Escudo de la República de Colombia

Investigación & Creación

Avances en recuperación de parálisis facial

Al lesionar el nervio facial de una rata y hacerle seguimiento durante su recuperación, investigadores de la UN encontraron que, pese a la regeneración de las fibras nerviosas, una reorganización inadecuada de la corteza motora primaria en respuesta a la lesión puede generar dificultades para la recuperación de movimientos voluntarios de la cara.

, 08.02.2009

Víctor Manuel Holguín/Unimedios

A simple vista, hombres y ratas tienen poco en común. Sin embargo, ese animal que a una parte de los pobladores solo le produce asco y aversión constituye una de las fuentes principales de la ciencia para avanzar en el conocimiento de la estructura y funcionamiento del cuerpo humano y, por ende, en el tratamiento de algunas enfermedades.

Precisamente, de estos roedores se valieron investigadores del Grupo de Neurofisiología Comportamental de la Universidad Nacional de Colombia, en su exploración sobre la recuperación de la parálisis facial, un padecimiento que cada año afecta aproximadamente a 30 de cada 100 mil habitantes del país.
Este hallazgo confirma que neuronas diferentes de las de la corteza motora primaria pueden permitir la generación de movimientos rítmicos de las vibrisas (bigotes de las ratas). Es más, si se lesionara la corteza motora a una rata, seguiría moviéndolas, lo que se perdería en este caso es la capacidad de enfocar el movimiento sobre un objeto de peculiar interés.

Estos problemas de las células de la corteza motora pueden generar dificultades para la recuperación de movimientos voluntarios de la cara, cuando se sufren enfermedades como parálisis facial.

Por tanto, la comprensión de los mecanismos que subyacen a este proceso de cambio funcional en la corteza motora primaria sería un punto de partida para avanzar en el tratamiento de secuelas de neuropatías periféricas (enfermedades que cursan con daño transitorio o permanente de los nervios periféricos).

Es más, dado que en la corteza cerebral se integra continuamente información sensorial para la generación de comandos de movimiento, este conocimiento sería útil para el diseño de prótesis con sensibilidad y corrección de movimiento, para personas amputadas.

“Queríamos saber cómo se modifica, cuando ocurren lesiones de nervio periférico, la actividad y la estructura de las células de la corteza motora, pues en última instancia los comandos motores que generan ya no pueden lograr que los músculos se contraigan”, expresó la profesora Julieta Troncoso, investigadora y profesora de Biología de la Universidad Nacional.

Seguimiento
por cuatro semanas


Para llegar al hallazgo, los investigadores lesionaron las ramas del nervio facial que controlan el movimiento de las vibrisas. El batido rítmico de estas les permite a estos animales extraer información del entorno.

Después vino un trabajo de registro de la actividad de la corteza con electrodos, una especie de alambres que sirven para detectar cambios en el flujo de iones y, por ende, reflejan la actividad eléctrica de las células, lo que permite inferir cuál es su estado funcional.

“Las células nerviosas y musculares se caracterizan porque producen impulsos eléctricos, que les permiten transferir información a larga distancia a las neuronas y a las células musculares, coordinar la maquinaria molecular para que se produzca una contracción del músculo”, explicó Alejandro Múnera, profesor de Medicina de la UN y director del grupo de investigación.

Durante todo el proceso de recuperación, los investigadores hicieron un monitoreo de cómo se comporta el cerebro de los roedores una vez lesionado y después de la lesión.

A las 4 semanas de la lesión nerviosa, la actividad muscular y el movimiento de las vibrisas se recuperan ostensiblemente. Lo extraño en este caso fue que las células de la corteza motora primaria, que son las que comandan el movimiento, no logran recuperar el estado funcional previo a la lesión.


“Aparentemente lo que la corteza motora hace es comandar movimientos de las vibrisas dirigidos a obtener información muy fina, muy delicada. Como cuando uno explora una textura con los dedos y necesita precisión en el movimiento”, dijo Troncoso.

El retardo en la recuperación funcional de la corteza cerebral podría ser la causa de algunos de los problemas que surgen tras la recuperación de lesiones en los nervios periféricos.

Células
en movimiento


El estudio se realizó pensando en la gente que sufre parálisis facial periférica, por daño del nervio facial. Esta se origina, con mayor frecuencia, por causas desconocidas y, eventualmente, por enfermedades que ataquen al
nervio, que dañen sus vasos, o que produzcan comprensión, por ejemplo tumores. También puede producirse por accidentes.

En un 60%, las personas que padecen la enfermedad se recuperan completamente. Sin embargo, en un 40%, la recuperación tiene problemas por varias razones: porque los nervios al volver a crecer no se conecten de manera perfecta o (de acuerdo con el planteamiento de los investigadores) porque las neuronas de la corteza motora que comandan a las que se enfermaron (las motoneuronas), se reorganizan de forma inadecuada.

“Cuando una persona se lesiona el nervio facial, pueden suceder varias cosas: como es un nervio periférico, se regenera; sin embargo, cuando las fibras nerviosas se recuperan puede que se conecten con el mismo músculo que inervaban antes de la lesión, pero a veces no inervan el músculo correcto y se producen secuelas permanentes. Pero aunque la regeneración sea exitosa, las alteraciones funcionales de la corteza motora también pueden provocar secuelas permanentes”, indicó el profesor Múnera.

Como agregó Troncoso, esta investigación de la corteza motora cuando hay una lesión de un nervio periférico permite saber cómo son las modificaciones que ocurren en ésta, lo cual permitiría a largo plazo avanzar en el tratamiento de la enfermedad.

Soporte
para avances


Algunos movimientos de los bigotes de las ratas son similares a los de los seres humanos cuando se quieren tocar objetos, pues en el caso de los hombres, algunos movimientos voluntarios son para conocer la textura de las cosas y su conformación tridimensional.

Hay muchos a quienes se les dañan los nervios motores o sensoriales del brazo. “Entonces, la función de conocer tridimensionalmente las cosas se ve comprometida. Nuestro estudio también sirve para entender ese funcionamiento”, dijo el profesor Múnera.

Así mismo, serviría para diseñar prótesis para personas amputadas. Hoy, éstas son capaces de entender comandos en la corteza motora y moverse, pero no de tener sensibilidad y corregir los movimientos. “Se podría recibir información sensorial a través de esa mano mecánica, enviarla al cerebro y que este haga una integración sensorio–motora, de tal modo que ajuste ese movimiento a lo que está tocando en cada momento”, explicó Troncoso.

El estudio constituye un primer paso, clave, para llegar a logros de este tipo. Mientras tanto, con las ratas se continuará avanzando para identificar esas células que de manera indirecta influyen en la recuperación del movimiento.

(Por: Magda Páez Torres, Unimedios
)
N.° 0

Otras noticias


El expresidente de Costa Rica se dirigió a la comunidad universitaria en el marco de la Escuela Internacional de Verano 2015 “Conectando a los mejores para la paz”, liderada por la Fundación Ceiba, el Ministerio de Educación y la UN. - fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Destacado UNPeriodico

agosto 08 de 2015

El reto es educar para la paz y con la paz

Construir una cultura de la democracia y la pedagogía, para forjar estudiantes...


Artes & Culturas

agosto 08 de 2015

Hablar español está de moda

La lengua de Cervantes está viviendo uno de los momentos de mayor auge...


Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen cabañas ecológicas.

Investigación & Creación

agosto 08 de 2015

30 días en la Universidad

Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen...


El Estado Islámico controla extensos territorios, en los que habitan unos 8 millones de habitantes. foto: pbs.org

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

La ideología del islam radical

ISIS revive en pleno siglo XXI las guerras que el profeta Mahoma y sus...


Por algo más de dos semanas, la población solo pudo disponer de retiros de 60 euros diarios. foto: vox.com

Economía & Organizaciones

agosto 08 de 2015

Del grexit a la nueva austeridad, dos voces en el camino griego

La tercera ayuda económica que recibe Grecia está supeditada a medidas...


"El trabajo con los estudiantes es el que me ha llenado más, después del trabajo con los pobres", escribió Camilo Torres. foto: Archivo Histórico UN.

Política & Sociedad

agosto 08 de 2015

Camilo Torres Restrepo, mucho más que un “cura guerrillero”

Al cumplirse 50 años de la muerte del capellán, profesor e investigador de la...


Las patentes pueden estimular la innovación, pero también afectar el costo de los medicamentos. - foto: archivo Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Colombia, ¿demasiado flexible en patentes de invención?

De las 2.417 patentes de invención solicitadas en el país en 2014, el 88 %...


Las aplicaciones para pedir servicios de transporte abundan en la red. foto: Catalina Torres/Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Uber y taxis amarillos, al límite de las innovaciones tecnológicas

La controversia por el servicio de taxis ofrecido a través de internet pone a...


Ilustración: Vanessa Tremain

Salud

agosto 08 de 2015

Las normas que le faltan a la eutanasia

A partir de la Resolución 1216 de 2015 del Ministerio de Salud, que determinó...