz y cada localidad, el investigador analizó, desde el 2010 y cada hora, once estaciones de la red de monitoreo de calidad de aire de Bogotá. Así calculó la concentración de partículas de PM10 a nivel del suelo (niveles de inmisión) y trazó una línea temporal para la comparación.   

El cálculo consiste en hacer una proyección hasta el 2020, en la que los niveles de PM10 decrezcan, año tras año, y se ajusten a la norma de 50 µg/m3 promedio anual. A su vez, Ortiz explica que para caracterizar la población afectada empleó la distribución de población de la ciudad por UPZ y por género, de 2005 a 2015, disponible en la base de datos de la Secretaría Distrital de Planeación.

Adicionalmente, tomó información del DANE para calcular las fracciones por grupos de edad para el año 2015, proporción que no variaría en el tiempo hasta el 2020, según las tendencias demográficas de la ciudad.

La localidad más beneficiada con la reducción de PM10 sería Kennedy, pues se evitarían 4.700 muertes y se obtendría un ahorro de 4,6 billones de pesos. Una tendencia similar se observa en otras localidades (véase tabla Sectores más beneficiados).

El principal aporte de la metodología del ingeniero de la UN radica en que no se toma a Bogotá como una “caja”, donde todos respiran el mismo aire, sino que se analizan los datos de cada UPZ. Así se asigna a cada sector unos niveles de contaminación anual que son comparados con los mapas generados en los informes anuales de la Secretaría Distrital de Ambiente.

También se tuvo en cuenta la tasa de mortalidad por localidad y la población por grupo de edad en las UPZ. En cuanto a los datos epidemiológicos, se manejó un promedio para toda la ciudad, ya que la información, en su momento, no fue fácil de adquirir en forma desagregada.

Para afinar los resultados, hace falta mejorar la calidad de los datos que aportan los entes oficiales, por ejemplo, un censo actualizado, seccionar más la información y elaborar modelos de calidad de aire que representen mejor la distribución espacial de la contaminación en la ciudad, entre otros.

El estudio de la UN se constituye en una herramienta que dimensiona los beneficios que en la salud de la población tendría mejorar la calidad del aire.

(Por: Diana Manrique Horta, Unimedios
)
N.° 0

Otras noticias


El expresidente de Costa Rica se dirigió a la comunidad universitaria en el marco de la Escuela Internacional de Verano 2015 “Conectando a los mejores para la paz”, liderada por la Fundación Ceiba, el Ministerio de Educación y la UN. - fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Destacado UNPeriodico

agosto 08 de 2015

El reto es educar para la paz y con la paz

Construir una cultura de la democracia y la pedagogía, para forjar estudiantes...


Artes & Culturas

agosto 08 de 2015

Hablar español está de moda

La lengua de Cervantes está viviendo uno de los momentos de mayor auge...


Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen cabañas ecológicas.

Investigación & Creación

agosto 08 de 2015

30 días en la Universidad

Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen...


El Estado Islámico controla extensos territorios, en los que habitan unos 8 millones de habitantes. foto: pbs.org

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

La ideología del islam radical

ISIS revive en pleno siglo XXI las guerras que el profeta Mahoma y sus...


Por algo más de dos semanas, la población solo pudo disponer de retiros de 60 euros diarios. foto: vox.com

Economía & Organizaciones

agosto 08 de 2015

Del grexit a la nueva austeridad, dos voces en el camino griego

La tercera ayuda económica que recibe Grecia está supeditada a medidas...


"El trabajo con los estudiantes es el que me ha llenado más, después del trabajo con los pobres", escribió Camilo Torres. foto: Archivo Histórico UN.

Política & Sociedad

agosto 08 de 2015

Camilo Torres Restrepo, mucho más que un “cura guerrillero”

Al cumplirse 50 años de la muerte del capellán, profesor e investigador de la...


Las patentes pueden estimular la innovación, pero también afectar el costo de los medicamentos. - foto: archivo Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Colombia, ¿demasiado flexible en patentes de invención?

De las 2.417 patentes de invención solicitadas en el país en 2014, el 88 %...


Las aplicaciones para pedir servicios de transporte abundan en la red. foto: Catalina Torres/Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Uber y taxis amarillos, al límite de las innovaciones tecnológicas

La controversia por el servicio de taxis ofrecido a través de internet pone a...


Ilustración: Vanessa Tremain

Salud

agosto 08 de 2015

Las normas que le faltan a la eutanasia

A partir de la Resolución 1216 de 2015 del Ministerio de Salud, que determinó...