Escudo de la República de Colombia

Salud

Bromelias y guaduales, foco de virus como el chikunguña

Investigadores de la un encontraron que estas plantas constituyen criaderos naturales de insectos que transmiten el dengue, el chikunguña y la malaria. Con el cambio climático, la proliferación aumenta.

, 08.11.2014

Los guaduales también actúan como depósitos de agua en los que anidan vectores de endermedades virales. - FOTO: cortesía Juan David Suaza

La incidencia en Colombia de enfermedades como el dengue ha sido tradicionalmente relacionada con la propagación de mosquitos en depósitos de agua tan comunes como llantas abandonadas, tanques y otros recipientes.

No obstante, tanto en el país como en la región tropical de América, existe un alto desconocimiento del papel que juegan los criaderos naturales tipo fitotelmata (partes o restos de plantas que acumulan agua), en los ciclos reproductivos de estos insectos. Bromelias, guaduales y heliconias, en zonas como el Eje Cafetero, entre 800 y 2.500 metros sobre el nivel del mar, resultan ser los mayores focos de transmisión.

Estudios realizados por el Grupo de Investigación en Sistemática Molecular de la Universidad Nacional de Colombia, Sede Medellín, en asocio con el Centers for Disease Control and Prevention (CDC) y el Programa de Estudio y Control de Enfermedades Tropicales (Pecet) de la Universidad de Antioquia, han determinado el rol de estos criaderos en el ciclo de vida de especies como Aedes aegypti y Aedes albopictus.

La directora del grupo de investigación, Sandra Uribe Soto, explica que el trabajo se viene realizando desde 2007, cuando comenzaron a colectarse estas especies en 17 municipios de cinco departamentos de la región cafetera, como Anserma, Chinchiná, Jardín, Manizales, Quimbaya y Salento.

Ella señala que en Colombia los estudios se han enfocado principalmente en vectores de enfermedades como el dengue y la malaria, debido al grado de ocurrencia y a sus efectos en la salud.

Sin embargo, las transformaciones que se están dando con la expansión de la frontera agrícola y pecuaria, así como la migración de personas asociadas a esta región, están transformando los ecosistemas que favorecen las condiciones para la transmisión de enfermedades en las cuales los insectos actúan como vectores. “Dichos cambios propician la disponibilidad de sitios de cría y el contacto insecto-hospedero”, destaca la experta. 

Criaderos potenciales 

Por ser ampliamente selvática, Colombia tiene infinidad de ambientes potenciales para estos criaderos. Por eso, Juan David Suaza, estudiante de Doctorado en Ciencias Básicas Biomédicas e integrante del grupo, viajó a EE. UU. para formarse en la taxonomía de estos animales, junto al científico Charles Porter, del cdc, quien había realizado un estudio similar en Perú.

La primera tarea fue identificar los criaderos naturales de la zona para determinar cuáles mosquitos de interés médico se alojaban allí. “Encontramos dos plantas muy importantes: las bromelias (crecen comúnmente en los árboles, acumulan aguas lluvia y son fuente potencial para que las hembras pongan sus huevos) y los guaduales, muy comunes en la zona y usados en artesanías y construcción”, señala el investigador.

A estos se suman heliconias, cáscaras de cacao y otras plantas que acumulan agua y generan ambientes propicios para la propagación de vectores. Por ejemplo, los guaduales facilitan el contacto del hombre con insectos como el Aedes aegypti, responsable de transmitir el dengue y el chikunguña (reportado recientemente en la costa Caribe), así como otros dípteros transmisores de virus, menos conocidos, pero relevantes en la salud humana y animal.

Con base en mapas de cobertura vegetal, se determinó dónde había más guadua y se establecieron zonas de bosques conservados para realizar los muestreos. Los investigadores identificaron los criaderos, los georreferenciaron y recolectaron el agua contenida en ellos, con larvas y pupas que fueron llevadas a los laboratorios y criadas hasta una fase adulta.

El agua fue analizada para identificar propiedades como oxígeno o pH, con el fin de determinar si sus características también influyen en la presencia de algunas especies. Varios mosquitos adultos fueron llevados desde la zona, en tanques con nitrógeno líquido congelado, para rastrear los posibles virus mediante métodos moleculares. 

Sin precedentes 

Según Juan David Suaza, el análisis de las muestras ha sido abordado desde la caracterización taxonómica con base en la morfología (características anatómicas) y a nivel molecular, por lo que también se extrae el ADN para identificar de manera más precisa los organismos según los fragmentos de genes.

“Hallamos muchos del género Sabethes, (transmisores de arbovirus), de Wyeomyia, Anopheles (malaria), Aedes aegypti (dengue) y larvas que se alimentan de otras y que eventualmente podrían funcionar como controladores biológicos”, agrega Suaza.

No obstante, uno de los aportes de este trabajo es la actualización de los registros del género Sabethes, importante en la transmisión de virus como el de la fiebre amarilla o tipos de encefalitis. De estos, se colectaron un total de 1.589 individuos pertenecientes a la tribu Sabethini, representados por 618 machos y 971 hembras.

Nunca antes se había investigado este tipo de mosquitos en la zona cafetera. De hecho, no se sabía que estaban allí, señaló el investigador. “Encontramos que hay cinco o seis nuevos registros para Colombia y dos nuevas especies del género Trichoprosopon que vamos a describir para la ciencia”, agregó. 

Aumentan poblaciones 

Por su parte, Fernando Vallejo, doctor en Entomología, profesor de la Universidad de Caldas e integrante del equipo de investigación, aseguró que los virus evolutivamente han vivido a expensas de vectores, que a su vez se constituyen en medios de transporte para llegar finalmente al huésped vertebrado. “De ahí que estudios como estos sean tremendamente positivos para la sociedad”.

El académico asegura que los hallazgos también son evidencia de la relación entre el cambio climático y el aumento de poblaciones en zonas que antes eran templadas.

Cuando aumenta la temperatura, principal barrera para que los insectos lleguen a las ciudades de mayor altitud, estos se sienten más cómodos y se atreven a irrumpir en dichos lugares. Allí aprovechan su gran capacidad para colonizar y expandirse, lo cual incrementa las posibilidades de encontrarse con los humanos y por ende los casos de contagio.

En ese sentido encuentra preocupante que en la zona existen grandes subregistros de enfermedades como leishmaniasis, dengue y otras producidas por estos insectos. Solo en 2013 se reportaron 7.577 casos de leishmaniasis en la Región Andina y en la zona cafetera; por eso estudian los dípteros vectores de esta enfermedad.

La investigación pretende que autoridades ambientales, agropecuarias, centros de salud y las mismas comunidades tengan herramientas para la prevención y vigilancia entomológica.

Se han realizado capacitaciones en la región sobre cómo cortar las guaduas para evitar que se deposite el agua; también se ha abordado la importancia de eliminar las que han caído o tienen agujeros.

El estudio fue realizado con la colaboración del Centro de Investigaciones del Café (Cenicafé), que tiene estaciones experimentales para medir el clima en diferentes puntos.

(Por: Mónica Escobar Mesa, Unimedios Medellín
)
N.° 0

Otras noticias


El expresidente de Costa Rica se dirigió a la comunidad universitaria en el marco de la Escuela Internacional de Verano 2015 “Conectando a los mejores para la paz”, liderada por la Fundación Ceiba, el Ministerio de Educación y la UN. - fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Destacado UNPeriodico

agosto 08 de 2015

El reto es educar para la paz y con la paz

Construir una cultura de la democracia y la pedagogía, para forjar estudiantes...


Artes & Culturas

agosto 08 de 2015

Hablar español está de moda

La lengua de Cervantes está viviendo uno de los momentos de mayor auge...


Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen cabañas ecológicas.

Investigación & Creación

agosto 08 de 2015

30 días en la Universidad

Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen...


El Estado Islámico controla extensos territorios, en los que habitan unos 8 millones de habitantes. foto: pbs.org

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

La ideología del islam radical

ISIS revive en pleno siglo XXI las guerras que el profeta Mahoma y sus...


Por algo más de dos semanas, la población solo pudo disponer de retiros de 60 euros diarios. foto: vox.com

Economía & Organizaciones

agosto 08 de 2015

Del grexit a la nueva austeridad, dos voces en el camino griego

La tercera ayuda económica que recibe Grecia está supeditada a medidas...


"El trabajo con los estudiantes es el que me ha llenado más, después del trabajo con los pobres", escribió Camilo Torres. foto: Archivo Histórico UN.

Política & Sociedad

agosto 08 de 2015

Camilo Torres Restrepo, mucho más que un “cura guerrillero”

Al cumplirse 50 años de la muerte del capellán, profesor e investigador de la...


Las patentes pueden estimular la innovación, pero también afectar el costo de los medicamentos. - foto: archivo Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Colombia, ¿demasiado flexible en patentes de invención?

De las 2.417 patentes de invención solicitadas en el país en 2014, el 88 %...


Las aplicaciones para pedir servicios de transporte abundan en la red. foto: Catalina Torres/Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Uber y taxis amarillos, al límite de las innovaciones tecnológicas

La controversia por el servicio de taxis ofrecido a través de internet pone a...


Ilustración: Vanessa Tremain

Salud

agosto 08 de 2015

Las normas que le faltan a la eutanasia

A partir de la Resolución 1216 de 2015 del Ministerio de Salud, que determinó...