Escudo de la República de Colombia

Medio Ambiente

Arsénico pone en peligro acuíferos en Santurbán

Debido a que en esta zona de páramo las rocas son muy fracturadas, al excavar o hacer exploración minera en busca de oro se libera de manera natural arsénico, un compuesto tóxico que al llegar a los acuíferos forma aguas ácidas. Esto representa una amenaza para las reservas subterráneas de las que dependen 2 millones de personas.

, 10.05.2014

El verdadero oro del país es el agua. La riqueza de especies es quizá el patrimonio más importante que tiene Colombia, dice el biólogo Gonzalo Andrade. - Fotos: cortesía Ana Blanco Suárez

Los frailejones son reguladores hídricos muy eficientes.

Fotos: cortesía Carlos Barriga

Los cóndores, las puyas y una especie de frailejón se encuentran amenazados.

Foto: tomada de www.imagexia.com

Aproximadamente el 50% de los páramos del mundo están en Colombia y el 70% de la población del país vive del recurso hídrico que producen estas frágiles y magníficas "fábricas de agua". Sin embargo, podrían convertirse en ruinas muy pronto, por fenómenos como la minería.

Gonzalo Andrade, biólogo y docente del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia, indica que conseguir resultados que contrarresten esta situación requiere una verdadera política de Estado, más que una de Gobierno que no ofrezca continuidad. Por su parte, el geólogo de la U.N. Julio Fierro Morales afirma que es necesario que la fiscalización no quede como letra muerta.

El informe “Minería en Colombia: fundamentos para superar el modelo extractivista”, de la Contraloría General de la República establece que  parte del problema radica en que diferentes actividades mineras (legales, ilegales, a cielo abierto y subterráneas), en muchos casos, se llevan a cabo en ecosistemas estratégicos para la conservación ambiental, como páramos, bosques, humedales, ríos, zonas de inundación, selvas y zonas de nacimiento de aguas y de recargas de acuíferos.

Debido a que no son objeto de un control riguroso por parte de las entidades ambientales y territoriales, la exploración y explotación minera llevan a la pérdida de áreas para la preservación del ambiente y la vida de los habitantes y ocasionan un grave impacto en el agua, el aire, el suelo, el paisaje y la biodiversidad.

Esto, sin contar que por considerarse actividades “de utilidad pública e interés social” (como se plantea en el Código de Minas) ocasionan conflictos sociales, dado que ciertas entidades estatales las privilegian sobre los derechos fundamentales de las comunidades, según lo planteado por la Contraloría. 

Santurbán, ejemplo emblemático 

Ante la magnitud y el impacto del tema, investigadores de la UN mostraron una radiografía general del país en cuanto a la minería, a través del documental de la Escuela de Cine y Televisión Lo que la tierra no perdona, dirigido por el profesor Alberto Amaya, con el apoyo de la Facultad de Artes y la Vicerrectoría de Investigación de la Institución.

Entre los casos abordados se cuenta el del páramo de Santurbán, ubicado entre los departamentos de Santander y Norte de Santander. El profesor Carlos Barriga presentó una visión inicial en el fragmento denominado “Santurbán: las vetas del agua” y luego amplió la mirada en Santurbán: lo que la tierra no perdona, un documental de 66 minutos.

En la búsqueda de respuestas, encontró que este ecosistema, con sus 150.000 hectáreas de páramo, 78 lagunas de origen glaciar y el nacimiento de más de 400 riachuelos de agua dulce, reunía la complejidad del problema del agua en todas sus aristas (ambiental, social, cultural y económica), al contraponer la explotación minera del oro a la riqueza natural y ecosistémica de la nación.

Durante más de un año el equipo de producción realizó negociaciones con la comunidad y fue ganando su confianza. Así, en sus recorridos consiguió hablar con diferentes alcaldes, pobladores, académicos, organizaciones, pequeños mineros y representantes de empresas transnacionales.

Entre sus hallazgos, el cineasta identificó 80 organizaciones que han generado una dinámica de conciencia sobre la importancia del agua. Según él, las marchas llevadas a cabo en Bucaramanga –capital de Santander y una de las ciudades afectadas– se cuentan entre las mayores manifestaciones en Latinoamérica que consiguieron poner en jaque a organismos de control ambiental.

Con el rechazo de la ciudadanía se frenaron las pretensiones de una licencia ambiental que la multinacional canadiense GreyStar (ahora denominada Eco Oro) buscaba para su proyecto llamado “Angostura de exploración minera a cielo abierto en el complejo paramuno de Jurisdicciones-Santurbán-Berlín”. Con este se esperaba una producción de oro de 7,7 millones de onzas (durante los 15 años de vida útil del yacimiento), con un promedio de 511.000 onzas (16 toneladas) por año.

Se trata de una cifra importante en el contexto del Plan Nacional para el Desarrollo Minero (visión al año 2019), que proyectaba cuadruplicar las exportaciones auríferas con respecto a la producción que se tenía. No obstante, Guillermo Rudas, quien fuera consultor del Consejo Nacional de Planeación, demostró que para el 2009 las exenciones tributarias al sector minero (como en el caso
del oro) fueron mayores que las regalías. 

Agua y oro, ¿incompatibles? 

Al suspender la posibilidad de la licencia para este proyecto, la estrategia fue cambiar el nombre de la compañía  y el tipo de minería, que pasó de exploración a cielo abierto a subterránea. Sin embargo, esto último no elimina la amenaza, por cuanto en esta zona las rocas son muy fracturadas, señala el ingeniero Gonzalo Peña, docente de la Universidad Industrial de Santander (UIS).

El páramo, que está lleno de fisuras y huecos, funciona como una esponja: “En invierno almacena agua y, cuando no llueve, se drena lentamente y alimenta quebradas y ríos”, dice Peña. De hecho, el 80% del agua dulce que existe en el planeta es subterránea.

Por esta razón, cuando dentro de la fase de exploración, que en el país no cuenta con licenciamiento ni legislación, se realizan excavaciones, se forman aguas ácidas, producto de la puesta en contacto de todos los minerales con el medioambiente. En el caso del oro, dichos minerales están asociados a dos compuestos: piritas (contienen azufre y hierro) y arsenopiritas (contienen arsénico, un producto muy contaminante que está en proporción de 30 a 40 gramos por cada gramo de oro).

Al hacer cálculos, el profesor Peña refiere que habría unos 80.000 millones de gramos de arsénico que saldrían solo de la mina Angostura. Dado que este elemento se disuelve fácilmente en el agua y es muy tóxico, el peligro es que este líquido, usado también en agricultura, llegue a las personas.

El otro problema es que, por reacciones biológicas, los grupos de azufre presentes forman ácido sulfhídrico (que es corrosivo y tóxico) y ácido sulfúrico. Estos dos compuestos bajan el pH al agua hasta valores cercanos a 1,5; así, es imposible que sobreviva alguna especie animal o vegetal. Adicionalmente no existe un manejo de los pasivos ambientales para resarcir los daños.

Hay que contemplar también el riesgo del mercurio, cuyo uso comienza a disminuir en el país, y el de cianuro, un veneno tóxico que se utiliza en forma de aspersión y cuenta con una rara capacidad para disolver el oro. Este último fue prohibido en Europa, pero en Colombia se usa de forma masiva. A esto se suma el uso de la dinamita para poder sacar el mineral de oro, que al emitir gases nitrosos contribuye con la contaminación a través de las lluvias ácidas.

En este sentido, es necesario ver este ecosistema en su integralidad: “El páramo no es una cota –como pretende el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible– sino una unidad”, dice Peña. Por su parte Julio Fierro complementa que sin el bosque altoandino, el páramo ya no es más páramo.

“Aunque desde el Estado se asegure lo contrario, la gran minería sí causa daños”, enfatiza el profesor Gregorio Mesa Cuadros de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales de la UN. 

Avances recientes y saldos pendientes 

Si bien es cierto que el Minambiente, en cabeza de su actual jefe de cartera Luz Helena Sarmiento, acaba de presentar la delimitación del páramo de Santurbán, con el apoyo del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, pasando de 11.700 hectáreas protegidas a 44.000, aún no se sabe qué pasa con la totalidad del páramo que tiene 150.000 hectáreas, área en la que cabría hasta 10 veces la ciudad de Bucaramanga. No obstante, de acuerdo con Gonzalo Andrade, además de que el páramo no es una cota, no existen criterios claros para haber definido dicha cifra de delimitación.

En este contexto, si la principal amenaza que tiene el país es la minería, como lo señala la ministra de Ambiente, valdría la pena preguntarse ¿por qué aún se continúan privilegiando estos megaproyectos y la locomotora minera sigue vigente? Por lo menos así lo evidencia el Conpes 3762 que da los lineamientos de política para el desarrollo de proyectos de interés nacional y estratégicos.

Se hace necesario, como propone Luis Jorge Garay, coordinador de los trabajos de investigación de la Contraloría sobre minería, tener en cuenta que este sector es un macrosistema y no una actividad cualquiera, que se debe abordar desde un análisis sistémico en vez de aislado. También es imprescindible continuar trabajando en la legislación, para no seguir bajo el imperio del Código de Minas que, según Garay, “es un marco legal que favorece los intereses de los privados y recorta drásticamente las funciones del Estado para el seguimiento y fiscalización de la minería, a través de una tendencia perniciosa”.

(Por: Sandra Uribe Pérez, Unimedios
)
N.° 0

Otras noticias


El expresidente de Costa Rica se dirigió a la comunidad universitaria en el marco de la Escuela Internacional de Verano 2015 “Conectando a los mejores para la paz”, liderada por la Fundación Ceiba, el Ministerio de Educación y la UN. - fotos: Víctor Manuel Holguín/Unimedios

Destacado UNPeriodico

agosto 08 de 2015

El reto es educar para la paz y con la paz

Construir una cultura de la democracia y la pedagogía, para forjar estudiantes...


Artes & Culturas

agosto 08 de 2015

Hablar español está de moda

La lengua de Cervantes está viviendo uno de los momentos de mayor auge...


Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen cabañas ecológicas.

Investigación & Creación

agosto 08 de 2015

30 días en la Universidad

Bogotá. Con barras de madera y materiales metálicos reciclados construyen...


El Estado Islámico controla extensos territorios, en los que habitan unos 8 millones de habitantes. foto: pbs.org

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

La ideología del islam radical

ISIS revive en pleno siglo XXI las guerras que el profeta Mahoma y sus...


Por algo más de dos semanas, la población solo pudo disponer de retiros de 60 euros diarios. foto: vox.com

Economía & Organizaciones

agosto 08 de 2015

Del grexit a la nueva austeridad, dos voces en el camino griego

La tercera ayuda económica que recibe Grecia está supeditada a medidas...


"El trabajo con los estudiantes es el que me ha llenado más, después del trabajo con los pobres", escribió Camilo Torres. foto: Archivo Histórico UN.

Política & Sociedad

agosto 08 de 2015

Camilo Torres Restrepo, mucho más que un “cura guerrillero”

Al cumplirse 50 años de la muerte del capellán, profesor e investigador de la...


Las patentes pueden estimular la innovación, pero también afectar el costo de los medicamentos. - foto: archivo Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Colombia, ¿demasiado flexible en patentes de invención?

De las 2.417 patentes de invención solicitadas en el país en 2014, el 88 %...


Las aplicaciones para pedir servicios de transporte abundan en la red. foto: Catalina Torres/Unimedios

Ciencia & Tecnología

agosto 08 de 2015

Uber y taxis amarillos, al límite de las innovaciones tecnológicas

La controversia por el servicio de taxis ofrecido a través de internet pone a...


Ilustración: Vanessa Tremain

Salud

agosto 08 de 2015

Las normas que le faltan a la eutanasia

A partir de la Resolución 1216 de 2015 del Ministerio de Salud, que determinó...